Mercantes españoles en ayuda de Rommel

Sin respuestas
Stephen-Maturin
Imagen de Stephen-Maturin
Desconectado
Prefecto de Caballeria
Desde: 24 Mayo 2010

-

 

Durante la SGM España mantuvo una actitud un poco ambigua, siendo teóricamente un país

neutral se declaró al inicio de la guerra como no beligerante, durante esta época sus simpatías hacia

Alemania eran claras e indirectamente de una manera mas o menos encubierta se le facilitó alguna

ayuda, siempre poca en función de las penurias que tenia la España de la época en la que faltaba lo

mas elemental, en este marco podemos colocar una serie de barcos mercantes que bajo pabellón

español navegaron al servicio del Reich, el cual indirectamente era su propietario, este pequeño relato

quiere ser una pequeña recopilación de esta poco conocida historia y que curiosamente fue de gran

ayuda al Afrikakorps de Rommel para la que transporto un considerable tonelaje de suministros.

 

 

                         Operación HETZE

 

 

En 1941 las tropas de Rommel en Africa necesitaban una gran cantidad de suministros para

mantener su avance, combustible, municiones, recambios y comida eran fundamentales para poder

seguir combatiendo, la llegada regular de este suministro era fundamental para el desarrollo de las

operaciones en tierra, sin embargo los británicos desde sus bases de Malta y Alejandría estaban

causando unas elevadas pérdidas a los mercantes italianos que realizaban el transporte, el gran

problema no solo eran los suministros que se perdían y terminaban en el fondo del mar, casi mas

importante era la elevada pérdida de buques que no podían ser sustituidos por los astilleros italianos lo

que ponía en peligro la continuación de las operaciones de Rommel, en esas condiciones se pensó

como una posible solución en la adquisición de buques mercantes españoles que navegando bajo

bandera neutral pudieran compensar estas pérdidas.

 

Para poder realizar esta operación se recurrió al conglomerado de empresas alemanas

SOFINDUS, que bajo la dirección de Johannes Bernhardt, este aprovechando sus buenos contactos con

las autoridades españolas consiguió de la Subsecretaría de Marina Mercante los permisos para el

transporte de mineral de hierro entre Sagunto y Marsella, se comprometía que los buques que hicieran el

y transporte en el viaje de regreso llevarían una cargamento de fertilizantes de los que España estaba

muy necesitada, para poder realizar esta operación era necesario el trasladar una serie de pequeños

vapores desde el Cantábrico hasta el Mediterráneo.

 

Una vez conseguida la promesa de que se darían los permisos se debía crear una sociedad para

ello, así paso a formarse la empresa COMERCIAL MARITIMA DE TRANSPORTES, mas conocida como

TRANSCOMAR, esta empresa estaba constituida con capital alemán procedente de América de Sur

aunque oficialmente era una empresa española al figurar como propietarios una serie de ciudadanos

españoles que hacían de hombres de paja.

 

Inicialmente se adquirieron cinco barcos, cifra que después se aumentaría con cinco mas hasta

llegar a diez buques. EL primer problema era hacerlos pasar al Mediterráneo sin despertar las sospechas

de la base británica de Gibraltar que controlaba el paso del estrecho, para ello se probo a trasladar la

noche del 20/11/1940 aprovechando la luna nueva un primer buque, cosa que se consiguió sin

problemas, tras este primer éxito inicial se envió el resto de barcos, unos siguieron por la costa norte de

Africa hasta Trípoli mientras que otros se dirigieron a Valencia donde siguiendo el plan inicial

embarcaron mineral de hierro que finalmente se envió a Génova donde quedaron a disposición de las

autoridades alemanas.

 

Estos barcos que seguían manteniendo el pabellón español y su tripulación española, aunque

esta se complemento con algunos tripulantes alemanes, y posteriormente el algunos casos la tripulación

alemana llegó a ser mayoritaria, cosa esta que no estaba permitida por los acuerdos internacionales

de neutralidad. El destino de estos pequeños mercantes era la zona del Mar Egeo, su misión era llevar

suministros formados mayoritariamente por municiones, recambios de vehículo y aviación y comida

enlatada a las guarniciones de algunas islas y mayoritariamente a las tropas alemanes del Afrikakorps.

Los británicos que no interceptaron el paso de estos primeros diez vapores se dieron cuenta que

los mismos se dirigían hacia Grecia donde se les perdía la pista, sospechando su destino se propusieron

no permitir el paso por el estrecho en dirección este de mas cargueros españoles de unas 500 TRB.

como los anteriores, interceptando el paso de los mismos.

 

El destino de estos primeros diez mercantes fue el siguiente:

 

OSTIA Este pequeño carguero botado en 1905 y de 358 TRB fue la primera víctima entre los

mencionados cargueros españoles, el día 20/11/1942,, navegaba en un pequeño convoy con el

mercante de cabotaje italiano Tripolino escoltados ambos por el torpedero de la RM Circe, fueron

descubiertos por la aviación británica que los estuvo acosando, el primero en ser alcanzado fue el

carguero italiano, a la mañana siguiente el vapor español navegando a unas 35 mn al NE de Tobruck

fue alcanzado por un torpedo lanzado por un Beaufort del 47 escuadrón lo que provocó que

estallaran las municiones que transportaba hundiéndose rápidamente.

 

SAN ISIDRO LABRADOR Este pequeño vapor de 253 TRB botado en 1904 cuando navegaba cerca de

la isla Griega de Kythnos fue torpedeado el 04/04/1943 por el submarino griego KATSONIS

 

 

 

 

SAN EDUARDO Vapor de 300 TRB botado en 1917 fue hundido por la aviación británica el 09/05/1943

cuando navegaba cerca de la isla griega de Seriphos.

 

ISORA Vetusto vapor del 318 TRB dotado de una máquina de triple expansión en mal estado que no le

permitía pasar de 6 nudos desde 06/1942 hasta el 25/07/1943 en que cañoneado y hundido por el

submarino británico HMS UNSPARING estuvo realizando viajes entre Creta y Tobruck

 

VICENTE Viejo vapor de 533 TRB botado en 1899 fue hundido por la aviación aliada el 01/10/1943 en el

Egeo.

 

 

 

 

ADEJE Vapor de 259 TRB botado en 1919 resulto hundido el 22/11/1943 cerca de la isla de Naxos en el

Egeo al colisionar con una mina colocada por el submarino británico HSM TORBAY

 

 

 

 

REAMUR Antiguo TERCIO DE MONTEJURRA español, vapor de 552 TRB botado en 1919, mientras

navegaba el 06/06/1944 por el canal de Doro entre las islas de Andros y Skiros fue atacado por el

submarino británico HMS SICKLE que le lanzó tres torpedos dos de los cuales le alcanzaron provocando

su rápido hundimiento, anteriormente el 29/05/1943 cuando navegaba bajo el nombre de RIGEL fue

atacado por el submarino griego KATSONIS que le disparo varios cañonazos alcanzándolo pero sin llegar

a hundirlo, también le lanzo dos torpedos que no le alcanzaron.

 

SAN JUAN II Vapor de 552 TRB botado en 1919 en Cádiz y que navegaba bajo en nombre de SUZANNE

el 14/07/1944 se encontraba fondeado junto con un patrullero italiano en la bahía de Livadia en la isla

del Tilos en el mar Egeo, el submarino británico HMS VIVID penetró en la bahía y a las 10:16 lanzo dos

torpedos sobre el vapor español alcanzándolo con uno de ellos lo que provocó su rápido hundimiento.

El submarino británico logró escapar a pesar del ataque del patrullero italiano que lanzó sobre el mismo

varias cargas de profundidad.

 

MARIA AMALIA Vapor de 794 TRB botado en 1918, los alemanes le cambiaron el nombre en 1943 por

el de KERTSH y posteriormente de le volvió a cambiar por MARGUERITE, se hundió el 13/10/1944 al chocar

con una mina cerca de Argostoli en aguas de Creta

 

CELSIUS Este vapor de 338 TRB fue el único de estos diez vapores españoles que sobrevivió a la guerra.

 

En conjunto este grupo de pequeños vapores prestaron grandes servicios a los alemanes, solo

en su primer año de servicio se calcula que transportaron unas 125.000 toneladas de suministros al

Afrikakorps de Rommel.

 

Sin embargo en 1942 la necesidad de mercantes en el Mediterráneo seguía aumentando por lo

que los alemanes en vista del éxito obtenido en la primera operación decidieron seguir utilizando

buques españoles, había dos opciones comprarlos y hacerlos navegar bajo bandera alemana o bien

seguir manteniendo la bandera española lo que representaba algunas ventajas por lo que optó por

esta solución.

 

Con el fin de obtener los barcos se decidió en esta ocasión el adquirir una naviera española, a

tal fin la naviera alemana Neptun de Bremen adquirió por mediación de un testaferro español el 50%

de las acciones de la COMPAÑIA NAVIERA LEVANTINA, esta tras estar bajo el control alemán se puso

rápidamente a adquirir varios mercantes daneses y noruegos que estaban refugiados en puertos del

levante español, de esta manera se formo una pequeña flota de ocho mercantes que bajo bandera

española estuvieron navegando por las aguas de Italia, Grecia y Libia para los alemanes, sin embargo

los británicos no tardaron en darse cuenta de ello y detuvieron a varios de ellos creando diversos

incidentes diplomáticos.

 

También se llego a pensar en adquirir algún barco para que bajo la protección de la bandera

española rompiera el bloqueo aliado y viajara al extremo oriente para traer un cargamento de caucho,

pero la operación no llegó a finalmente a realizarse.

 

Los británicos alertados por todas estas operaciones presentaron fuertes protestas diplomáticas

amenazando con retirar los navicerts a la totalidad de la flota española, ante esta situación las

autoridades españolas y frente a la ilegalidad de las operaciones realizadas, las fuertes protestas

diplomáticas británicas y la merma que representaba la pérdida de estos buques a la menguada flota

mercante española se tomo la decisión de finalizar estas operaciones, pero aún se ofreció a los

alemanes la posibilidad de adquirir mediante testaferros de la naviera bilbaína BACHI propietaria de

seis buques BARTOLO de 3124 TRB, JUAN DE ASTIGARRAGA de 3561 TRB, BACHI de 3091 TRB, KAUDI de

3153 TRB, MANUCHI de 3119 TRB y TOM de 3056 TRB, cuatro de estos buques pasaron a operar en el

Mediterráneo navegando al servicio de los alemanes bajo bandera española donde dos ellos resultaron

hundidos.

 

JUAN DE ASTIGARRAGA Vapor de 3561 TRB resultó hundido el 26/02/1943 torpedeado por el submarino

británico HMS TORBAY a una milla de cabo Mele cerca de Génova con 4 muertos y 22 supervivientes,

llevaba un cargamento de naranjas desde Valencia a Génova.

 

BARTOLO Vapor de 3124 TRB fue torpedeado y hundido por el submarino británico HMS TAURUS . En un

primer ataque, el submarino disparó cuatro torpedos que fallaron. Dos horas después lanzó dos

torpedos, uno de los cuales dio en el blanco y hundió al vapor español, con el resultado de 8 muertos y

22 supervivientes.

http://

 

 

 

 

 

 

Además de las medidas tomadas por los británicos, indicadas de protestas diplomáticas y

ataques a los buques bajo bandera española, se tomó otra medida para evitar que buques españoles

pasaran a navegar para los alemanes, la medida era sencilla adelantarse a los estos y adquirir ellos los

buques españoles, para ello se necesitaba una fuerte inversión económica de la que no disponía el

Ministerio de la Guerra Económica, para solucionarlo Hugh Ellis-Rees agregado financiero de la

embajada británica en España se le ocurrió solicitar un préstamo al financiero mallorquín Juan March,

este con su habitual instinto para los negocios vio una posibilidad de hacer uno bueno con los

británicos, por lo que procedió a realizar el citado préstamo que posteriormente se aumento hasta los

dos millones de libras, facilitando incluso Juan March una de sus navieras para realizar las operaciones,

como compensación los británicos se comprometían a pagarle en oro al finalizar la guerra, como

preveía que al finalizar la guerra se devaluarían las monedas de los países beligerantes aceptó

pensando en un negocio adicional, mantuvo este depósito en oro hasta 1954 en que procedió a su

venta con grandes beneficios, pero los británicos también obtuvieron los resultados que buscaban con

la operación.

 

Estos hechos son solo un pequeño grano de arena en el conjunto de hechos que fue la SGM, sin

embargo tiene el valor de hacernos ver que esta no solamente fueron las grandes batallas, también

existían estas pequeñas operaciones que realizadas entre bastidores y que tuvieron su importancia en el

desarrollo de los acontecimientos, sin la ayuda de estos mercantes españoles posiblemente Rommel

hubiera tenido más problemas de suministros y aunque no sabemos hasta qué punto esto hubiera

podido influir en sus operaciones es seguro que la falta esos suministros se hubiese notado . Tampoco

hay que olvidar a esos marinos españoles que simplemente realizando su trabajo en los barcos

teóricamente neutrales de su país se vieron envueltos en la guerra si ser participes de la misma, lo que

costó la vida a unos cuantos, para ellos nuestro recuerdo.

 

 

Este tema tambien esta publicado en la web.

FUENTES:

La guerra secreta de Franco 1939-1945 de Manuel Ros Agudo

http://www.vidamaritima.com

http://www.uboat.net/

http://www.u-historia.com/