V Centenario de Jeronimo Zurita

3 respuestas [Último envío]
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

Hoy se conmemora el V centenario del nacimiento de D.Jeronimo Zurita Castro.

Zurita fué el primer cronista de Aragón y escrupuloso historiador , nace en Zaragoza el 4 de Diciembre de 1512 y muere el 3 de noviembre de 1580 se enterró en el monasterio de los Jeronimos de Santa Engracia en Zaragoza.

Su obra mas importante fueron los Anales de Aragón, en 1562 se imprimió la primera parte ,trabajó también la documentación del archivo real situado en Barcelona, sus tareas y recopilaciones abarcan los reinados de Fernando el Catolico , Carlos V y parte de Felipe II , todas sus obras las fué contrastando con minuciosidad, coleccionando una importante biblioteca que deja a su muerte en la cartuja de Aula Dei , parte importante fué requisada en aras a su "conservación" por el Conde Duque Olivares y desperdigada posteriormente a lo largo de los siglos .

Esta es una breve descripción de su vida , en este enlace hay mas información sobre este erudito aragonés.

http://www2.uah.es/imagines_cilii/Anticuarios/Textos/zurita.htm

Flavius Stilicho
Imagen de Flavius Stilicho
Desconectado
Prefecto Annoa
Redactor MHM
Desde: 23 Ene 2011

Está bien el ir recordando a los grandes historiadores de otros tiempos.

Para quien esté interesado, los Anales de la Corona de Aragón se pueden consultar y descargar en la Institución Fernando el Católico: http://ifc.dpz.es/publicaciones/ebooks/id/2448

A continuación pongo el preámbulo de la obra, en el que Zurita expresa su deseo de hacer una crónica "moderna" basada en documentos y autores con mayor o menor crédito, alejada de fábulas y en lo posible de la "opinión común".

 

PREÁMBULO
Suele acontecer a los que quieren escribir los principios y origen de algún reino o grande
república, lo que vemos en la traza y descripción de algunas regiones que nos son muy remotas o
nuevamente descubiertas, y generalmente, en el retrato y sitio de la tierra. Porque a donde no
alcanza la industria y diligencia para debujar, particularmente las postreras tierras y provincias del
mundo, asientan en el remate de sus tablas ciertas figuras que nos representan ser aquellas
regiones mucho más extendidas; y pintan algunas montañas tan altas que exceden a todas las
otras del universo; y con esto figuran algunos grandes desiertos y partes inhabitables: porque por
este debujo les parece que se señala lo que no se basta a comprender.
De la misma manera sucede a los que emprenden escribir algunos principios de cosas muy
olvidadas: porque en la relación dellas es forzado que pasen como quien atraviesa un gran
desierto a donde corren peligro de perderse. De aquí resultó que los cuentos de la origen de muy
grandes imperios y reinos, fueron a parar como cosas inciertas y fabulosas en diversos poetas que,
como buenos pintores, dejaron debujadas aquellas trazas y otras figuras monstruosas, porque por
ellas se pudiese imaginar la distancia y grandeza de la tierra y la extrañeza del sitio y la ferocidad
de las gentes. Lo demás quedó a cargo de los que emprendieron escribir verdaderas relaciones de
las cosas pasadas, en lo que les fue lícito, poderlo afirmar por constante; y los que pasaron destos
límites, perdieron del todo su crédito.
Dificultoso el tratar los principios destos reinos. Así sería, según yo entiendo, querer engolfarse por
un muy gran desierto y arenoso, si habiendo de tratar de los principios y origen del reino de
Aragón, diese muy particular cuenta de las naciones que primero poblaron en España, y de los
extranjeros que aportaron a ella como a una India por la fama de sus riquezas. Qué otra cosa
serían los cuentos del rey Gargoris y las grandes aventuras de su nieto Habidis, y la sucesión de
aquel reino y los ganados de los Geriones, por cuya codicia dicen que vino Hércules a España; y
las armadas de los fenices, rodios, iberos y celtas y de las otras naciones orientales; y
postreramente de los cartagineses y sus poblaciones y conquistas, sino debujar un desierto lleno
de diversas fieras, por donde no se puede caminar y son tan notorios los peligros?
Por este recelo, yo me excusaré de repetir aquellos principios y aun dejaré de sumar las conquistas
de los romanos que sujetaron a España y la redujeron debajo de las leyes de sus provincias; pues
en lo que más importaba detenerme, que era dar cuenta de aquella tan furiosa entrada que
hicieron los moros, y de las causas della y de la división de sus reinos -de donde convenía tomar el
principio de nuestros anales-, me es forzado recogerme y desviarme por otras sendas, como si
hubiera de pasar los desiertos de Arabia y las lagunas de los caldeos.

Y así, cuando propuse escribir las memorias de lo sucedido desde el
principio de los reyes de Aragón, me determiné, que en lo que por mi propia diligencia no podía
afirmar en las cosas antiguas por constante, se debía remitir a la fe y crédito que se debe a cada
uno de los autores; mas en lo que no se ha podido averiguar por más cierto, de estar así recebido
en común opinión, no conviene dilatarlo, como han hecho algunos que lo han querido ensalzar con
importunos y vanos encarecimientos; porque a mi juicio se debe tener por edificio muy falso y de
mal fundamento querer con pesado rodeo de palabras dejar mayor volumen de cosas cuya
memoria está ya perdida.
Esto es lo que con tanta razón ofende a los que aborrecen que se trate de los hechos pasados con
ambición y como en competencia, discurriendo con artificiosa contextura y ofuscando la verdad; y
por esto hay algunos que estiman más las relaciones de las cosas antiguas como se escribieron en
sus tiempos; y tienen más crédito y autoridad de la misma suerte que en la historia romana eran
más reverenciados los anales de los pontífices y sus autos y memorias públicas, porque en ellos se
descubrían como en pintura, los lejos de la antigüedad.


Esta fue muy acatada entre todas gentes: porque siempre convino tener
presente lo pasado y considerar con cuanta constancia se debe fundar una perpetua paz y
concordia civil, pues no se puede ofrecer mayor peligro que la mudanza de los estados en la
declinación de los tiempos. Teniendo cuenta con esto, siendo todos los sucesos tan inciertos a
todos y sabiendo cuan pequeñas ocasiones suelen ser causa de grandes mudanzas, el
conoscimiento de las cosas pasadas nos enseñará que tengamos por más dichoso y
bienaventurado el estado presente, y que estemos siempre con recelo del que está por venir.

 


Tito
Imagen de Tito
Desconectado
Consul-Coordinador
CoordinadorModeradorResponsable MHMRedactor MHMSocio MH
Desde: 15 Ago 2009

Interesante. El siglo XVI. Nos encontramos en un momento importante. El humanismo imperante comienza a dar resultados. Los historiadores ibéricos comienzan a sentar (o a recuperar más bien del mundo clásico) ciertas bases para dar autoridad a sus estudios aplicando la razón frente a la superstición.

 


matiere
Imagen de matiere
Desconectado
Equite
Socio MH
Desde: 2 Oct 2009

Conviene recordar que Zurita fue nombrado primer cronista del reino , por lo que tenía permiso y autoridad para entrar y mirar en todos los archivos del reyno , por lo que pudo basarse en hechos rigurosos a traves de actas y legajos de cartularios juicios y disposiciones redactadas por los reyes y cortes asi como cartularios sobre compras y donaciones de distintas abadias y catedrales.

 


El dinero no da la felicidad , ¡Hombre ! si hablamos de mucho dinero , ya es otra cosa.

Marx (Groucho)