Fertizantes utilizados en el Perú prehispánico

Sin respuestas
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

Esto está sacado del libro Recursos naturales renovables de la costa peruana prehispánica, escrito por Maria Rostworowski.

Un tema poco investigado es el de los fertilizantes y abonos empleados en tiempos prehispánicos, por estar sus noticias diseminadas en crónicas, relaciones y documentos inéditos de archivos. Estos recursos tuvieron gran importancia desde antes de la invasión europea para el aumento de la producción agrícola. El acceso a los abonos debió constituir una preocupación para los pueblos andinos, tan dedicados a las labores relacionadas con el agro, preocupación que se traduce en la construcción de andenes en todo el territorio, canales hidráulicos, chacras hundidas, etc. En todas estas manifestaciones del ingenio indígena, se observa el enorme interés y la necesidad de aumentar el rendimiento de la tierra.

Sabemos que en las altas quebradas andinas del sur los señoríos serranos conseguían fertilizantes a través de sus enclaves situados en la costa, pero ignoramos lo que sucedía en otros lugares del territorio. Hasta ahora conocemos tres tipos de abonos usados en las regiones costeñas. Se señala la costumbre en la costa central de echar una o dos cabezas de sardinas junto con cada grano de maíz.

La gran abundancia de especies ictiológicas en aquella época, cuando el mar aún no había sido depredado, era impresionante. A tierra varaban gran número de pececillos y que los indígenas solo tenían que recogerlos.

En las pinturas murales que adornaban el Templo Pintado del santuario de Pachacamac los andenes estaban adornados con pinturas representando plantas de maíz brotando de unos pequeños peces. Estos dibujos confirmarían el empleo de pececillos para el cultivo de este importante grano.

El segundo fertilizando usado en la costa fue las hojas remides compuestas de algarrobos y gurangos. En aquella época la costa poseía numerosos bosques de estos árboles. Al pie de ellos se amontonaban y pudrían las hojas en una capa que tenía fácilmente varios “codos” de espesor. Con este producto abonaban las plantas y en especial el maíz.

El tercer fertilizante conocido fue el estiércol de las aves marinas, que por millares anidaban en las islas y en los farallones cercanos al litoral. El recurso llamado guanu y estaba formado por las deyecciones de los múltiples pájaros que anidaban en las islas.

El hecho de que las islas fuesen las depositarias del guano implica la necesidad de navegar para obtener el recurso y de poseer los conocimientos tecnológicos necesarios, además de pericia en el manejo de las embarcaciones empleadas para el transporte del abono hasta tierra.. Según las regiones y la materia prima a su alcance, fabricaban balsas de troncos de árboles en el norte, de juncos en la costa central, y en el sur de cueros de lobos marinos que abundaban en sus costas a islas próximas.

Por otro lado, habría que señalar que es poco probable que los serranos se aventuraran a navegar, por no conocer la tecnología apropiada y ser arriesgado lanzarse entre las corrientes y el fuerte oleaje existente en la cercanía de las islas. Para ello se requería un grado de pericia, que lamentablemente no tuvieron.

 

RESPUESTAS:

Oberstleutnant
Consul - Moderador
Consul - Moderador

Haz clic para ver el perfil del usuario
Mensajes: 1.332
Desde: 26/Sep/2008

#2 ·

RE: Fertizantes utilizados en el Perú prehispánico
 

Interesante tema Histoconocer, Me ha sorprendido mucho el informe, no sólo porque muestra que los Incas eran conscientes de que debían devolver a la tierra lo que a ella se le extraía sino por el tipo de abono utilizado.

Las cabezas de sardinas: Seguramente aparte de la materia orgánica que ofrece, como todo pez es muy rico en Fósforo, y seguramente este era el mineral buscado por los incas para la fertilización del maíz que es un cultivo que justamente requiere de este mineral en altas cantidades. Curiosamente el P es un elemento de los denominados poco móviles en el suelo, es decir para que sea aprovechado por la planta este  debe estar muy cerca de la raíz. Actualmente en las sembradoras denominadas de "siembra directa" depositan el fertilizante fosforado ya sea Fosfato diamónico, monoamónico u otro a muy pocos centímetros de la semilla, para que cuando esta germine, la plántula pueda aprovechar este mineral. Aclaro por las dudas que no es que los incas conociesen el Fósforo como elemento, pero seguramente sí los efectos de este y cuáles eran algunas de las sustancias que al poseerlo mejoraban el rendimiento del maíz.

Hojas de Algarrobo y Guarango: Estas son dos especies importantísimas, son dos leguminosas, Prosopis sp. , la primera y Caesalpinia spinosa la segunda, ambas mediante simbiosis con una bacteria del género Rizhobium, pueden fijar el nitrógeno atmosférico (al igual que la soja). Probablemente sus hojas tengan una muy buena relación C:N (carbono nitrógeno) es decir que si poseen una buena cantidad de nitrógeno, en relación al la cantidad de carbono estas se pueden descomponer rápidamente y brindar así sus nutrientes al suelo. Las hojas se descompondrían hasta liberar nitratos, éstos son muy móviles en el suelo a diferencia del P, por lo que no nocesitarían colocar el abono muy cerca de la planta.

Guano: Un gran aporte de materia orgánica y nutrientes, sorprende que los Incas los buscasen en embarcaciones para poder fertilizar sus campos.