La Sombra del Águila: Estandartes romanos

Sin respuestas
alexgabriel
Imagen de alexgabriel
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 6 Nov 2009

Autor: LaBaracA, 27/Jul/2007 21:15 GMT+1:


 

 

 

Estandartes Romanos

El ejército Romano contaba con las siguientes insignias:

 ·          Águila Romana; Era la que representaba a cada legión, su protección estaba a cargo de la Primera Cohorte. El Águila era el objeto de culto dentro de la legión. En un principio el Águila no era el único símbolo, también estaba el lobo, el minotauro, el caballo y el jabalí, pero a instancias de Cayo Mario, este abolió los otros 4 signos, dejando como único representante de roma al águila o aquila. En la época de Cayo Mario las aquilas estaban hechas de plata, pero a instancias de Augusto se empezaron a fabricar de oro.  El suboficial al cargo del Águila era el “aquilifer”. Las Águilas eran guardadas en el “aedes signorum” o santuario del campamento.

 (Reproducción Águila Legión X Fretensis)

·          Vexillum; esa insignia le correspondía a las tropas que se encontraban en lugares lejanos luchando, por lo general más allá de los límites imperiales, además las unidades que se apartaban de la legión, por ordenes del legato o tribuno, ya sea para explorar, negociar o hacer algún otro servicio mediante la campaña, también portaban la Vexillum. Este estandarte era un largo bastón con una bandera que tenía un águila en el centro de esta. Hacia la época de Augusto se empezó a usar tan solo de color rojo, esto fue por primera vez con las legiones que ocuparon Cirenaica y Egipto al mando de Octavio en la guerra civil. El Vexillum marcaba la posición del general en el campo de batalla, pero también era la enseña de los destacamentos irregulares, por lo que éstas reciben el nombre de "vexillationes". Se cuelgan de una barra cruzada al mástil de la enseña. Los portadores de esta enseña eran los “vexillarii”.

  
(Reproducción Vexillum Legión X Fretensis)

 ·          Signum, estandarte que pertenecía a las centurias, por esto es que era la insignia más usada en las legiones, dentro de cada una por lo menos debían de haber más de 40 Signum. Este estandarte estaba constituido por el águila y la insignia de la corona romana en la punta, bajo esta la inscripción de SPQR, solo durante la republica, luego fue remplazada por el nombre del soberano. En la inscripción también se encontraba escrito que numero de cohorte eran. Por último las insignias en forma de círculo, significaban el número de centuria que correspondía a la cohorte correspondiente. En los cuerpos auxiliares los "signa" incluyen imágenes de los emperadores, con lo que el segundo tipo de estandartes -las "imagines"- es privativo de las legiones.  Los portadores de estas enseñas eran los “signiferes” e “imaginiferes” respectivamente.


(Reproducción Signum Legión X Fretensis)

·          Draco, es una cabeza de animal en bronce con las fauces abiertas a la que se añade un tubo de colores y que al agitarlo producía un ruido sordo. Los portadores de estas enseñas eran los “draconarii”.


 
El culto a las enseñas se realizaba con carácter permanente mediante la deposición en el "aedes", sin embargo existen ocasiones especiales en las que se honran los "signa" y "vexilla" (Rosalia Signorum), las Águilas legionarias (natalis aquilae, Honos Aquilae)...

La pérdida de cualquier estandarte era considerada la deshonra para roma y en especial para el legato, dentro de la sociedad romana se celebraba la recuperación de las insignias romanas y se consideraba una desgracia la desaparición de alguna.

Julio Cesar, en sus relatos de la conquista de las Galias señala que cuando se encontraban en el canal de la mancha, un Aquilifer, guardián del águila, perdió la insignia, dejándola caer en las aguas del canal, rápidamente Cesar se percato y según relata, el Aquilifer se lanzo a las turbulentas aguas a recuperar la insignia. Por lo cual él mismo se encargo de premiarlo y condecorarlo, tanto como si este le hubiese salvado la vida en aquel instante.

Mientras César luchaba en las Galias, el general romano Marco Licinio Craso inicio una gran expedición militar contra el reino parto. En el mes de junio del año 53 el ejército de Craso (compuesto por siete legiones, 4.000 jinetes y tropas auxiliares) fue masacrado en las proximidades de Carras por el ejército Parto al mando del general Surena. Más de 20.000 soldados perdieron la vida y cerca de 10.000 fueron hechos prisioneros; la cabeza y la mano derecha de Craso fueron llevadas al rey parto, Orodes, la batalla tambien le costó la vida al hijo de Craso y las 7 Águilas Romanas fueron capturadas.

Tres décadas después en el 19 ac, el emperador Augusto negoció la devolución de las 7 Águilas Romanas que estaban expuestas en los templos de Partia y el regreso de los cautivos que habían sobrevivido. Augusto consiguió tras años de negociaciones que las águilas fueran devueltas y toda Roma lo celebró como una gran victoria.

En el otoño del año 9 , se produjo la Batalla del bosque de Teutoburgo en la que se enfrentaron la tribu germánica de los Queruscos, acaudillados por Arminio, y las legiones romanas XVII, XVIII y XIX, comandadas por Publio Quintilio Varo, gobernador de la provincia Germania Magna, que se extendía hasta el Elba.  Ante las equivocadas acciones cometidas por Varo, que carecía de la experiencia y el temple necesarios, Arminio puso en pie de guerra un ejército de germanos de número desconocido, atrayendo al ejército romano al bosque de Teutoburgo, en la que se extendía el bosque, en el cual permanecían apostados los Queruscos aguardando el paso de la columna militar romana. La batalla se saldó así con una catastrófica derrota de los romanos, con el suicidio del propio Varo y la pérdida de las 3 Águilas Romanas. Augusto pasó días y noches gritando desesperado "¡Quintilio Varo! ¿Dónde están mis águilas?".

Una de las Águilas de las legiones de Varus (la XIX) fue recuperada por Germanicus de los bructeris, después de una incursión de la caballería de Lucio Stertonius; otra se recupero en el año 41 (la XVIII) en una incursión contra los Chattis y la otra nunca fue recuperada.

Además cuando eran robadas las insignias por lo general un colegio de sacerdotes se encargaba de negociar la recuperación de estas, cuando este tomaba la resolución de que seria imposible recuperarlas si no es por la fuerza, se dirigía el sumo sacerdote del colegio a la frontera romana donde yacía el problema, y lanzaba una pilum –lanza romana arrojadiza- para así declarar la guerra al pueblo vecino por la razón de haber robado las insignias imperiales.

 




Escena de la columna de Trajano. El Águila de la legión, llevada por un aquilifer, está en el centro. A su derecha e izquierda tres Signum dos de ellos rematados por una mano son transportados por los signiferes ataviados con una piel de lobo sobre su cabeza., Un vexillium, justo a la izquierda del Águila proclama probablemente los títulos de la unidad.

 


 


Autor: GaetanoLaSpina, 28/Jul/2007 07:56 GMT+1:


 

bastante completo y bueno LaBaraca!

Es increíble el efecto psicológico y la caída en la moral  de los legionarios si se perdía su aguila. Creo que los primeros que utilizaron este tipo de estandarte fueron los antiguos egipcios...
saludos!


Autor: Josh_1989, 04/Ago/2007 13:25 GMT+1:


 

La idea de implantar las aguilas imperiales en las legiones,fue una de las ideas mas acertadas propuestas por el general Cayo Mario.

Los Romanos eran muy supersticiosos, lo que ni es bueno ni es malo, pero en este plano les daba cierta ventaja. El aquilifer Romano, el que portaba el águila, era EL  HOMBRE de la legión,si el caia y se perdia el aguila, significa la automatica disolución de la legión, y la deshonra que eso implicaba. Además hubo muchisimos casos en que el aguila salvo al ejercito, pongo un ejemplo que me parece claro.

Cuando Julio Cesar lanzo su expedicion sobre britania, las legiones romanas no se atrevian a saltar de los barcos, ya que veian el agua muy profunda y temian ahogarse, le añadimos a esto que nunca habian visto a un britano,alto,pintado de colores y lanzo gritos, la cosa se complicaba.

Fue entonces cuando el aquilifer de la Décima Legion se lanzo junto con su aguila del barco, y cargo el solo contra el ejercito britanico, las legiones viendo lo visto no podian permitir que su aquilifer cayera y mucho menos que luchara solo, lo que hizo que todos saltaran y cargaran también, es un ejemplo claro de lo que significa para una legion su aguila.