Los Aviones argentinos de Horten

Sin respuestas
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

AUTOR: Obertstleutnant

Los Aviones argentinos de Horten
 

Los aviones argentinos de Horten

 

Reimar Horten nació en Bonn, Alemania el 12 de Marzo de 1915, fue un apasionado del aeromodelimo  construyendo cientos de planeadores y luego fue introducido en la aeronáutica por su hermano mayor Walter, quien a los 16 años construyó el Ho 1, un planeador monoplaza sin cola con estructura de madera y entelado

 

Los hermanos Horten se dedican a estudiar intensamente los trabajos de Von Prandlt (publicados en 1918) sobre aerodinámica los cuales enfatizaban los beneficios de los perfiles alares espesos.

La conocimientos y experiencia adquiridos les posibilitó realizar el Ho ll en 1934, que al año siguiente fue motorizado con un Hirt HM 602 de 80 hp. Para 1938 ambos hermanos construyeron el Ho lll, con sección central de tubos de acero soldados y las secciones externas con la tradicional estructura de madera forrada con tela.

Al comenzar 1939, los famosos constructores Ernest Heinkel y Willy Messerchmitt quisieron incorporarlos a sus respectivas empresas, pero los Horten comprendieron que, de aceptar, perderían la independencia en el desarrollo de sus alas volantes y desistieron de ambas propuestas.

Una vez comenzada la guerra el Ministerio de Aviación Alemán (RLM), a través del destacamento Especial 9 establecido en Gotingen, les dió la oportunidad que esperaban y allá construyeron el Ho IV, un planeador sin fuselaje ni motor, con alargamiento 22 a 1, cuya particularidad era que el piloto lo conducía en posición prona (acostado), introduciendo su cuerpo totalmente en el perfil de la aeronave.

Luego le siguieron varios modelos más hasta que a finales de la guerra construyeron su avión más famoso el Ho IX o Gotha 229 bombardero a birreactor.

 

En 1948 llegaron al país los doctores Reimar y Walter Horten, quienes, escapando por Suiza, pasaron a Italia y allí tomaron contacto con autoridades argentinas y viajaron a nuestro país con un pasaporte del Vaticano en una aerolínea estatal. Walter Horten volvería a su país dos años más tarde, mientras que Reimar se radicaría definitivamente en Argentina.

Reimar Horten deseaba llegar a la Argentina por el solo hecho de saber de la existencia de la FMA y que en ella había un túnel aerodinámico en el que podría desarrollar sus estudios. Inicialmente se alojó en Buenos Aires y el brigadier San Martín lo presentó a Perón. Como intérprete se contrató a una mujer, hija de alemanes, que era piloto de planeador: la misma se convertiría poco después en su inseparable esposa. Posteriormente Horten se trasladó a Córdoba, y desde allí comenzó a promover sus ideas de avanzada entre los aficionados del vuelo libre, En 1949 entregó a un grupo de entusiastas cordobeses los planos del pequeño planeador HO-X, para que ellos mismos lo construyeran en un taller.

Reimar Horten trabajaba en desventaja con respecto al grupo Kurz Tank quien estaba en Argentina diseñando el Pulqui II. Nunca contó con los medios económicos de que disponía su colega, ni tampoco tenía la ascendencia que Tank tenía con Perón. Además, debido tal vez a los celos profesionales, entre ambos paisanos nunca hubo una buena relación, Su grupo de colaboradores, encabezado por el doctor Karl Nickel y el piloto Heinz Scheidahuer, era reducido, pero contó con la colaboración del formidable aerodinamicista polaco Stanislao de Irasinsky. En el plano académico, Reimar Horten fue profesor de la Facultad de ingeniería aeronáutica y de la Escuela Superior de Ingeniería de la Fuerza Aérea Argentina, en la cátedra de Aerodinámica I, II y III.

El Dr Horten mereció el honor de que le fuera otorgado el premio de la Real Sociedad Aeronáutica Inglesa que solamente fue acordado en toda la Historia a otro alemán, el Conde Zeppelín inventor del dirigible.

Reimar Horten  falleció en Athos Pampa sierras de Córdoba el 14 de agosto de 1993

 

Sus trabajos en Argentina

 

ALA VOLANTE I.Ae.34 “Clen Antú” (Rayo de Sol)

 

 El “Clen Antú” era un velero del que se construyeron en dos versiones: biplaza y monoplaza.
La primera era en tandem con la cabina posterior elevada; y la segunda fue designada como I.Ae. 34 M (monoplaza). En total se construyeron 5 unidades, la primera voló por primera vez, al comando del Capitán Edmundo Weiss, el 20 de junio de 1949.
Del I.Ae 34 M se construyeron dos unidades por encargo del Brigadier Cesar Ojeda para representar a nuestro país en el Campeonato Mundial de Volovelismo llevado a cabo en el mes de Julio del año 1952, en España, en las cercanías de la ciudad de Madrid. Dicha participación se concretó, si bien los resultados deportivos no fueron los mejores, las alas volantes despertaron gran curiosidad .El I.Ae 34  poseía un ala una flecha de 22º 40' y una envergadura de 18 m. Tenía un tren de aterrizaje de patín y dos ruedas en tándem con freno mecánico. El piloto se sentaba en una cabina sencilla y angosta, que tenía montada una segunda en una "joroba", dentro de la cual podía sentarse un alumno. Esto permitía el adiestramiento de vuelo a ciegas cubriendo la segunda cabina con una capota..

 

El I. Ae 37

Erróneamente conocido por Pulqui III, se llegó a construir sólo una maqueta tamaño natural para vuelos remolcados. El proyecto tenía cuatro etapas . Una era un modelo reducido catapultable. La segunda el modelo tamaño natural para ser remolcado. La tercera una versión subsónica provista de una turbina y la cuarta sería supersónica dotada de turbinas  Rolls Roys Avon (probablemente la R A 3 de 2948 Kg de empuje o la R A 7 de 3401 Kg.). El IA-37 era un monoplano de ala delta cantilever y perfiles simétricos; el ángulo de flecha era de 63,5 º  y el fuselaje semimonocoque totalmente metálico. La unidad de cola comprendía sólo el plano de deriva con una flecha de 72º.  El tren de aterrizaje, triciclo, se retraía mediante accionamiento hidráulico y la amortiguación era óleo-neumática. Se había previsto asiento de piloto eyectable.

Sus referencias eran: envergadura 10 m; largo 11,78 m; alto 4,92 m; superficie alar 48 m2; trocha 4,65 m; peso vacío de diseño 3.300 Kg.; peso total calculado 4.800 kg. Las performances estimadas (con una turbina) eran: velocidad máxima 800 km/h a 8.000 m; velocidad de crucero 750 km/h; de aterrizaje 110 km/h; techo de servicio 11.000 metros y alcance máximo 2.000 kilómetros.

 

 

El I. AE 38 “Naranjero”

 

Era un ala volante de transporte tetramotor y su construcción comenzó en 1953. El diseño estaba basado en el proyecto alemán de la II GM  Horten Ho VIII. El prototipo se terminó en 1959. pero los vuelos de prueba sufrieron demoras por dificultades en el sistema de enfriamiento de los motores. Finalmente, el primer vuelo se realizó el 10 de diciembre de 1960, a cargo del comandante Rogelio Manuel BALADO. A fines de 1961. el prototipo -única unidad construida- completó sólo cuatro vuelos; las performances no fueron satisfactorias y el proyecto fue abandonado. La planta motriz eran cuatro motores I Ae 16 "El Gaucho", de nueve cilindros radiales, que desarrollaban 450 HP a 2.250 RPM y accionaban hélices propulsoras bipalas de paso fijo, pero se había previsto la instalación de los motores IA R-19 R "El Indio", de mayor potencia, La capacidad de combustible era de 1.450 litros y se trasportaba en las alas.
 

Monoplano de ala alta, su estructura semimonocoque bilarguera estaba construida totalmente de duraluminio, con flecha de 36,5º. Desprovisto de unidad de cola, las derivas y timones de dirección estaban ubicados en las punteras de ala. El tren de aterrizaje tenía cuatro ruedas principales fijas y una rueda de proa retráctil en el fuselaje.
 

La cabina de pilotaje, con dos asientos en tándem, estaba situada sobre el borde de ataque del ala. La bodega, de gran amplitud y con una capacidad de 23 m3, debía trasportar seis toneladas de carga, para lo cual incorporaba una amplia puerta posterior tipo "boca de cocodrilo", cuya lámina inferior hacia las veces de rampa al abrirse.
 

Lamentablemente, y a pesar de haberse solicitado su traslado al Museo Aeronáutico, este modelo  único fue desguazado en su totalidad en la FMA.

Datos técnicos: 4,60 m; superficie alar 133 m2; trocha 2,80 m; peso vacío 8.500 kg; carga útil 7.500 Kg; peso total 16.000 kg; carga alar 120 Kg/m2; relación peso-potencia 17,77 kg/HP: velocidad máxima 252 km/h; de crucero 215 Km/h; de aterrizaje 140 km/h; alcance 1.250 kilómetros.

 

 

IA 41 “Urubú”

 

Es un ala volante biplaza, con asientos lado a lado. Diseñado por el doctor Reimar Horten y basada en el horten Ho. XV, el estudio del proyecto comenzó en 1950 para finalizar su construcción y realizar el primer vuelo el año 1953. Con este planeador el piloto alemán Heinz Scheidhauer realizó la proeza de cruzar los Andes, acompañando al piloto argentino Claudio J. Dori. Tenía tren de aterrizaje triciclo retráctil y el techo de la cabina se deslizaba hacia adelante. En Alemania se construyeron algunos ejemplares con posterioridad.
 

Este planeador se conserva actualmente en perfecto estado en el Museo Nacional de Aeronáutica.
 

Características: envergadura 18 m; largo 5,80;  alto 1,90; superficie alar  28 m2:
 

factor de carga 8; peso vacío 250 kgs; carga útil 200; peso total 450; velocidad máxima de planeo 180 km/h; velocidad máxima en tiempo recorrido, 100 km/h; relación de planeo 1:24 a 74 km h; velocidad de aterrizaje 52 km/h. 

 

Fuentes: - Asosociación Amigos del museo de la Industria

               - Zona militar.com

               - Gente de Armas

               - Industria militar argentina