Bombas radiodirigidas

Sin respuestas
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

AUTOR: Dagda80

Bombas radiodirigidas
 

Las bombas radioguiadas hacen su aparición en el mar Mediterráneo en el mes de setiembre de 1943. El día 10 de setiembre, Italia capitula y los servicios de inteligencia alemanes se enteran de que los italianos van a entregar su flota de combate a los aliados.
Ante esa situación los germanos alistan un grupo de bombarderos Dornier DO-217, al mando del mayor Jope, equipados con las secretas bombas guiadas "Fritz X" de 1.500 Kg. Estos ingenios al ser lanzados encendían en su cola una bengala que permitía un seguimiento visual por par de del operador de bombardeo, quien, con un mecanismo radiocontrolado, podía corregir la última etapa de caída libre de la bomba.
Su debut en combate fue significativo: al detectar los alemanes el desplazamiento de la flota italiana, los DO-217 atacaron desde 6.000 mts. de altura e impactaron certeramente 2 bombas Fritz X en el acorazado "Roma" de 35.000 tn. que al estallar partieron en dos a la mole flotante, que se fue a pique en pocos minutos. Otra bomba pegó en la popa del "Italia" y le provocó una inundación de 900 toneladas de agua, afortunadamente, su tripulación pudo conducirlo a duras penas a Malta.
La semana siguiente el acorazado británico Warspite, y los cruceros Uganda y Savanna fueron severamente averiados con las Fritz X.
Poco tiempo después, los alemanes lanzaron una nueva bomba, la Henschel HS-293, que a diferencia de su predecesora, podía ser lanzada a distancia gracias a un impulsor de combustible líquido que la aceleraba por varios segundos, luego en vuelo planeado, era finalmente radioguiada hasta el blanco. El HS-293 fue el primer misil radioguiado del mundo.

Junto con los ingenieros aeronáuticos llegados a fines de los años ´40 desde Alemania, se incorpora a la empresa estatal de Fabricaciones Militares (FM), un grupo de técnicos que durante la 2da. Guerra habían pertenecido a la sección de la empresa Henschel que desarrolló y produjo bombas voladoras teleguiadas.
Debido a que en la Argentina este proyecto era secreto, las sucesivas administraciones de la empresa FM han llevado los archivos de la misma hasta su extravío o destrucción.
Hacia 1950 se forma el grupo de trabajo bajo la dirección de los hermanos Henrici, participando en el diseño los hermanos Mandel. Werner Baumbach, que durante la guerra había llegado al alto cargo de Jefe de Bombarderos del Norte de Alemania, integraba asimismo la jefatura del proyecto.

La PAT-1 erea un misil aire-superficie (antecesor del EXOCET) radioguiado, para atacar a distancia objetivos de alta rentabilidad ( barcos, fortificaciones), con sus 500 Kg. de explosivos.
El funcionamiento del arma era el siguiente: una vez detectado el blanco, el avión portador dejaba caer la bomba, la que activaba su motor-cohete unos segundos después del lanzamiento.
El cohete, aceleraba la bomba y al agotar el combustible, se desprendía del tanque. Liberada del cilindro de carburante, la bomba planeaba hacia el blanco a una velocidad de entre los 780 y 950 Km/h, mientras que las correcciones de trayectoria la efectuaba el operador de bombardeo a bordo del avión, mediante un joystick que enviaba señales de radio al control de alerones del arma. Como el seguimiento de la bomba era visual, de la cola de la misma, dos bengalas de color indicaban el curso al operador.

El sistema de radio-control, paso a paso fue quedando operativo y en 1952 los integrantes del proyecto PAT-I reciben la visita del presidente, general Perón, a quien interiorizan de los trabajos y tiene la oportunidad de probar las superficies móviles radiocontroladas del proyectil mediante un joystick. La satisfacción y el asombro de Perón eran inocultables.

El propulsante, era desarrollado en los laboratorios de la FMA y se ensayaba con distintos compuestos como propergol, metano etc.

El sistema de armas se completaba con un equipo de transmisión de datos en el bombardero y un camión retransmisor con equipo de radio. También se había desarrollado un simulador terrestre para entrenamiento de tripulantes bombarderos.