Neandertales, humanos como nosotros