El problema inglés: la falta de portaaviones

Sin respuestas
Galland
Imagen de Galland
Desconectado
General
Colaborador
Desde: 13 Sep 2009

 

En los primeros años de la 2ª Guerra Mundial (1939-1945) la Royal Navy perdió 5 de sus portaaviones. En Junio de 1939 el Courageous fué hundido por un U-Boat, al año siguiente el gemelo Glorious fué hundido por los acorazados Gneisenau y Schärnhorst, el Ark Royal fué torpedeado en Noviembre de 1941, mientras que el Hermes fué hundido por un ataque japonés y el Eagle torpedeado. Al mismo tiempo el valor de los portaaviones estaba siendo realmente apreciado. En 1942 el ministerio de defensa reconoció que "El portaaviones es ahora la nave de combate más importante de la Royal Navy". Se consideró convertir buques de guerra existentes o buques mercantes, pero estas pérdidas, junto con lo largo de la construcción de portaaviones grandes, hizo que se requirieran una nueva clase de portaaviones livianos para ser construídos en grandes números, lo más rápido posible. 

Esencialmente, la Clase Colossus era una versión más pequeña de la Clase Illustrious, pero mucho más capaz y sofisticada que los portaaviones escoltas. El diseño fué adecuado para reflejar la necesidad de una construcción urgente. No tendrían cubierta acorazada, defensas antiaéreas limitadas, un sólo hangar a todo lo largo del buque, una sóla catapulta y dos elevadores de aviones. Adicionalmente fueron diseñados de acuerdo a los Standards del Lloyd Register, por lo que su construcción podía ser hecha en astilleros comerciales, sacando presión a los astilleros navales ocupados en programas de construcción distintos. Se planificaron 16 buques y los cascos serían del tipo mercante, para que luego de la guerra pudieran ser convertidos en buques comerciales. 
 
Clase Colossus

La clase Colossus fué diseñada con un desplazamiento de 18.300 toneladas y medidas de 190 mts de eslora, 24 mts. de manga y 7 de calado. Estaban diseñados con una batería principal de cuatro pompoms de 3 libras y adicionalmente 24 pompoms de 2 lbs y 19 cañones de 40 mm. La ausencia de coraza permitía espacio para 40 aviones. Cuatro calderas tipo Admiralty y turbinas Parsons darían una velocidad máxima de 25 nudos. Su tripulación sería de aprox. 1.300 hombres incluyendo el servicio aéreo. 

Sólo cuatro buques estaban operativos antes del final de la guerra con un quinto en aguas inglesas. Colossus, Glory, Venerable y Vengeance se unieron a la 11ª Flota del Pacífico en Sydney. No obstante unirse a la Flota al fin de la guerra, ninguno vió acciones de guerra significativas, aunque luego de la rendición japonesa fueron utilizados para repatriar a prisioneros de guerra y disponer de aviones en prestamo bajo el lend-lease.

Autor: Galland