Análisis Historiográfico de la Biblia.

19 respuestas [Último envío]
juan el que piensa
Imagen de juan el que piensa
Desconectado
Legionario Inmunis
Desde: 5 Dic 2015

 Abriendo un espacio para la reflexión (1)

Números

En el día de ayer, al no tener prevista ninguna actividad familiar, ni social, sintiendo ya el frescor otoñal del hemisferio meridional, tomé la decisión de permanecer en casa y ponerme a trabajar en los próximos post de los distintos subforos. En uno tenía una excelente pregunta realizada por un compañero que siempre tiene la virtud  de ponerme difíciles las cosas, metiéndome en un brete. Aunque no debo dejar de reconocer que esos desafíos me encantan, más cuando provienen de personas tan instruidas y capaces como lo es este compañero. Una vez terminado este primer tema, y publicada la correspondiente respuesta, me metí de lleno en la segunda tarea prevista, que consistía en revisar el borrador del post con el cual iniciaba la primera entrega de la historiografía y análisis arqueológico referente al Rey Salomón, para así poder publicarlo también. Pero uno dispone y el destino propone. Con mucha sorpresa encontré una enorme diferencia cronológica en  la que no había caído en cuenta hasta entonces. Eso me provocó, en mi fanatismo sobre estos temas, una ansiedad por encontrar una respuesta al problema que me llevó enseguida a revolver mi biblioteca tanto la digital, (Kindle) como la de libros en papel en la búsqueda de la solución. Sobre el problema no me voy a explayar más pues, los avatares del mismo lo verán en el próximo post. Dado que como se imaginarán tengo volver a reescribir todo lo ya hecho una vez que tenga la respuesta. Y eso me va llevar un par de días o lo que demore la respuesta a la pregunta enviada vía mail a un ex profesor de historiografía bíblica.

Cuento esto porque a raíz de esta búsqueda encontré algunos datos estadísticos y otras informaciones que me hicieron reflexionar bastante y que me gustaría hacerlo con ustedes para ver si hay coincidencia en este análisis o de lo contrario cual es su visión sobre el tema.

1) Buscando material para la resolución de mi problema me encontré con una publicación española, una revista on line, que quizás ustedes ya conozcan, llamada EL Mundo.es. En ella hay un interesante artículo, publicado por un columnista de la misma llamado Javier Caballero, y que hace mención al número de idiomas y dialectos en que ha sido traducida la Biblia. No cita la fuente de origen de este informe, pero realmente quedé impactado por los números. Primero porque no era consciente de que hubiera tanta lenguas habladas en este planeta, y segundo porque el porcentaje de cobertura que tiene la Biblia de los mismos es a mí entender fabuloso. Sé que a los números se  los puede manejar en el sentido que al autor o a la fuente de origen de interesa, pero igual no dejó de sorprenderme.

Veamos en mundo hoy, se hablan, y digo se hablan porque algunos de ellos no tienen aún escritura 6.886 idiomas o dialectos. Y la Biblia está traducida completa a 450 idiomas, en formato libro sea en papel o digital, 48 dialectos indígenas, que al no tener escritura la traducción fue hecha en grabación para su difusión. A esto tenemos que agregar 1958 idiomas o dialectos de forma parcial. La suma de todas las traducciones en forma parcial o total es de 2456 lenguas, equivalente a un 36% de total mundial.

La primera pregunta que me surgió fue, si descarto las lenguas más conocidas, o hablabas por mayor cantidad de población, o en mayor cantidad de países, ¿cómo se hace para llegar a esos dialectos nativos de regiones muy remotas? Y me puse a buscar una respuesta, y navegando por la nube encontré una organización internacional, sin fines de lucro y financiada por fieles de las religiones Abrahamicas, y en algunos casos por los propios gobiernos de las naciones con regiones selváticas o de difícil acceso, y que permanecen  aisladas. Esta organización se la conoce con el nombre The Aliance Global Wycliffe, para mí era totalmente desconocida, posiblemente para muchos de ustedes muy conocida, para mí una sorpresa. ¿Cómo funciona? De manera muy simple, tiene una oficina en la mayor parte de los países, excepto en aquellos que son muy desarrollados o de mayor tamaño, en estos casos trabaja un equipo de profesionales que reclutan y asesoran a los posibles traductores. En los países pequeños alcanza con una o dos personas solamente. Pero ¿quiénes son estos posibles traductores? Nosotros mismos, por ejemplo acaba de terminarse una traducción al lenguaje de una tribu indígena de norte argentino, que realmente en este momento no recuerdo su nombre. Y quienes la tradujeron indígenas de esa tribu que viven en Buenos Aires y que tuvieron la oportunidad de estudiar, son universitarios y que la tradujeron a su idioma natal la versión en español de la Biblia Latinoamericana. Por supuesto esto se hace de forma voluntaria y honoraria, después la organización con sus recursos hace la impresión, o la grabación sino hubiere escritura como este caso.

Y así funciona en todo el mundo, los traductores son entrenados en cuanto a la normas de edición de la Biblia, se entrena también en el manejo de los correspondientes libros, capítulos y versículos y a la cancha a traducir. No se requiere ni se exige que los candidatos a traductores sean creyentes, no importa su religión, o si son ateos o agnósticos.

Según un último informe de esta organización publicada en su página web, por la cual se emiten boletines semanales, quedan aproximadamente unos 209 millones de personas, potenciales lectores interesados en leer la Biblia que estarían esperando la traducción a su idioma.

Resumiendo para mí fue todo un descubrimiento, aprendí tres cosas que no sabía relacionadas con la Biblia, y que a mi entender pensemos lo que pensemos de ella, no deja de ser importante su difusión más allá del cualquier aspecto religioso. Es como si nos opusiéramos a que una organización hiciera algo parecido, si es que no la hay con el Quijote, o con cualquiera de los clásicos griegos.

2) El punto al que esta vendita búsqueda me llevó también de casualidad, fue que encontré una listado realizado por el escritor, investigador y asesor editorial, estadounidense James Chapman y hecho público por la página “VisualNews, negocios y comercio”. Este listado contiene los diez libros más vendidos en los últimos cincuenta años. Esta idea la comenzó en el año 2002, al hacerse el autor la pregunta ¿cuáles son los libros más vendidos?, ¿que lee la gente?, en un principio solo por curiosidad propia, luego por encargo de los editores.  Y el trabajo de investigación le llevó prácticamente diez años de investigación, y se basó en dos series de datos: A) número de libros impresos declarados por las editoriales. B) número de libros vendidos de esa edición, pero acá está lo interesante, no vendidos por las editoriales, lo cual nos daría un resultado aproximado pero posiblemente no cercano a la realidad, ya que podían comprarse a la editorial, pero quedar en los estantes de las librerías y a lo que se sumó el envió a las principales bibliotecas públicas un formulario por el cual se les solicitaba informaran cuales según sus registros eran los diez libros más pedidos y prestados a los lectores. Reuniendo esta información en más de setenta y ocho países alcanzó para tener un muestreo estadístico para poder sacar las conclusiones pertinentes. Una vez iniciado el proyecto, fue muy sencillo continuar haciéndolo de forma bianual, pues no valía la pena hacerlo anualmente dado que los cambios producidos en tan poco tiempo no iban a ser tan significativos como para alterar las cosas. De hecho salvo en esta última edición, de fecha diciembre 2016, nada había cambiado hasta que ingresó en la lista el libro “Las cincuenta sombras de Grey” que solo un año superó los sesenta y cinco millones de copias vendidas, sin duda un extraordinario éxito editorial. Pero dejemos estos de lado porque no es esta la cuestión que nos interesa.

Una vez hecha esta introducción en la metodología seguida para realizar esta encuesta entramos a los resultados, por aquellos aspectos en los que nos encontramos en nuestros temas de interés, y las consideraciones que nos merecen los mismos.

A) Lo primero y más importante para mí es que la historia no está muerta, ni decaído el interés en la misma. Digo esto porque es este top ten nos encontramos con cuatro libros relacionados de alguna manera con la historia, a lo que hay que agregarle de esos cuatro libros tres que están en los primeros lugares. Uno, el que ocupa el primer lugar, sin dudas todos lo sabemos o por lo menos lo deducimos es la Biblia, que ha vendido la friolera de 3.923 millones de unidades en estos pasados cincuenta años. Hay algunas salvedades que el autor hace notar en su informe y que sonlas siguientes: en primer lugar la Biblia tiene una ventaja sobre la mayoría de los otros libros que figuran en la lista, y es que desde el primer día de estos cincuenta años se estuvo vendiendo, hasta hoy sin parar, segundo mantuvo un índice de crecimiento en las ventas global en todo el planeta de aproximadamente 10 a 12% anual, con algunos países con marcas records, por ejemplo Irán mantuvo un crecimiento sostenido en los últimos diez años  del 186%, Siria el 82%, Líbano 77%, China 43%, Europa en general 16,8% y en todas la Américas juntas 14,3%. En Brasil solamente se vendió en el año 2016, 14, 7 millones de ejemplares. En las ciudades de Bogotá y Sao Paulo se encuentran las dos editoriales dedicadas exclusivamente a la impresión de Biblias más importantes del mundo, imprimiendo cada una ejemplares en más de 85 idiomas diferentes, el principal cliente que tienen es China a la que venden más de veinte millones de ejemplares anuales. Y un detalle que se me pasó decirles, estamos hablando ediciones y traducciones solo de lenguas vivas, lenguas que se hablan en la actualidad. Para finalizar con la Biblia digamos que el año pasado se vendieron 146,3 millones de ejemplares, la verdad que si lo vemos desde el punto de vista comercial debe ser el único producto en la historia de la humanidad que desde 1455, fecha en que salió el primer ejemplar de la imprenta de Gutemberg hasta el presente, más de 650.000 años ha estado ocupando siempre el primer lugar en ventas, y mantiene un ritmo continuado de crecimiento de las mismas anualmente. La verdad no se me ocurre otro de tipo de producto sea del rubro que sea.

Para no dejarles la incógnita a los compañeros que no conocen la lista, voy a dejar de lado las novelas, libros de auto ayuda y temas generales pues no quiero abusar de la amabilidad de la administración del foro y cometer una falta, solo voy a mencionar a los libros relacionados con la historia y que lugares ocupan. El segundo lugar está ocupado por lo que fue otra gran sorpresa para mí y se trata del “Libro Rojo de Mao” o también conocido como las “Las Cartas de Mao”. Este libro nos lleva a un primer razonamiento, un libro comprado solo por la población china ya es record editorial. Pero no es así en el detalle de la distribución de ventas, se ha vendido de forma pareja, tanto en China, como en occidente. El total de ejemplares vendidos es de 823 millones. En el tercer lugar está quién yo pensé ocuparía el segundo, nuestro conocido Corán, pisándoles los talones a Mao, con 788 millones de ejemplares. Y por último el cuarto libro vinculado a la historia es el también muy conocido “El Diario de Ana Frank” que ocupas el décimo puesto.Los otros seis libros, todos best-sellers o sagas muy conocidas por todos, y las cuales ya se imaginarán sus nombres.

La verdad que el tema da para mucho más análisis, lamentablemente me he excedido en el espacio, y aún me queda el tercer tema con el que también me topé por casualidad y se trata de la cantidad de creyentes por religión, su distribución a nivel mundial, el índice de crecimiento demográfico y su significación en el índice de crecimiento por religión. La economía y su influencia en la religión y otros datos más relacionados. Se me está ocurriendo que este tema lo podemos tratar después de terminar con el Rey Salomón y la solución del problema cronológico. Estamos en pocos días, un fuerte abrazo para todos.

 

.

Hartman
Imagen de Hartman
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 19 Oct 2010

Hola Juan

Estaba poniendome al día con el tema y llegué a tu post #10, las falsificaciones. Esto trajo mi atención sobre un punto no menor. Hay intereses creados capaces de fabricar pruebas de una manera impecable.

Recuerdo cuando me explicaban como fabricar un "escarabajo estercolero" de 4.000 años de antigüedad, perfectamente autentico. Si sumamos, negocio de antigüedades falsificadas, interés en demostrar que Israel es dueño de Palestina desde tiempo inmemorial, interés en demostrar que Israel no es dueño de Palestina, interés en demostrar la exactitud de la Biblia, interés en demostrar su falsedad y la enorme cantidad de expertos frustrados que puede ponerse al servicio de alguna de estas causas... por torcida vía... ¡Puf! no quisiera estar en el lugar del que tiene que evaluar las pruebas!!

Soy químico, aunque no ejerzo, ¿sabes lo complicado que es aplicar una pátina uniforme? ¿te haces una idea de lo dificil que es determinar la composición correcta de una pátina, para luego reproducirla? ¿te das una idea de lo complicado que es pulir una superficie para que no se note que fue tallada recientemente? Brrrrrr.

Tu relato me recordó otro sobre filatelistas. Hay estampillas muy valiosas por lo escasas. Entre las más valiosas están unas falsificaciones hechas por un Australiano, porque son perfectas y, obviamente, sólo hay un par. Como de las originales hay algunas docenas, resulta que las falsificaciones son más valiosas que los originales...

La estela de la que hablas debería estar en el museo...el de Arte, no el de historia. Es toda una pieza de autor;)

 

Saludos

 


Todavía no he empezado a pelear

  200-cruz  200-cruz 

juan el que piensa
Imagen de juan el que piensa
Desconectado
Legionario Inmunis
Desde: 5 Dic 2015

 La verdad que es impresionante todo lo que ahy detrás de ese mundo subterraneo. En los próximos post voy a tratar el tema del Rey Salomón como habrás podido leer, porque  la idea de este bloque es terminar justamente con la caída de Judá en manos Babilonicas, haciendo todo un repaso de la historia de los reinos de Israel y Judá, afin de llegar a ese momento crítico de la etapa del final de éstos. Y comenzar con en el post cuativerio donde se va a desarrollar la religión judía propiemente dicha, con el surgimiento del rabinismo y las sinagogas, asi como la mishná y los fundamentos de los dos Talmud, el de Jerusalén y el Babilonia,  como también los estudios en Yamnia donde finalmelte se va crear la Biblia Hebrea y su canón. Para luego pasar si al Jesús Historico y el Nuevo Testamento, terminando con el cristianismo primitivo, llegando hasta el Concilio de Trento, donde se va fijar el Dogma cristiano, vigente hasta hoy.  Pero volvamos a Salomón, lo que te quería decir que todos van a tener la posibiladad de ver los errores intencionales o no sobre la interpretación arquelogica del registro de ruinas halladas, pero no de piezas aisladas, como ceramicas, vasijas, u otro tipo de utensillos sino restos de ciudades enteras como Jasor, Guezer, Megido, Siquem y algunas más. En algunos casos parece cosa de ciencia ficción ya lo van a leer en los siguientes post.

Una nota aparte, con respecto al Estado de Israel Moderno, tema que también se viene pronto en otro subforo, cuyo tópico es el Surgientos de los Nacionalismos y Estados en el Medio Oriente, que no se si tuviste oportunidad de leer, pronto voy a tratar el tema, y te cuento que han surgido nuevas pruebas documentales, en documentos desclasificados recimientemente por el gobierno británico, que rompen algunos paradigmas sobre el sionismo y la creación del Estado de Israel. Pronto nos veremos. un fuerte abrazo.

merlin-satan
Imagen de merlin-satan
Desconectado
Senador-Moderador
ModeradorColaboradorSocio MH
Desde: 4 Ene 2013

juan el que piensa ha escrito

Una nota aparte, con respecto al Estado de Israel Moderno, tema que también se viene pronto en otro subforo, cuyo tópico es el Surgientos de los Nacionalismos y Estados en el Medio Oriente, que no se si tuviste oportunidad de leer, pronto voy a tratar el tema, y te cuento que han surgido nuevas pruebas documentales, en documentos desclasificados recimientemente por el gobierno británico, que rompen algunos paradigmas sobre el sionismo y la creación del Estado de Israel. Pronto nos veremos. un fuerte abrazo.

Juan! pareces los abnuncios de la televisión que te dejan con el previo del sigueitne capítulo! Qué bien manejas a tu audiencia jajajajajaja.

Ánimo con el trabajo sobre Salomón, es una gozada leerlo!

 


     ...merliN-sataN...  foto  foto  

juan el que piensa
Imagen de juan el que piensa
Desconectado
Legionario Inmunis
Desde: 5 Dic 2015

Hola Merlin-Satán, me hace gracia tu concepto, y si es cierto cuando tengo algo que puede interesar a los compañeros, me gusta despertar un poco de interés en los compañeros.

Respto a Salomón ya tengo la respuesta de mi exprofesor, nos reunimos en el Club Español de Montevideo,lugar excelente para tertulias, o para tomar un café y charlar largo rato, sin que nadie te moleste, por otro lado tiene una excelente biblioteca, con WI-FI y ordenadores para buscar en los archivos. En este momento  lo estaba redactando cuando vi tu comentario. Entre mañana o pasado lo terminoy subo al foro. Un abrazo.

juan el que piensa
Imagen de juan el que piensa
Desconectado
Legionario Inmunis
Desde: 5 Dic 2015

 Caída y Destrucción del Reino de Judá

Rey Salomón (a)

El problema

El Rey Salomón es uno de los personajes en la historia de la humanidad, que más popularidad ha alcanzado, y no estoy hablando desde el punto de vista teológico, sino desde una óptica extra religión y extra bíblica. Se han escrito ocho novelas, seis de las cuales fueron best sellers, se hicieron once péliculas con él como protagonista principal, a las cuales hay que agregar un remade reciente de “Las Minas del Rey Salomón”. También se llevaron a cabo dos series de TV para niños, en formato de dibujos animados otras dos series en formato documental, y dos series de más de sesenta capítulos, noveladas, una producida por FOX, y filmada en Colombia, con producción de ese país siguiendo la línea de ficción sobre personajes bíblicos, realizadas en español y con la distribución por canal cable y televisión abierta, exclusivamente para Latinoamérica, sin duda un mercado muy propicio para este tipo de producto,  y la otras es una producción del canal Sony, edición original en inglés con subtítulos en español y otros idiomas. Por tanto como podrán apreciar el Rey Salomón, no solamente es un significativo personaje real en las religiones abrahamicas,  que vivió y fue muy controvertido por sus actos, sobre todo en lo que se refiere al estudio exegético de sus narraciones, y las discrepancias que se muestran de él en su actitud como gobernante, y su actitud como creyente. También lo es en el imaginario popular sin mediar fronteras o diferentes religiones. No hay ninguna duda que los estudios historiográficos, tanto como arqueológicos, también son muy polémicos como vamos a ver más adelante en el desarrollo de su biografía. Pero sin duda no se puede negar su importancia histórica en la vida del Reino Unido de Israel, como también dentro del cristianismo, judaísmo, e islamismo, puesto que de su persona también se hace eco el Corán. 

Después de esta introducción semiestadistica, realizada  con el fin ubicar un poco el contexto social, como religioso vamos comenzar con nuestra historia. Voy a tratar de ser lo más claro y sintético posible. Aunque el tema no es fácil de transmitir pues ya de por si es bastante complejo. Otra aclaración previa, para evitar confusiones y malos entendidos.  El problema cronológico que voy a narrarles a continuación, no lo considero como un descubrimiento personal, debe de haber muchísimos historiadores, teólogos, sacerdotes u otros miembros del clero, bíblistas en general, que lo deben de haber notado y por lo tanto estudiado y llegado a sus propias conclusiones. En este caso fue toda una sorpresa para mí, pues en todos estos años que llevo estudiando La Biblia y su historiografía no lo había percibido y recién ahora y de casualidad me cayó la ficha. Aclarado esto, que no me creo ningún genio por haber notado algo que quizás sea más común de lo esperado de lo que uno piensa o conoce, comencemos con el desarrollo del problema.

Todo comenzó cuando revisando lo escrito, previo a subirlo al sitio para verificar si no había cometido fundamentalmente ningún error conceptual, dado que mucho de lo escrito se remonta a información que uno leyó o estudió hace tiempo, me surgieron algunas en algunos aspectos a los que hacía mención en el texto, y que había leído ya hace algún tiempo que generó dudas sobre si mi memoria no me estaría jugando una  mala pasada, por lo tanto para salir de dudas recurrí a la fuente, la “Enciclopedia Católica”[1]  edición actualizada, año 2016. Y fue en el instante de leer apenas un par de párrafos que me encontré con dato que hizo sonar las alarmas en mi mente. El dato fue la fecha de nacimiento de Salomón, el artículo la ubicaba en el año 1016 a.C. Ustedes se preguntarán ¿qué importancia puede tener un dato tan menor en contexto general de Antiguo Testamento, o de La Biblia toda.? Pues los invito a todos que lo analicemos juntos, puesto que algunos de ustedes puede darse cuenta de una solución no considerada, o puede tener conocimientos  que yo no poseo

Sigamos entonces con la importancia que este dato puede tener, y para ello nos tenemos que remitir a los tiempos de David. Todos conocemos la historia de amor de David y Betsabe, pero lo que ahora nos interesa en este momento son las fechas, los hechos en líneas generales ya los conocemos.

Primer dato importante, tanto la teología como la historiografía han llegado a un consenso de que el año de nacimiento de David es el 1044 a.C. más menos dos años.  Asume el trono de Judá en el año 1011, donde establece como capital la ex ciudad cananea de Hebrón, desde donde gobierna durante seis años, en el sexto año de gobierno 1005 a.C. es reconocida y aceptada su autoridad por los jefes de la tribus locales como rey del reino del norte, lo significa que por primera vez en la historia nace el Reino de Israel Unificado.

Ya en estos datos nos encontramos con importantes discrepancias, a) la narración bíblica nos cuenta que David conoció Betsabe , madre de Salomón,  siendo Rey de Israel, y situada la capital ya en lo que bautizó como la Ciudad de David, futura Jerusalén. Haciendo una simple comparación de fechas nos encontramos que David y esposa no pudieron concebir a Salomón que fue el segundo hijo de antes del año 1003 a.C. Hay otro detalle, que nos cuenta que David manda a su general en Jefe de las tropas destinadas en Amón Joab, llevando un asedio con el fin de conquistar ese reino a que ubique en las primeras líneas de frente al comandante de uno sus regimientos a Urías, primer esposo de Betsabe, para tener mayores posibilidades de que muera en batalla, hecho que al final ocurre. La fecha de estos acontecimientos según fuentes amonitas, recordemos que una de las posibilidades mencionadas es al combate entre Israel y Amón en la ya mencionada estela de Tell Dan, nos quedaría el año 1001 a.C. como mínimo posible del nacimiento de Salomón, puesto que debemos tener presente el nacimiento del primer hijo, que no podría haber ocurrido antes del año 1002 a.C. b) la Biblia nos narra que Salomón, era un hombre joven cuando fue coronado, y que gobernó durante cuarenta y tres años, Haciendo números nos percatamos que si nació en el año 1016 a.C. cuando fue coronado, siempre manteniendo la cronología bíblica, David muere en el 966 a.C. y Salomón asume el trono en el 965 a.C. , como resultancia de estos cálculos nos daría que salomón tendría 35 + 16 =  51 años al ser coronado, muy que digamos, y más para época en la que estamos donde el promedio de vida del varón no superaba los cuarenta años, era considerado un hombre mayor. Pero recuerden que la Biblia dice que gobernó 43 años, o sea que murió a la muy improbable edad de 94 años. Con estas discrepancias tan grandes basadas en datos aceptados por la academia por consenso, nos da para tener tres opciones a concluir, la primera que la fecha de nacimiento está mal estimada en el artículo de referencia, segunda opción que se trate de un simple error de tipeo, cosa que de ser así no dejaría de ser curioso que con tantas actualizaciones que tubo en más de cien años de la primera edición este detalle fuera pasado por alto. Tercera opción y la más remota en mi concepto que todo el resto de la cronología fuera la que estuviera mal, de ser así tendría un dejo de catástrofe, porque  equivaldría a que a una estructura de tubos de acero le sacaran un par de tornillos de su base, la consecuencia sería que se vendría abajo en cualquier momento. En este caso pasaría algo parecido ya que habrías que hacer todo un corrimiento de fechas, por lo menos desde el nacimiento de Salomón hasta la caída de Jerusalén en manos de Nabucodonosor, lo que sería un importante trastorno, dado que la mayoría de esas fechas están avaladas por la historiografía y la arqueología, lo que estaría diciendo que todo lo que se investigó y estudió durante más de doscientos años carecería totalmente de errores en la datación.

Luego de hecho todo este análisis, lo primero que hice buscar en toda mi biblioteca, tanto la digital, como la impresa en papel otras referencias en la cuales se citara la fecha en cuestión. Y para empezar se me ocurrió recurrir a la fuente más fácil, la vieja y querida Wikipedia, y cuál no sería mi sorpresa cuando pongo en el buscador fecha de nacimiento de  Salomón y salta enseguida en recuadro año 1011 a.C. pero cuando pongo solamente Rey Salomón, la fecha de nacimiento que en ficha inicial, que se encuentra en la parte superior derecha figura 1015 a.C. una misma fuente dos datas diferentes, y los curioso es que en las referencias bibliográficas figuran autores de un reconocimiento a nivel internacional importante. Por lo tanto recurro a verificar esos libros que por tengo en mi colección, pero aquí el problema se repite las fechas van desde el 1015 hasta el 1006 a.C. ninguna coincide entre los diferentes autores revisados, es más en algunos de esos libros ni siquiera figura la fecha de nacimiento, solo se hace mención de la fecha de reinado, la cual coincide en todo los casos.

Llego así a dos de las citas de referidas en el artículo de Wikipedia con el fin de seguir la búsqueda de datos y ver cuál es la fecha con mayor aceptación entre los diferentes investigadores y me encuentro con el Estudio llevado a cabo dentro del Programa Científico Israelí y dedicado a la historia del pueblo judío (The Jewish People, Jerusalén: Keter, 1973, sección 7); similares son las fechas consideradas por Philip Parker (World History, Londres: Harper-Collins, 2004, pp. 30-31). Tanto en la fecha de nacimiento, como en la fecha de su reinado. Encontrando aquí si una coherencia total con el cálculo previo estimado, año 1001 a.C. como fecha de nacimiento, y reinado entre 965-928 a.C. esto significaría que Salomón tendría 36 años cuando accede al trono,  y 79 años a la fecha de su muerte. Luego me encuentro con el libro de Filkestien y Silbernan “David y Salomón: En busca de los reyes sagrados de la Biblia y de las raíces de la tradición occidental” (Spanish Edition) en este libro nuevamente tal cual ocurrió  con “La Biblia Desenterrada[2] dan un nuevo giro tomando en cuenta nuevos registro documentales, y hallazgos arqueológicos que permiten aclarar viejas preguntas, con respuestas nuevas. Aquí también nos encontramos con una coincidencia de fechas. Lo mismo ocurre con  la  “Historia de la Biblia” de Jaroslav Pelikan[3] y  J.R. Porter[4] Por acá voy abandonando la lista de la bibliografía porque puede ser muy aburrido nombrar tantos  libros y autores. La evidencia demuestra claramente que la gran mayoría pauta como fecha de nacimiento de Salomón el año 1001 a.C. Respuesta contestada, esta parte del problema resuelta.

Aunque no todo está resuelto, ¿cuál es el origen de toda esta variación de fechas? En todos los libros donde se cita a Salomón en la Biblia, veamos cuales son, 1 y 2 Reyes,  1 Crónicas, 2 Samuel, Salmos, Isaías, Miqueas, Jeremías, y Nehemías. En todos estos libros se consignan acontecimientos, acuerdos comerciales y diplomáticos. Contratos, correspondencia y todo tipo de documentos que se emiten habitualmente en una corte, aclaremos que no son documentos historiográficos, forman parte de la descripción de la narración bíblica, y como tales integran los mitos, las leyendas y el folclore que se escribió como parte de la bibliografía de este rey. Pero tienen una doble importancia, en primer lugar pautan como eran las normas documentales de la época. Segundo marca fechas que sirven para que nos ubiquemos en las distintas que se dividió el reinado de Salomón haciendo como siempre lo menciono abstración de toda la parte teológica. Y  tiene la virtud de introducirnos en el calendario hebreo ya sea el bíblico, como también en el antiguo clásico. Lo que nos va permitir responder alguna pregunta que nos quedó pendiente del problema anterior.

Cuando una persona lee la Biblia, sin importar si es creyente o solamente la lee por curiosidad, o como un libro de literatura clásica, obviamente no piensa en la cantidad de idiomas que están relacionados de una manera directa o indirecta con el desarrollo de su escritura. No piensa si se trata de lenguas muertas, lo que significa un trabajo particular y adicional por parte de los lingüistas y lo difícil que es mantener intacto el espíritu y las formas que el escritor pretendió darle a su redacción original, en su lengua original.

Exactamente pasa lo mismo con los calendarios involucrados, fundamentalmente en el caso de la Biblia. Recordemos por cuantos calendarios antiguos ha pasado en la redacción de los textos bíblicos hasta llegar al  presente. En la antigüedad estos calendarios eran muy similares entre sí, casi todos al principios se regían por el ciclo lunar, lo que diferenciaba eran el motivo fijado para el día  de comienzo del año y las festividades religiosas. Gracias a esa similitud en los documentos, acuerdos diplomáticos, tratado de paz, y todo aquel tipo de escrito que comúnmente se realizaban en una corte vinculado con otro reino o reinos, generalmente no tenían dificultad en  ponerse de acuerdo fijando por ejemplo las fechas según los calendarios de los reinos intervinientes, poniendo una encima de la otra, cosa muy habitual en el período de transición del cambio y ajuste entre los calendarios juliano y gregoriano, costumbre que sigue hasta nuestros días en varios países anglosajones.

Veamos el calendario hebreo en particular, este tiene varias versiones, la primera que a fin de nuestro tema más nos interesa, puesto que sería irreverente hacer una análisis profundo de la historia de composición y cálculo hasta llegar al calendario hebreo vigente, que el Gran Rabino Hilel II publicó el el año 359. ¿Por qué lo cambió  y ajustó los cálculos? Pues en el año 325 durante el Concilio de Nicea, citado a instancias del Constantino I, el Grande, el  cristianismo  tomó varias decisiones sobre sus distintas celebraciones, habiendo algunas que se montaban junto con una festividad hebrea, ejemplo la Pascua judía se celebraba el mismo día que el Viernes Santo cristiano, y los judíos tenían cierto temor de que los cristianos les impidiesen celebrar sus festividades por la coincidencia de día. Ello llevó a que Hilel II realizara la modificación llamada Antiguo Calendario Hebreo.

Sigamos con el Bíblico que es considerado el primero, pero entre los calendarios de la región posiblemente se a el último en aparecer, antes del calendario musulmán que recién va ser creado durante la predicación de Mahoma.

El calendario se define prácticamente a lo largo de todo el texto bíblico que  forma el Pentateuco, La Torá o Ley. Este considera el ciclo lunar solamente, en esta primera etapa, cada mes era una vuelta de la Luna en circunscribir alrededor  de la Tierra. Luna nueva, cuarto creciente, Luna llena o plenilunio, ycuarto menguante. Este proceso tiene una duración de 29 días, 12 horas, 44 minutos y 33 segundos. Siendo por consiguiente su error de cálculo sólo de medio segundo. Debido a que la cantidad de días en un mes debía ser exacta, el calendario hebreo emplea meses de 29 y de 30 días, intercalándolos.Por tanto el año hebreo duraba doce meses, dando un total de 354 días, o cuanto tenía día agregado de 355 días. Esto generaba que tres de cada ocho años fueran los llamados años preñados, ya que para compensar la falta de días generada el por el  cálculo anterior se agregaba un mes al año, siendo este fijado como primer mes del año (a) y al verdadero primer mes del año se le llamaba (b). Y ya que estamos en el primer mes del año en la se indica que este será el mes de Nisan, llamado en la Biblia "el mes primero” “para vosotros será este el primero en los meses del año" (Éxodo 12:2)

Y el comienzo de la cuenta de los años en este calendario estaba pautado en el Pentateucoestableciendo a Nisán como el primer mes del año, al haber sido aquél en que el pueblo de Israel fue liberado de la esclavitud de los faraones de Egipto. Los otros meses mencionados en la  Biblia con relación a Salomón son:, el "mes de Ziv" (1Reyes 6:37), cuarto mes del año, "el mes de Bul, que es el mes octavo" (1Reyes 6:38), y también "el mes de Eitanim, que es el mes séptimo" (1Reyes8:2), fueron seguramente tomados de nombres de meses fenicios, ya que son mencionados en el contexto de las relaciones comerciales entre el Rey Salomón y el Rey Hiram de Fenicia. Los nombres babilónicos que han llegado hasta nuestros días, aparecen por primera vez en el Libro de Ester y en los de Esdras y Nehemías, y fueron adoptados asimismo por otros idiomas, como el turco moderno (Nisan = abril; Temmuz = julio; Eylül = septiembre; Şubat = febrero).  Nos faltan los otro cinco meses que son: Tishrei (30 días) (תשרי) - cae aproximadamente en septiembre u octubre, Jeshván (29 ó 30 días) (חשוון, llamado también Marjeshván - מרחשוון) - octubre o noviembre, Kislev (30 ó 29 días) (כסלו) - noviembre o diciembre, Shevat (30 días) (שבט) - enero o febrero y Adar (29 días) (אדר) - febrero o marzo

En cuanto a la semana se toma el Cantar de la Creación, como base, de este texto, Génesis capítulos 1-11, en los cuales se relata la creación del mundo en seis días, y en el último, el séptimo descansó Dios y admiró su obra. Este día es el único que tiene nombre y no se lo cita con un número, es el Sabat. (Génesis 2:1-3)  Los días no tenían nombre, sino que citaban por los números ordinales hebreos, tal y cual están mencionado en el texto ya citado. En cuanto al formato de los días su duración comienza en el ocaso y termina al ocaso del día siguiente. Este siguiendo las pautas del mismo Cantar de la creación, que dice “y fue la tarde y la mañana un día”  (Génesis 1,5) lo que indica claramente lo que Dios consideraba un día. Nos queda mencionar el día Yon Kipur o Día del Perdón, este estaba pautado en la Ley Levítica de la siguiente manera: "El día décimo de este séptimo mes será el día de la Expiación... Será para vosotros día de descanso completo y ayunaréis; el día nueve del mes, por la tarde, de tarde a tarde, guardaréis descanso" (Levítico 23:27-32)Y finalmente la fijación del día de la Pascua Judía, la Pesaj, “Guardarás el mes de Aviv (= primavera) y harás pascua a Yahveh tu Dios; porque en el mes de Aviv te sacó Yahveh tu Dios de Egipto" (Deuteronomio 16:1). 

Como habrán podido apreciar todo lo referente al calendario hebreo bíblico, tal como lo dice su nombre está indicado en el Pentateuco o Torá Ahora aquí está el problema, este calendario tiene en cuenta toda la cronología bíblica pero solo hasta la caída de Jerusalén, pues durante la cautividad se va cambiar por lo que va pasar de denominarse calendario hebreo antiguo, quédense tranquilos no voy a entrar detalles, tan solo mencionar que las diferencias son apreciables y la diferencia con el bíblico es mayor.

A lo que pretendo llegar es que me gustaría que ustedes se pusieran en el lugar del historiador y evaluaran las dificultades con las que se encuentra para hacer la conversión a nuestro calendario gregoriano, a fin de darles a los lectores las fechas correctas establecidas por la cronología bíblica, y mantener así la coherencia de la datación de los documentos historiográficos, y del registro arqueológico con la misma. Pues cualquier error en los cálculos puede ser capaz de destruir la estructura caños de acero como puse en el ejemplo citado anteriormente. De hecho se producen, como pasó en el problema mencionado, y es así como encontramos tanta cantidad de fechas adjudicadas a un mismo acontecimiento. Tengamos en cuenta además que la Biblia en general tuvo influencia Aramea, Hebreo Bíblico, Hebreo Antiguo o clásico, griego antiguo y clásico, más los calendarios romano primero y juliano después  predominante en la región durante la conquista y colonización. Toda una hermosa variedad, que hay que llegar a dominar fluidamente para poder hacer la conversión correspondiente a nuestro calendario. Y esta es la respuesta final que nos da la explicación de esos errores involuntarios cometidos por tantos estudiosos, hombres de buena voluntad, que solo tenían la intención de darnos una ayuda en información.

Estimados compañeros en el próximo post entraremos de lleno en la vida y obra del Rey Salomón, que evidentemente es más novelesca, que las propias novelas que sobre él se escribieron. Un fuerte abrazo.


[1] La Catholic Encyclopedia (español: Enciclopedia Católica) es una enciclopedia escrita en inglés y publicada en 1913 por The Encyclopedia Press. Ofrece información sobre temas relativos a los intereses, acciones y doctrina católicos. También en una edición digital de  libre acceso en internet, con el mimo nombre, en versión actualizada al año 2016.

[2]  Filkestien Israel, Silberman Neil Asher, ““David y Salomón: En busca de los reyes sagrados de la Biblia y de las raíces de la tradición occidental”, primera edición en español publicada el 15 de octubre de 2007, Editorial Siglo XXI, treducción de José Luis albistru, Madrid, España.

[3]   Pelikan Jaroslav, “Historia de la Biblia” ,  año 2009, Editorial Kairos, Barcelona, España

[4]  Porter, J.R. “LA BIBLIA”, editorial Blume, traducción al española Margarita Cavádoli, primera edición en español año 2009, Barcelona, España.

juan el que piensa
Imagen de juan el que piensa
Desconectado
Legionario Inmunis
Desde: 5 Dic 2015

Caída y Destrucción del Reino de Judá 

Rey Salomón (b)

Nace el Rey

Llegamos finalmente a la vida y obra del Rey Salomón. Una vida según la narración bíblica tan novelesca como las propias obras de ficción que sobre él se escribieron o las  películas que se hicieron.  En el post de hoy analizaremos las circunstancias que rodearon su nacimiento y el posterior camino hacia el acceso al trono.

Iniciemos pues este camino, para ello es inevitable tener que volver a la época de David. Y es inevitable porque la vida de estos dos reyes esta enlazada de tal manera que supera la relación padre e hijo. David y Salomón son hombres carismáticos por excelencia, pero con perfiles totalmente diferentes. David un excelente guerrero, jefe militar y estratega. Logra conquistar territorios que van a ser la posterior base del Reino de Israel. Mientras que Salomón no tenía una visión militar como rey, no tenía ambiciones expansionistas. Su meta era consolidar el reino políticamente y económicamente, un muy hábil negociador y comerciante, con una visión para los negocios fantástica. A lo largo de todo su extenso reinado no hubo guerras, salvo alguna pequeña escaramuza con las tribus del norte. Salomón prefirió perder tierras a pelear, pero siempre con una mirada estratégica global para el desarrollo del reino, potenciar su comercio. Frente a esta situación nos encontramos que lo largo de todo lo largo de su vida la influencia de su padre está siempre presente, ya sea de forma indirecta, como el origen de los territorios que heredó con el reino, como de manera directa por el respecto que el nombre David, “Casa de David” tenía en el entorno geopolítico del momento y a posterior en los futuros reyes hasta la caída de Jerusalén. Y con esta muleta es con la que va a caminar Salomón. No en vano desde el punto académico se le presta más tiempo y desarrollo textual a David que a Salomón, si bien este último alcanzó quizás más popularidad que su padre en el imaginario colectivo.

Ubicamos a David, ya rey de Judá, establecido en Hebrón, antigua ciudad cananea, desde donde gobernaría hasta ser aceptado por el reino del Norte, como rey. Permanecerá  en Hebrón durante aproximadamente unos siete años y seis meses, cuando decide tomar Jebús y fundar allí una capital propia, sin antecedentes de propiedad de ninguna de las tribus, sin pertenencia a nadie esos pequeños grupos de tribus jebuseas van a ser expulsadas. Tanto ansiaba tener esa capital propia que ni siquiera usa a los soldados judaítas, sino que efectúa la conquista con mercenarios, de manera de no tener a posteriori que compartir la ciudad con ningún jefe tribal que hubiera participado. El nombre que le pone a la ciudad lo dice todo, “La Ciudad de David”, y aún hoy se encuentra bien delineada por los restos de sus muros, ubicada al noreste, dentro de la misma Jerusalén. después estudiaremos el registro arqueológico encontrado en este sitio, que es muy rico y abundante en restos cerámicos, herramientas, vasijas, etc.

Continuemos con David, rey joven, apenas rondaba los treinta años, por ese tiempo, por supuesto tiene mujeres, concubinas que le dan hijos, el primogénito es  Anmón hijo de una cautiva de Ahinoam, la jezreelita,  el segundo Daniel, hijo de Abigail, de Carmelo, exesposa de Nagal, segunda esposa de David, el tercero Absalón, quién va ser proganista de una revuelta para sacar del poder a su padre. Es hijo de Maaca, (Miryam hija de Talmai, Rey de Gezur) El cuarto Adonías, futuro rival para ocupar el trono de Salomón hijo de Haguit, el quinto Safatías, hijo de Abital, y el sexto Itream, hijo de de Egla. Estos son los seis hijos de David nacidos en Hebrón[1] Como ya hemos dicho todas ellas fueron cautivas o concubinas, con ninguna se casó, excepto con Abigail y MIcal, de quién escribiremos unos párrafos más adelante. Este dato es importante cuando lleguemos al tema de la sucesión.

David solo tuvo tres esposas oficialmente, la primera en Hebrón, se la menciona como hija de del Rey Saúl, punto muy discutido, pues si tomamos como buena la teoría de Saúl es un creación literaria, es claro que Mical, de quien se trata no puede por simple razonamiento ser hija de un rey de ficción. Lamentablemente ella fue infértil y no dio descendencia a David, algo que lo preocupó en gran forma. Pues no se trataba solo de algún interés político, como una reafirmación en la relación con la tribu de Benjamín, de la que era originaria Mical, sino que también era clave que le diera un hijo varón para asegurar la continuidad que Jehová le había prometido, formando así la “Dinastía de David”

En Jerusalén tuvo catorce hijos  más, a los cuales, a quienes se les reconoce el linaje davídico son a cuatro. A estos hay que sumarles los hijos tenidos con cautivas, esclavas, y mujeres que a pedido del rey eran traídas a su cama por una noche o mientras el monarca quisiera.

Los hijos nacidos de  Betsabé, su segunda esposa y favorita,  con quién tuvo cinco hijos, uno, el primero murió a los siete días como castigo de Jehová por el pecado del adulterio, sumado al hecho de  hacer matar al esposo de Betsabé, Urías, para disimular que esta mujer había quedado embarazada. De este primer hijo con la reina no tenemos datos, nombre, ni fecha, aunque sabemos que tomando en cuenta que David se casó casi enseguida después de luto, podemos deducir que este hijo debe de haber nació en el año 1004-1003 a.C. luego de algunos días de agonía falleció, al séptimo día de haber nacido, luego de la desesperación del rey, que permaneció postrado durante todo el tiempo, haciendo ayuno y rezando a Jehová para que no matara a su hijo.

El segundo hijo que tuvo con Betsabé, el profeta Natán lo bautizó con el nombre de Jedidías, la traducción de este nombre al español, puede tener dos significados muy similares, una es “el amigo de Dios” o dos “el elegido de Dios”. Jedidías a quien todos conocemos por su nombre de entronización, es Salomón. El hermano que le sigue es Simea, el tercero es Sobab, cuyo significado significa “Rebelde”, y se menciona que desertó de la guerra contra el reino  de Amón, y nunca más se supo de él. Y el cuarto y último es Natán, de quien tenemos que hacer una aclaración. Natán significa regalo de Dios, En el Nuevo Testamento, la genealogía de Jesús según el Evangelio de Lucas traza el linaje de Jesús hasta el rey David a través de la línea de Natán, aunque según el Evangelio de Mateo traza el linaje a través de Salomón. Una explicación convencional, a partir de la época de Juan Damasceno, es que Natán es el antepasado de María (madre de Jesús), mientras que Salomón es antepasado del marido de María, José. Otra explicación es que José fue adoptado, por tanto posee dos genealogías, una biológica y otra adoptiva, puesto que varios textos antiguos identifican al padre de María como Joaquín. También se menciona a Natán como el hijo de David en II Samuel 05:14, y I Crónicas 3:05 y 14:04.

Estos fueron los hijos de David con linaje  real reconocido, a esto debemos sumarles todos los hijos que tuvo con esclavas, cautivas, y mujeres que como rey tenía la prerrogativa de elegir para que se las llevaran a  sus aposentos. Se  calcula que estos hijos fueran alrededor  setenta.

 En la Mishná en el grupo de maestros rabinos reunidos en la ciudad de Yanmia , estos llevaron a cabo una exégesis de una supuesta tradición oral, que nos cuenta que Salomón nació fuerte, sano y se le responsabilizó al profeta  Natán de su educación cultural, cívica y religiosa. Vivió siempre una vida de príncipe, no fue guerrero y no participó de ninguna en ninguna de las batallas que pelaron su padre y sus otros hermanos, excepto Sobab que terminó desertando. De joven mostró un  desarrollado concepto en el tratamiento de los diferentes protocolos diplomáticos de la época, se mostró como hábil comerciante y fue así desarrollando de esta manera las virtudes que le permitirían en el futuro acceder a su  fama. Fue el protegido de su madre, por ser el segundo después de la experiencia nefasta pasada con el primer hijo, tenía miedo de perder a este también.

Veamos ahora según la narración bíblica como se van sucediendo los hechos a lo largo  de la vida de David, como van surgiendo diferentes problemas, que por otra parte  eran naturales en los reinos  de Oriente en torno a la futura sucesión de los reyes, y todo debido a los harenes, enormes cantidades de hijos que se sentían con derecho  al trono, y ello que terminaba con disputas, traiciones y hasta guerras civiles, que como en el caso del Imperio Hitita que terminó en su destrucción.

En caso del acceso al trono de Salomón no fue una excepción, la narración nos muestra de que manera van siendo eliminados los hijos de David, con posibles aspiraciones de acceder al trono  uno tras otro por motivos y caminos diferentes. Otro detalle a tener en cuenta si bien los hijos nacidos en Hebrón tenían ya de por sí, problemas muy polémicos desde el punto de vista jurídicos para ser candidatos a suceder al rey. Aunque también es cierto que en esos tiempos este aspecto no era muy respetado, se actuaba más por capricho del monarca que por la jurisprudencia. De cualquier manera analicemos un poco el tema. David tuvo ocho esposas ocho esposas, de las cuales tres son las más mencionadas en la narración bíblica. La primera es Mical, de quien dice es hija de Saúl, y ya David cuando vivía en casa de éste según la Biblia estaba enamorado de ella. Cuando David tuvo que huir debido a los celos de Saúl y la amenaza contra su vida Mical no lo quiso acompañar, pues no quería vivir en el desierto. Y en este tiempo no es mencionada Mical, excepto que fue dada a otro hombre por su padre. Según nos cuentan los textos Cuando David regreso con Mical ya era un hombre diferente y ahora existía una separación espiritual entre ambos, ya no iban caminando juntos porque ella no había pasado por lo que el había pasado. Debido a que ella rechazo la adoración y además por la actitud para con su marido, Dios trajo juicio sobre ella y fue estéril, nunca tuvo hijos.

El primer hijo, el primogénito se lo da Ahinoam la jezreelita, una cautiva rescatada por David, en otro pasaje bíblico se menciona como esposa de fallecido rey Sául, que capturada  por el rey de los amalecitas. La duda es que varios autores  la dan como esposa de David, aunque en ningún lado se menciona la boda, si se menciona que luego de ser liberada por David, le es fiel durante todo su vida, y lo sigue por todo el desierto, viviendo en cuevas, en las ciudades o sitios donde el futuro rey permanecía. Además es la madre de Amón el primer hijo de David. Más adelante veremos el asesinato de Anmón iniciando así la eliminación  de los posibles competidores de Salomón. Por tanto nos queda aquí la duda de si Ahinoam, fue esposa o no de David, lo que sí está claro es que una de las tres mujeres más influyentes en su vida

La segunda esposa o tercera esposa es Abigail, de Carmelo, esposa de un pastor muy rico, egoísta y malvado que la trataba muy mal, cuando David llega a su campamento en busca comida y agua este se la niega, posteriormente el rey se va tomar revancha de este egoísmo y lo mata ante una actitud traicionera de Nabal, nombre de este hombre. En esta situación, Abigail toma sus cosas y se va con David, a Hebrón. Todavía en ese momento no había regresado Mical.  Pero Abigail no es infértil y le da al rey un hijo Daniel, de quien no tenemos dato alguno.  En 2 Samuel 3:3 se le llama Kileab. Después del asesinato de Amnón, el primogénito, Daniel pudo haber esperado que le correspondiese la sucesión al trono, pero no se hace referencia alguna de que intentara usurparlo, lo que parece indicar que respetaba el nombramiento divino de Salomón o que había muerto antes que David.

Los otros hijos de David que nacieron en Hebrón ya los hemos mencionado, y también quienes fueron sus madres. Sus otras mujeres en Hebrón fueron Maacá, hija de Talmai, rey de Gesur, Haggith, Abital, y finalmente Egla

Antes de pasar a Betsabé, madre de Salomón, me gustaría abrir un paréntesis para analizar las posibilidades jurídicas que tenían los hijos de David de acceder al torno. Veamos  en Hebrón en principio David tuvo solo dos esposas, legales. Las demás se consideran cautivas, concubinas o servidoras. Por lo tanto si restamos a los hijos de las esposas legales, Anmóm  y Daniel, todos los demás hijos nacidos en Hebrón no son herederos legales de David. Otro detalle todos ellos eran, incluyendo a Anmón y Daniel hijos del rey de Judá, no de Israel. Y si recordamos que el trono del reino del norte no se obtuvo por conquista, sino por acuerdo entre David y el consejo de Ancianos de las tribus norteñas, me pregunto si estos hijos tenían derechos sobre el trono de Israel pues no eran herederos directos de este segundo reino.

Hicimos mención de cómo la narración bíblica le va abriendo camino al acceso al cetro  al Salomón, vimos como su primer hermano de sangre murió a los siete días. Ahora veremos cómo es asesinado Anmón, el primer hijo de de David.  A continuación transcribiremos el relato textual de la Biblia.:

 

2 Samuel 13  Nueva Versión Internacional (NVI)

 Amnón y Tamar

“13 Pasado algún tiempo, sucedió lo siguiente. Absalón hijo de David tenía una hermana muy bella, que se llamaba Tamar; y Amnón, otro hijo de David, se enamoró de ella. Pero, como Tamar era virgen, Amnón se enfermó de angustia al pensar que le sería muy difícil llevar a cabo sus intenciones con su hermana. Sin embargo, Amnón tenía un amigo muy astuto, que se llamaba Jonadab, y que era hijo de Simá y sobrino de David. Jonadab le preguntó a Amnón:

― ¿Cómo es que tú, todo un príncipe, te ves cada día peor? ¿Por qué no me cuentas lo que te pasa?

―Es que estoy muy enamorado de mi hermana Tamar —respondió Amnón.

Jonadab le sugirió:

―Acuéstate y finge que estás enfermo. Cuando tu padre vaya a verte, dile: “Por favor, que venga mi hermana Tamar a darme de comer. Quisiera verla preparar la comida aquí mismo, y que ella me la sirva”.

Así que Amnón se acostó y fingió estar enfermo. Y, cuando el rey fue a verlo, Amnón le dijo:

―Por favor, que venga mi hermana Tamar a prepararme aquí mismo dos tortas, y que me las sirva.

David envió un mensajero a la casa de Tamar, para que le diera este recado: «Ve a casa de tu hermano Amnón, y prepárale la comida». Tamar fue a casa de su hermano Amnón y lo encontró acostado. Tomó harina, la amasó, preparó las tortas allí mismo, y las coció. Luego tomó la sartén para servirle, pero Amnón se negó a comer y ordenó:

― ¡Fuera de aquí todos!

Una vez que todos salieron, 10 Amnón le dijo a Tamar:

―Trae la comida a mi habitación, y dame de comer tú misma.

Ella tomó las tortas que había preparado y se las llevó a su hermano Amnón a la habitación, 11  pero, cuando se le acercó para darle de comer, él la agarró por la fuerza y le dijo:

― ¡Ven, hermanita; acuéstate conmigo!

12 Pero ella exclamó:

― ¡No, hermano mío! No me humilles, que esto no se hace en Israel. ¡No cometas esta infamia! 13 ¿A dónde iría yo con mi vergüenza? ¿Y qué sería de ti? ¡Serías visto en Israel como un depravado! Yo te ruego que hables con el rey; con toda seguridad, no se opondrá a que yo sea tu esposa.

14 Pero Amnón no le hizo caso, sino que, aprovechándose de su fuerza, se acostó con ella y la violó. 15 Pero el odio que sintió por ella después de violarla fue mayor que el amor que antes le había tenido. Así que le dijo:

― ¡Levántate y vete!

16 ― ¡No me eches de aquí! —replicó ella—. Después de lo que has hecho conmigo, ¡echarme de aquí sería una maldad aun más terrible!

Pero él no le hizo caso, 17 sino que llamó a su criado y le ordenó:

― ¡Echa de aquí a esta mujer y cierra la puerta!

18 Así que el criado la echó de la casa, y luego cerró bien la puerta.

Tamar llevaba puesta una túnica muy elegante,[a] pues así se vestían las princesas vírgenes. 19 Al salir, se echó ceniza en la cabeza, se rasgó la túnica y, llevándose las manos a la cabeza, se fue por el camino llorando a gritos.20 Entonces su hermano Absalón le dijo:

― ¡Así que tu hermano Amnón ha estado contigo! Pues bien, hermana mía, cálmate y no digas nada. Toma en cuenta que es tu hermano.

Desolada, Tamar se quedó a vivir en casa de su hermano Absalón. 21 El rey David, al enterarse de todo lo que había pasado, se enfureció. 22 Absalón, por su parte, no le dirigía la palabra a Amnón, pues lo odiaba por haber violado a su hermana Tamar.

Asesinato de Amnón

23 Pasados dos años, Absalón convidó a todos los hijos del rey a un banquete en Baal Jazor, cerca de la frontera de Efraín, donde sus hombres estaban esquilando ovejas.24 Además, se presentó ante el rey y le dijo:

―Su Majestad, este siervo suyo tiene esquiladores trabajando. Le ruego venir con su corte.

25 ―No, hijo mío —le respondió el rey—. No debemos ir todos, pues te seríamos una carga.

Absalón insistió, pero el rey no quiso ir; sin embargo, le dio su bendición. 26 Entonces Absalón le dijo:

―Ya que Su Majestad no viene, ¿por qué no permite que nos acompañe mi hermano Amnón?

― ¿Y para qué va a ir contigo? —le preguntó el rey.

27 Pero tanto insistió Absalón que el rey dejó que Amnón y sus otros hijos fueran con Absalón. 28 Este, por su parte, les había dado instrucciones a sus criados: «No pierdan de vista a Amnón. Y, cuando se le haya subido el vino,[b] yo les daré la señal de ataque, y ustedes lo matarán. No tengan miedo, pues soy yo quien les da la orden. Ánimo; sean valientes».

29 Los criados hicieron con Amnón tal como Absalón les había ordenado. Entonces los otros hijos del rey se levantaron y, montando cada uno su mula, salieron huyendo.

Todos los días rezó por su hijo Amnón 39 y, cuando se consoló por su muerte, comenzó a sentir grandes deseos de ver a Absalón.”

Es así como muere el primogénito de David, quedando de esta manera junto al primer hijo que tuvo con Betsabé, muerto a los siete días de nacer, dos de los principales herederos del trono, fuera de competencia.

Por hoy dejamos por acá, en próximo blog veremos que les sucede a los otros posibles herederos y por qué Salomón termina siendo el Rey. Y comenzaremos con el inicio de reinado y por tanto de su gobierno, una vez que terminemos con la narración bíblica inmediatamente comenzaremos con la crítica textual, veremos que nos dicen la historiografía y la arqueología y compararemos los resultados para luego sacar las conclusiones pertinentes. En pocos días estamos de nuevo. Un fuerte abrazo para todos.

 


[1]  1 Crónicas, capítulo 3.

juan el que piensa
Imagen de juan el que piensa
Desconectado
Legionario Inmunis
Desde: 5 Dic 2015

 Caída y Destrucción del Reino de Judá

Rey Salomón (b)

El REY ACCEDE AL TRONO

Con la muerte de Amnón, Absalón pasa a ser el siguiente sucesor al trono de Israel. Cuando David lo perdona y lo hace regresar a la Cuidad de David, luego de muchas dudas este acepta y termina volviendo. Pero la cosa no fue fácil entre padre e hijo, hubo un tiempo en que David aún dolorido por su acto se negó a verlo, ello aumentó el resentimiento de Absalón, quien nunca le perdonó a su padre que no hubiera castigado a quién violó a su hermana, hija de su mismo padre. Y cuando Absalón después de dos años, viendo que David no hacía nada al respecto termina matando a su hermanastro en venganza. Y todavía es desterrado por su padre en castigo por su acto de venganza. Absalón era el prototipo de guerrero bíblico, joven de buen físico, con una extensa cabellera, valiente y admirado y popular, el pueblo miraba con buenos ojos su venganza con quien había cometido tal atrocidad. Mientras tanto la popularidad de David estaba en decadencia. Físicamente ya no era el mismo, su agudeza se estaba perdiendo, si esa actitud despótica de tomar la esposa de otro, y hacer asesinar al esposo para poder casarse con la viuda era una práctica muy común muy común llevada a cabo por los reyes y emperadores en esa época, tal  acto iba contra la ley de Jehová, y eso también había afectado la imagen del rey en frente a su comunidad.

Si bien en apariencia la situación termina encausándose, el odio permanece en Absalón. Se mantuvo obediente a su padre, combatió cuando tuvo que hacerlo, trabajó y cumplió con sus tareas civiles diligentemente, y esperó el momento oportuno. Cuando empezó a hacerse evidente que los signos de la edad empezaron a afectar a David, entró en acción. Él ya contaba  con las simpatías del pueblo, que no habían olvidado el pasado. Es así que Absalón aprovechando esta ventaja, sumada a las quejas de la población, por la leva llevada a cabo por la continuas guerras, más el aumento de los gastos que el mantenimiento de dichas guerras y que como consecuencia terminaba en un aumento de los impuestos, había llevado a un descontento general. Resuelve iniciar un levantamiento popular, prometió un rápido desagravio de estas reivindicaciones. Comenzó un recorrido por Judá, y estableció una alianza con los jefes tribales del reino del Norte, que nunca llegaron a aceptar de forma definitiva y total a David, más después de la muerte de Seba, tras la rebelión de estas tribus norteñas que fueron traicionadas y atrapadas en una celada en Abel-Bet.  Absalón se instaló en Hebrón,  y allí comenzó a reclutar un importante ejército, salió  rumbo a la Ciudad de David, lo que implicó que éste tuviera que abandonar la misma y refugiarse en zonas rurales durante un tiempo. Tiempo durante el cual Absalón tomó el poder. Pero David a pesar de su edad no se quedó quieto y con la ayuda de mercenarios, tras una batalla decisiva recupera  la Ciudad y por lo tanto el trono. Antes de la misma, ordenó a los generales, “tratad benignamente a mi hijo”.  Pero las cosas no ocurrieron así, el general en jefe de las tropas reales Joab, no mostró tanta tolerancia paternal, y termina matando a Absalón cuando su larga cabellera queda enredada a la rama de un árbol. (2Samuel, 18- 15,19). Al enterarse de la muerte de hijo, el anciano rey queda transido de dolor y termina haciendo un lamento poético obsesivamente: “!Hijo mío Absalón, hijo mío Absalón! Ojalá hubiera muerto yo en tu lugar. Absalón, hijo mío, hijo mío! (2Samuel, 18,33). De esta forma muere otro posible sucesor al trono. Quedan dos Adonías, hijo de Haguit, que no fue esposa de David, pero que resultaba el favorito a sus ojos, para sucederlo en trono. Pero había un pequeño inconveniente, cuando David decidió que el Arca no debía estar más en un tabernáculo, sino que se debía construir una casa para ponerla a ella y fuera la morada de Jehová en la tierra, éste le contesta través de su confidente y amigo, el profeta Natán, que no es momento para construir un templo, ni es el indicado  para hacerlo. Quién lo va a construir va a ser su sucesor, y que para ello Jehová ya eligió a Salomón, hecho por el cual David promete el trono a Salomón, en presencia del profeta.

El ACCESO DE SALOMÓN

Cuando quedó totalmente la incapacidad de David para gobernar, y yacía en su lecho en espera de sus últimos días, se desencadena la lucha por el poder entre dos bandos. Ambas facciones encarnaban las tensiones existentes entre la población de rural y tribal de Judá y los habitantes de la ya designada por entonces ciudad-estado de Jerusalén, tensiones que persistirán hasta la caída y destrucción del Reino. Aclaremos que estas no forman parte del folclore bíblico, existieron en la realidad, tanto las tribus del norte como la zona rural de Judá nunca estuvieron totalmente de acuerdo con la instauración de un monarquía con amplios poderes centralizados en un rey solamente. Y a medida que la población de Jerusalén fue creciendo, la ciudad se fue ampliando ediliciamente de acuerdo a las necesidades, el ejército de mercenarios pasó a ser mayor  a las tropas nativas, y fue adquiriendo mayor poder e influencia en el Rey.  Sumándole que era los productores rurales los con los elevados impuestos que pagaban eran quienes mantenían el lujo y la gran vida de la ciudad, más también los grandes sacrificios que debían cumplir en los santuarios exigidos por el sacerdocio, recordemos que el templo todavía no estaba construido. Todos eran factores para que hubiera un clima de fuerte hostilidad entre la ciudad y el campo.

Continuemos con la lucha por el trono. Una de las partes, la que podríamos definir, como originaria del ámbito  tribal y rural, era la liderada por Adonías, hijo de Haguit. Aquí debemos detenernos un instante, debido a que se ha generado una polémica entre los experto sobre  si Haguit fue una de las ocho esposas que tuvo David, o fue una concubina. La Biblia dice que David tuvo ocho esposas Mical, Ahinoam de Jezreel, Abigaíl, Maachâ, hija de Talmai, rey de Gesur, Haggith, Abital, Egla y Betsabé. También destaca que las tres favoritas, y las cuales en los textos sagrados se mencionan en más de una oportunidad son: Mical, Abigail, y Betsabé. Las dos últimas además ejercieron una importante influencia en la vida del rey. Personalmente soy más a aceptar que Haguit, si fue esposa de David, debido que de otra manera Adonías no hubiera tenido oportunidad de ser sucesor legal al trono. Recordemos que en ese momento solo quedaban dos candidatos el ya mencionado y Salomón que era menor por tanto se encontraba en la segunda línea sucesoria. Lo que lo  favorecía, dejando aparte la mención a la promesa de origen divino que ya hemos mencionado, era  que Salomón había nacido cuando su padre era ya Rey de  Israel, y no solo de Judá lo que le daba derecho sucesorio sobre todo el reino unificado, aspecto este que trataremos más adelante.

Como decíamos Adonías pertenecía a las tribus de Judá y al ámbito rural del reino del sur. No se conoce que hubiera estado en contacto con las tribus del norte en ningún momento. Quienes apoyaban a éste en sus aspiraciones eran Joab, general en jefe del ejército real, de su padre, y Abiatar supremo sacerdote y único superviviente de la matanza de Nob, que se había refugiado junto a David, permaneció con él hasta el final.

La facción rival, ubicada en Jerusalén, la instigadora principal y líder era Betsabé, quién quería que su hijo Salomón fuera el  rey y que se cumpliera el pedido de Jehová y por tanto la promesa hecha por David en su momento. En su apoyo estaba el profeta Natal, y Benaya capitán de la guardia palaciega, y comandante en jefe de los mercenarios del rey, a quién había que agregar al segundo sacerdote del tabernáculo Sadoq.

A pesar de ser de diferente madre, Adonías tenía mucho en común con Absalón, pues “era también muy bien parecido de forma” y además era muy ambicioso. (1Re 1:5, 6; compárese con 2Sa 14:25; 15:1.) Cobra importancia en el registro bíblico durante los años de decadencia de David. Aunque Jehová había declarado que la gobernación real pasaría a Salomón (1Cr 22:9, 10), Adonías comenzó a jactarse de que él sería el siguiente rey de Israel. En vista de que habían muerto Amnón, Absalón y, probablemente, Kileab, es de suponer que fundamentó sus aspiraciones al trono en el hecho de que en ese tiempo era el hijo mayor. Al igual que Absalón, también hizo ostentación de sus pretensiones y tampoco recibió corrección de su padre. Consiguió el apoyo de cierta facción, ganándose el favor del jefe del ejército, Joab, y del sacerdote principal, Abiatar. (1Re 1:5-8.) Luego celebró una fiesta de sacrificios cerca de En-roguel, a poca distancia de la ciudad de Jerusalén, e invitó a la mayor parte de la casa real, con la excepción de Salomón, el profeta Natán y Benaya. Era obvio que tenía el propósito de ser declarado rey. (1Re 1:9, 10, 25.)

No obstante, el profeta Natán actuó con prontitud para frustrar su ardid. Aconsejó a Betsabé, la madre de Salomón, que recordara a David su juramento de dar la gobernación real a Salomón, y luego se presentó tras ella en los cuartos del rey para confirmar sus palabras y alertar a David sobre la gravedad de la situación, indicándole también que pensaba que posiblemente había actuado a espaldas de sus colaboradores más íntimos. (1Re 1:11-27.) Esto impulsó al anciano rey a intervenir, y ordenó sin dilaciones que se ungiera de inmediato a Salomón como corregente y sucesor al trono, lo que provocó el júbilo del pueblo, que llegó a oírse en el banquete de Adonías. Poco después, un mensajero, el hijo del sacerdote Abiatar, llegó allí con las inquietantes noticias de que David había proclamado rey a Salomón. Los apoyadores de Adonías se dispersaron en seguida y él huyó al patio del tabernáculo en busca de refugio. Salomón entonces le concedió el perdón, con la condición de que cuidase su conducta. (1Re 1:32-53.)

No obstante, después de la muerte de David, Adonías indujo a Betsabé a mediar entre él y Salomón para que este le diese como esposa a Abisag, la joven asistenta y compañera, que lo cuidó durante los últimos  de David. El que Adonías declarase: “La gobernación real había de llegar a ser mía, y era hacia mí hacia quien todo Israel había fijado su rostro para que yo llegara a ser rey”, indica que se sentía privado de lo que era su derecho, a pesar de que reconoció abiertamente haber visto la mano de Dios en el asunto. (1Re 2:13-21.) Si bien es posible que con esta solicitud solo pretendiera obtener alguna compensación por la pérdida del reino, dio a entender con claridad que las llamas de la ambición todavía ardían dentro de él, puesto que, según una costumbre del antiguo Oriente, las esposas y concubinas de un rey solo podían llegar a pertenecer a su sucesor legal. (Compárese con 2Sa 3:7; 16:21.) Así es como interpretó Salomón la petición que hizo Adonías por medio de su madre, y por eso ordenó que se le diera muerte, orden que Benaya cumplió sin demora. (1Re 2:22-25.). Siguiendo el pedido de su padre, quién recordando que Joab, había matado a Isbaal y Abner, no obedeciendo sus órdenes, sumando el hecho que no respetó la vida de Absalón y también lo mató, más que finalmente dio su apoyo a Adonías, le pidió que se vengara y no lo dejara con vida. Hecho que cumplió Benayá. Debemos agregar que  a Aviatar, le fue perdonada su vida, por ser sacerdote, pero en cambió fue exiliado del reino prohibiéndose su entrada de por vida.

Una vez asumido el poder el nuevo rey  destituyó a  todos aquellos que ocupaban los cargos en la corte durante el reinado de su padre, y nombró en los mismos a gente de su absoluta confianza. En tanto Benayá fue designado comandante en jefe del ejército, Sadoq el nuevo sacerdote supremo, Natan fue su porfeta y asesor personal al igual que lo había de su padre. y al efectuar el juramento y ser ungido como rey ratificó la promesa hecha a su padre, tras el consejo de éste.

“No derramar sangre [...] No buscar revanchas y seguir los preceptos del Señor.”

Consejo del rey David a su hijo y heredero al trono Salomón, y el nuevo rey así lo hizo.

Como habrán podido apreciar en este relato basado fundamentalmente en la narración bíblica, resulta tan apasionante y novelesco, que las propias novelas de ficción que de Salomón tanto se han escrito. Que puede tener valor histórico, y que es mito o leyenda, no se sabe con exactitud. Cuando pasemos al análisis de los documentos historiográficos y del registro arqueológico, les aseguro que nos vamos a encontrar con otros hechos tan novelescos, tan confusos que la única diferencia que tienen con una obra de ficción, es que éstos si son reales y ocurrieron en el siglo XX. En el  próximo post vamos a ver cómo fue en realidad el gobierno de Salomón,  dejando de lado la fabulosas leyendas que de él se han contado, e inventado. Analizaremos la documentación extra bíblica que se ha ido encontrando y descifrando en los últimos años. Tomaremos como base a nuestro conocido Israel Filkestein, quien publicó un nuevo libro con toda la nueva información surgida en la actualidad. Libro nuevo cuya edición en español tiene apenas un par de años. Su título muy poco original, simplemente David y Salomón. Un fuerte abrazo para todos, y les dejo para quién esté interesado en seguir hurgando más en el tema la bibliografía utilizada, a parte de los textos bíblicos citados en los post anteriores.

BIBLIOGRAFÍA

1) Philip Parker, “Atlas of World History”, Londres: Harper-Collins, 2004

2) Las referencias explícitas sobre David y Salomón figuran en los textos sagrados del judaísmo, especialmente en el Tanaj, y también en el canon del cristianismo, formando parte del Antiguo Testamento. Esas citas están referenciadas en el propio texto a continuación del relato que corresponde

3) Dubnow, Simón. “Manual de la Historia Judía”, Buenos Aires: Sigal, 1977

4) David Ussishkin, "Jerusalén de Salomón: el texto y los hechos concretos ", en: AG Vaughn y AE Killebrew (eds.), 1998, Londres.

5) Jerusalén en la Biblia y la arqueología: El período del Primer Templo (Society of Biblical Literature, Symposium Series, N ° 18), Atlanta, 2003, pp. 103-115

6) Kochav, Sarah (2005). Grandes civilizaciones del pasado: Israel. Barcelona: Folio

 

 

juan el que piensa
Imagen de juan el que piensa
Desconectado
Legionario Inmunis
Desde: 5 Dic 2015

 La Biblia y La Ilíada

Semejanzas y Diferencias

Hoy quiero hacer un enfoque distinto del que veníamos llevando a cabo. Quizás se pregunten qué tiene que ver La Ilíada con Salomón o la Biblia con Zeus. Pues sencillamente ninguna. Pero permítanme antes de entrar en tema explicarme de que manera nació esta reflexión y cuál fue su contexto de una manera breve, aunque creo necesario para entender su origen. Lasemana pasada me tocó ser el anfitrión del grupo de historia e investigación de la Historiografía y Arqueología Bíblica que tengo el enorme placer de integrar, y que ya he mencionado en otras ocasiones, cuenta con integrantes de varios países y que periódicamente nos reunimos para analizar el material reunido, y  resolver el camino a seguir, etc.  Esta vez por medio de un acuerdo realizado conseguimos alojamiento para los invitados en un pequeño hotel ubicado en centro de Montevideo, teniendo a la Universidad y la Biblioteca Nacional, situadas en la vereda de enfrente, y a la facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación a tan solo cuantas aceras de distancia. Como soy socio de la Biblioteca Nacional recibo permanentemente la agenda con actividades culturales, eventos, pues la biblioteca posee una hermosa sala de teatro. Seminarios, conferencias y demás actividades vinculadas. Y fue así que en un momento de relax para tomar algo y descansar unos minutos, ve pongo a mirar los e-mails, y fue cuando veo la invitación para un seminario sobre la Ilíada dictado por un el profesor Andrew Szegedy-Maszak, PhD de la Universidad de Wesleyana, Conneticud, profesor de estudios clásicos de la Antigua Grecia. Y fue de esta manera como terminamos todos participando de este seminario, que nos resultó excelente, y donde aprendimos muchas cosas que no conocíamos, además de profundizar muchas de las cuales medianamente sabíamos. Hasta tuvimos una hermosa oportunidad de compartir un café en un sitio, que se ubica frente a la Universidad y que es tan antiguo como esta. El profesor Andy como le gustaba que lo llamásemos, hombre relativamente joven, unos cuarenta y cinco años, con mucho sentido del humor nos dio a todos los presentes una clase magistral.

Pasados los días, y luego de haber intercambiado ideas con muchas inquietudes, se nos paso la semana y nos despedimos hasta la próximo reunión cuya sede va  a ser la ciudad de Buenos Aires. Y fue allí, cuando quede solo que me puse a reflexionar cuantas semejanzas tiene la Biblia con La Ilíada, por supuesto que también tiene diferencias, se me ocurrió compartir estas ideas con ustedes, porque realmente me gustaría conocer su opinión sobre lo que voy a escribir, primero porque estoy totalmente  convencido que la gran mayoría por no decir todos tienen un nivel de conocimiento de ambos libros, tal como para emitir una opinión tanto discrepante como nueva sobre mis opiniones. De los clásicos griegos, y la Biblia si bien es posible que no se hayan leído en su totalidad, por lo menos tenemos un conocimiento básico como para opinar, aunque estoy convencido que la gran mayoría de ustedes tienen más que un conocimiento básico. Es por eso que me encantaría que en este tópico participáramos todos aquellos a quienes el tema atraiga, a llevar a cabo un amplio intercambio de ideas que ayude a ampliar más estos conocimientos que tenemos. Una última aclaración sobre el tema, si bien existe una amplia bibliografía  sobre el mismo, y la voy a citar al final del este post, del  que tengo la gran ilusión genere un intenso debate, pero con el solo a fin de que a aquellos que quieran consultar o profundizar sobre el tema sepan de una manera simple las fuentes que pueden consultar. Pero lo que yo les quería aclarar que en este post, a parte del fin antes mencionado, no hay citas bibliográficas, pues lo que voy a escribir es solo una reflexión personal, a la que llegué como conclusión luego de dedicarle unas horas a analizar y comparar ambas obras. Es por eso, que en otros temas algunos compañeros me han dicho que no existía mucho margen para debatir, por ser una información originaria de fuentes historiográficas. Pues bien este no es el caso, acá la única fuente utilizada fue mi razonamiento, como perfectamente lo pueden hacer ustedes, de quienes sin querer adularlos, todo lo que he leído de lo escrito por vosotros, de los cuales en muchos subforos no he participado por carecer de los conocimientos necesarios para emitir una opinión coherente, y que estuviera al nivel de sus conocimientos, se encuentran más que capacitados para intervenir en este tópico. Bien comencemos.

Voy a iniciar por la Ilíada, pues en general y cuando uno conversa con cualquier persona no muy versada en su narración y su historia hay varios elementos que surgen en el imaginario, y que básicamente tiene su origen en las películas, documentales, o algún libros de ficción. Lo primero  que la persona va decir que este texto trata de la guerra de Troya, (Ilión en griego, de ahí el nombre Ilíada), del rapto de Helena por París y la ida a la guerra por parte de los griegos para obtener su rescate. La muerte de Héctor a manos de Aquiles, y la estratagema del famoso Caballo de Troya. Todos estos datos están escritos en diversos poemas, y son coherentes con la narración general, si estos hubieran sido  desarrollados por un solo autor, o quizás más autores en un solo libro general que hubiera sido editado por diversos escribas como lo es el caso de Biblia. Aquí podríamos encontrar un elemento diferenciador entre ambas obras. Pero como vamos a poder analizar un poco más adelante, encontraremos que este es un detalle menor en cuanto a diferencias entre los dos textos.

La Ilíada  es una epopeya griega, atribuida tradicionalmente a Homero, (divididos por los editores, ya en la antigüedad, en 24 cantos o rapsodias) y su trama radica en la cólera de Aquiles.Narra los acontecimientos ocurridos durante 51 días en el noveno y supuesto último año de la guerra de Troya. Por lo tanto como podemos concluir esta obra no narra la guerra de Troya, ni el rapto del Helena, ni el caballo de Troya, ni el rescate de Helena. Apenas narra los acontecimientos ocurridos en el transcurso de cincuenta y un día tan solo, de una guerra que según los otros autores que van a generar todas las otras tradiciones, mitos y leyendas de esta historia calculan duró entre nueve y once años. Por lo tanto La Ilíadapuede ser considerada como un libro, tan solo como lo puede ser cualquiera de los libros citados en Biblia, ejemplo el Éxodo, o Jeremías, o cualquiera que se les ocurra. Aquí si tenemos una similitud, claro que no quiero entrar en comparaciones todavía, solamente las diferencias y similitudes que se me ocurrieron a medida que iba escribiendo este post. ¿Homero fue el autor? Una pregunta difícil de contestar. Homero, según se dice era una bardo, ciego nacido en la Isla Quíos, y que recorría las distintas ciudades griegas de las dos orilla del Mar Egeo, recitando tal era la costumbre de la época, recordemos el casi analfabetismo existente en ese período en todo el Próximo Oriente, de ahí la enorme difusión que tenían estos poetas ambulantes narradores de historias, leyendas y gran parte de tradición mitológica griega, que sin lugar a dudas no solo tenían un valor narrativo, hay que agregarle a estos textos un enorme valor pedagógico, teniendo en cuenta que emergen al conocimiento público justamente al final de la llamada “Era oscura” y pautan el ingreso en la “Era Arcaica”, momento que Grecia comienza su renacimiento. Y es cuando se inicia a afianzarse el Panteón de Dioses de la Acrópolis, que finalmente se va a generalizar en toda Grecia, sin tampoco olvidarnos del Famoso Oráculo de Delfos, a cuyas peregrinaciones venían de todas las polis griegas.

Ciclo Troyano

El ciclo troyano es un conjunto de poemas datados en la época de la Grecia arcaica que narraban la sucesión de los acontecimientos de la leyenda de la guerra de Troya. Entre ellos se encuentran dos que han llegado hasta nuestros días, la Ilíada y la Odisea, atribuidos ambos a Homero, y otros, hoy perdidos y que solo se conocen por fragmentos o resúmenes realizados por autores antiguos. Existen resúmenes sobre el contenido de estos poemas perdidos que se encuentran fundamentalmente en la Crestomatía, obra de Proclo, del cual se discute si debe identificarse con el gramático Eutiquio Proclo, del siglo II o con el filósofo neoplatónico Proclo, del siglo V. A veces se considera que el ciclo troyano era parte de otro grupo de poemas más numerosos denominado ciclo épico. Otras veces, sin embargo, se identifican ambos términos como sinónimos. Los poetas griegos a los que se han atribuido la composición de estos poemas cíclicos son: Estasino de ChipreArctino de MiletoEumelo de CorintoLesques de LesbosAgias de TrezénPisandro de CamirosEugamón de Cirene, etcétera. Como podemos observar el La Ilíada no comprende la guerra de Troya en todo su contexto. Está compuesta por una cantidad de libros, muy similar a los que suman en el Antiguo Testamento Hebreo. Otra similitud con la Biblia. Cada de uno de estos libros forma parte del argumento general que el publico asume como si perteneciera en una obra unificada en un solo texto. Por eso y a manera de ejemplo vamos a hacer una pequeña descripción de algunos de esos libros para se comprenda de manera simple como fue que surgieron  estas narraciones y a quién se la asigna como autor de cada una. Cabe de acotar que el ciclo troyano o épico abarca una segunda parte, lo que podríamos llamar un Segundo Testamento, cuyos autores principales no son griegos sino italianos. Pero veamos.

El primer libro, he elegido denominarlos así, para mantener un paralelismo con la Biblia, Es llamado “Las Ciprias o Cantos Ciprios” comprendían once libros. Es posible que el título de este poema aluda al lugar de procedencia de su autor, en cuyo caso habría sido compuesto por un autor de Chipre, pero también se ha sugerido que podría estar relacionado con Afrodita, diosa que, según la tradición, había nacido en Chipre y que habría tenido un importante protagonismo en el poema. Suele considerarse que fue compuesto en la primera mitad del siglo VII a. C., pese a que hay autores que prefieren situarlo a fines del siglo VIII a. C. y otros a fines del siglo VI a. C., otro elemento coincidente. La Reforma de Josías y las fechas que se calcula su creación de la Historia Dueteronómica, del Antiguo Testamento, tiene la misma datación, Y lo más curioso también a las supuestas tradiciones orales sobre las cuales están basadas son pertenecientes a los mismos siglos XIII y XII a.C.

El argumento de este libro es el comienzo de la Guerra Troya, con el juicio de París   acerca de la belleza de AteneaHera, y Afrodita. Esta última  gana este juicio de belleza tras prometer a Paris que conseguiría a Helena de Esparta. La mujer más hermosa que existe. Paris, acompañado de Eneas, viaja a Lacedemonia, donde Afrodita provoca que Paris y Helena se unan. Después embarcan junto con gran cantidad de riquezas. La nave, sacudida por una tempestad enviada por Hera, llega primero a Sidón, y Paris se apodera de la ciudad. Desde allí vuelven a emprender la navegación y llegan a Troya, donde se celebra la boda de Paris y Helena.Menelao, rey de Esparta y marido de Helena, delibera con su hermano Agamenón de Micenas y posteriormente con Néstor de Pilos acerca de la necesidad de reunir un ejército. Recorren Grecia y reúnen a los caudillos. Odiseo, rey de Ítaca, trata de evitar ser reclutado y se finge loco, pero Palámedes descubre la trampa y Odiseo se une al resto de la expedición.

La flota griega se reúne en el puerto de Áulide. El adivino Calcante interpreta augurios y luego zarpan, arribando por error a Teutrania, donde hieren a su rey Télefo, que posteriormente será curado por el mismo que lo hirió, Aquiles. De esta manera comienza la historia de esta guerra que va a durar tantos años y tantas alternativas va tener. Obviamente podemos observar que Homero no tiene ni arte ni parte en este texto, ni en los otros hasta llegar el noveno año de guerra. Esto ya lo hemos analizado en la  Biblia, donde tenemos el ejemplo del Pentateuco que durante más de dos milenios fue adjudicada su autoría a Moíses, cuando finalmente surge la Historia Documental de Wellhausen y se comienza a descubrir que es obra de varios autores que toman las tradiciones antiguas orales y las van conjuntado de acuerdo a sus interpretaciones e intereses. Esto ya lo hemos analizado a fondo con anterioridad. Pues bien aquí pasa los mismo, incluyendo la gran influencia que tienen los dioses y las diosas en los acontecimientos. La gran diferencia radica que en la Biblia nos encontramos en presencia de incipiente monoteísmo, mientras que en Troya tenemos un intenso panteón politeísta, donde las peleas entre los mismos dioses desencadenan eventos muy violentos, aunque en verdad que la Biblia nose queda tan atrás.

El segundo, aunque no se puede asegurar su orden cronológico es “La Etiópida” esta comprendía cinco libros. La fecha original se estima también a mediados de siglo VIII a.C., Se atribuye su compilación a Arctino de Mileto, pero referencias a uno de sus más importantes personajes (Pentesilea, reina de las Amazonas) datan del 600 a. C., sugiriendo una fecha más tardía. De hecho Pentesilea va a ser quién se alié con Príamo rey de Troya para luchar contra los aqueos, hasta que en un duelos personal es muerta por Aquiles.

El tercer libro es “La pequeña Ilíada”, este estaba compuesto por cuatro cantos y narra los juegos funerarios tal cual era la tradición en la Antigua Grecia, para ver quién era el ganador y se quedaba con las armas del muerto, en este caso ni más ni menos que Aquiles es el difunto, muerto por París

Es  claro que no voy a nombrar los veinticinco o treinta libros que narran todo los hechos que conocemos y forman parte del imaginario colectivo, que son mayoritariamente adjudicada su autoríaa Homero. Apenas cité algunos simplemente a manera de ejemplo, y para demostrar mi reflexión que marca la similitud entre la Biblia y Troya que obviamente no queda simplemente en esto. Sin duda de entre todos los libros quedan algunos vamos a mencionar porque narran los acontecimientos más destacados y conocidos de esta legendaria narración que son la propia Ilíada, la muerte de Aquiles, el caballo de Troya y el rescate de Helena. Para redondear así un visión general de la obra y poder compararla en su aspecto general con la Biblia.

Todo lo Comencemos por la Ilíada. Este es el poema más antiguo que se ha conservado escrito de la literatura europea.[1]  Se atribuye tradicionalmente a Homero. Compuesta de 15.693 versos (divididos por los editores, ya en la antigüedad, en 24 cantos o rapsodias). Narra los acontecimientos ocurridos durante 51 días en el décimo y último año de la guerra de Troya. El título de la obra deriva del nombre griego de Troya, Ilión en griego Se atribuye tradicionalmente a Homero, no su escritura, sino su creación oral, recordemos que se dice que este era ciego, por tanto no tuvo más remedio que dictársela a algún escriba. Narra los acontecimientos ocurridos durante 51 días en el décimo y último año de la guerra de Troya. El título de la obra deriva del nombre griego de Troya, Ιlión. Su conclusión es con el duelo entre Aquiles y Héctor, hijo rey de Troyapor la venganza de haber matado este al Patroclo, el amante de Aquiles, y utilizo esta palabra, porque en a partir del siglo XIX fundamentalmente se ha encontrado de que existía pederastia entre ambos. Finalmente luego de un acuerdo entre Príamo y Aquiles este le devuelve el cuerpo a su padre, se pacta una tregua para los funerales, y aquí termina la historia, lo que continua hasta final de la guerra pertenece a otros autores.

Continuemos con el que es quizás uno de los acontecimientos más importantes de la guerra, la muerte de Aquiles. Este es famoso por ser el más hermoso de los héroes reunidos en Troya,[2] así como el más rápido. En su mito es crucial su relación con Patroclo, descrita en fuentes diferentes como profunda amistad o amor. Como había predicho Héctor en su último aliento, su hermano menor Paris mató a Aquiles, bien con una flecha (en el talón según Estacio) o con un cuchillo por la espalda cuando visitaba a Políxena, una princesa troyana. Según algunas versiones, el dios Apolo guiaba la flecha de Paris, o bien era Apolo el que lo mataba sin intervención de Paris. Como veremos y pasa habitualmente en estos textos legendarios, siempre surgen discrepancias en las narraciones, cosa de la que no está exenta la Biblia. De donde surgen estas leyendas sobre Aquiles. Un primera mención la encontramos en la Odisea, la otra obra adjudica a Homero. En la Odisea hay un pasaje en el que Odiseo navega hasta el inframundo y conversa con las sombras. Una de estas es Aquiles, quien, saludado como «bendito en vida, bendito en la muerte», responde que preferiría ser esclavo del peor de los amos a rey de todos los muertos.[3] Esto ha sido interpretado como un rechazo a su vida de guerrero, pero también como una humillación a la levedad de su martirio. 

 La literatura post-homérica explora una interpretación pederasta del amor entre Aquiles yPatroclo. Para los siglos V y IV, la estrecha — y discutiblemente ambigua — amistad retratada por Homero floreció en una inequívoca relación amorosa y erótica en las obras de EsquiloPlatón y Esquines, y parece haber inspirado los enigmáticos versos en e lAlejandra de Licofrón que afirmaban que Aquiles había matado a Troilo, el hijo más joven y bello del Rey Príamo,  por una cuestión de amor no correspondido.

Los reyes de Epiro reivindicaban ser descendientes de Aquiles por su hijo. Alejandro Magno, hijo de la princesa Olimpia de Epiro, podría por tanto reclamar también este parentesco, y se esforzó en ser como su gran antepasado de muchas formas. Se dice que visitó su tumba al pasar por Troya. Pero fue el dramaturgo griego Esquiloquién escribió una trilogía de obras sobre Aquiles, llamada Aquileida por los investigadores modernos. Las tragedias narraban las hazañas de Aquiles durante la Guerra de Troya, incluyendo su victoria sobre Héctor y finalmente su muerte cuando una flecha disparada por Paris lo alcanzó. Fragmentos conservados de Los mirmidones y otros fragmentos de Esquilo han sido reunidos para producir una obra moderna factible.

Y finalmente nos queda el episodio quizás más conocido de toda la Guerra de Troya, el famosísimo Caballo de Troya. Como podremos apreciar el mito de esta arma creada por los aqueos, es tan famosa , conocida y llevada al cine, televisión, dibujos aminados y literatura de ficción tanto como a los Reyes David y Salomón. Las personas alfabetas de nuestro mundo occidental, y también muchas del oriental, no en vano existe una obra escrita en la India narrando el tema, la conocen. Solo que en el público en general la considera parte de la Ilíada, hecho que ya hemos constatado que no es así.

Quienes son los fundamentales textos que narran este episodio, que va marcar el principio del fin de la Guerra de Troya, son Homero a través de lo que se considera su segunda obra “La Odisea”  y Virgilio en su obra “La Eneida”.

El caballo de Troya es mencionado por primera vez en varios pasajes de “La Odisea de Homero. Una de las veces sucede en el palacio de Menelao, quien ofrece un banquete de bodas para su hijo y su hija, que se casaban al mismo tiempo. En medio de la fiesta, llega Telémaco, quien buscaba noticias de su padre Odiseo y toma asiento al lado de Menelao, acompañado de Pisístrato. Posteriormente, entra en la sala Helena, ya rescatada. El grupo, entristecido, comienza a recordar la guerra de Troya, cuando Helena toma la palabra y cuenta sus recuerdos de la misma. Entonces Menelao confirma lo que ella había dicho, hablando del caballo:

Sí, mujer, con gran exactitud lo has contado. Conocí el modo de pensar y de sentir de muchos héroes, pues llevo recorrida gran parte de la tierra: pero mis ojos jamás pudieron dar con un hombre que tuviera el corazón de Odiseo, de ánimo paciente, ¡Qué no hizo y sufrió aquel fuerte varón en el caballo de pulimentada madera, cuyo interior ocupábamos los mejores argivos para llevar a los troyanos la carnicería y la muerte! Viniste tú en persona —pues debió de moverte algún numen que anhelaba dar gloria a los troyanos— y te seguía Deífobo, semejante a los dioses. Tres veces anduviste alrededor de la hueca emboscada tocándola y llamando por su nombre a los más valientes dánaos y, al hacerlo, remedabas la voz de las esposas de cada uno de los argivos.”

Homero, Odisea IV, 265-290.

Otros poetas antiguos también hicieron mención al caballo:Arctino de Mileto, en su Iliupersis, y Lesques, en la Pequeña Ilíada, pero sus obras originales se han perdido y sobreviven solo breves fragmentos y resúmenes en la Crestomatía, de Proclo.[4] Una referencia adicional se encuentra en la tragedia Las troyanas de Eurípides, cuando Poseidón dice:

“El focense Epeo del Parnaso ensambló, por las artes de Palas, un caballo henchido de hombres armados e introdujo la mortífera imagen dentro de los muros. De aquí recibirá entre los hombres venideros el nombre de caballo de madera, encubridor de lanzas escondidas.”

Eurípides, Las troyanas, 10.

Sin embargo, el relato más detallado se encuentra en el libro II de la Eneida de Virgilio. Durante el banquete, Eneas relata a Dido cómo fue que después de la falsa retirada de los griegos, viendo la playa desierta, los troyanos abrieron las puertas de la ciudad y entraron el enorme caballo: Timetes había propuesto llevarlo dentro de los muros, pero Capis y otros temieron una trampa, reconsiderando que lo mejor sería quemarlo, o al menos averiguar lo que tenía en sus entrañas. Mientras la multitud estaba debatiendo qué hacer, el sacerdote Laconte corrió hacia el lugar para advertir:

¡Qué locura tan grande, pobres ciudadanos! ¿Del enemigo pensáis que se ha ido? ¿O creéis que los dánaos pueden hacer regalos sin trampa? ¿Así conocemos a Ulises? O encerrados en esta madera ocultos están los aqueos, o contra nuestras murallas se ha levantado esta máquina para espiar nuestras casas y caer sobre la ciudad desde lo alto, o algún otro engaño se esconde: teucros, no os fieis del caballo. Sea lo que sea, temo a los dánaos incluso ofreciendo presentes.[5]

Eneida, Virgilio, Libro II.

Las fuentes clásicas dan numerosas versiones acerca del número e identidad de los guerreros que se escondieron dentro del caballo. Apolodoro los cifra en 50, pero luego añade que el autor de la Pequeña Ilíada, poema perdido, afirmaba que eran 3000 (aunque podría ser un error de los códices). Según Tzetzes fueron 23; Quinto de Esmirna da treinta nombres. Todas estas versiones que acabo de mencionar sobre diferentes datos, son las que integran para mi forma de ver el Segundo Testamento de la Guerra de Troya. Como se puede apreciar en ellas la enorme variedad de información discrepante, aquí apenas he detallado una pequeñísima parte porque ya no tengo más espacio para extenderme y además no quiero pecar de aburrido. Son otra de las semejanza con la Biblia, pues las discrepancias entre narraciones son muy comunes. Pero estos no son los aspectos que quiero destacar entre ambas. Lamentablemente pensé que me iba a llevar menos espacio esta comparación, no lo logré y me va a llevar otro post el desarrollo del tema. Lo que quiero que analicemos juntos son las características teológicas, historiográficas, arqueológicas y la gran diferencia que existe entre ambas, una no pasó de ser un clásico de la literatura universal, muy importante por cierto, mientras que la otra se transformó en la base de cuatro religiones de las más importantes en el nuestro planeta. ¿Por qué? ¿Ante tantas similitudes como ocurrió esto.? Esa es la conclusión a la quiero arribar junto con ustedes.

Un fuerte abrazo.

 


        [1] Homero, Ilíada. Introducción de Emilio Crespo Güemes, p.VII, Madrid: Editorial    Gredos. ISBN 978-84-249-1446-2.

  [2] Dynes, W. R., Johansson, W., Percy, W. A., Donaldson, S. (1990). «Achilles». Encyclopedia of homosexuality. Nueva York: Garland Publishing. p. 8. ISBN 978-0-8240-6544-7.

 

        [3]   OdiseaCanto XI; texto español en Wikisource. Véanse los vv. 465 - 540Odiseo habla con el alma de Aquiles.

        [4]“Fragmentos de épica griega arcaica” págs. 157 y 181.  Difusión libre en internet

  [5]  Marón, Publio Virgilio. “Eneida.” Libro II. Traducción de Manuel Odorico Mendes, 1854. eBooksBrasil.com