La Insurrección Jacobita de 1719 - La Batalla de Glen Shiel MHM4 (preview)

Sin respuestas
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

Tras la desastrosa Paz de Utrecht la política europea del primer Borbón español se orientó a recuperar el papel de España entre las potencias europeas. El Cardenal Giulio Alberoni, principal consejero de Felipe V, fue el artífice de un plan para recuperar el dominio en el Mediterráneo Occidental entregado a los austriacos en Utrecht. La intervención inglesa y la derrota de la española en Cabo Passaro ante la escuadra de Byng llevarán a Alberoni a concebir un plan más insensato aún: invadir Inglaterra en apoyo de los jacobitas.

Europa en 1715

Desde 1689, año en que Guillermo de Orange fuera coronado rey de Inglaterra, Escocia e Irlanda tras la "Revolución Gloriosa", los partidarios del depuesto Jacobo II comenzaron una intensa actividad para restaurarle en el trono. Ya en 1690 un primer intento finalizaría con la derrota en la Batalla del Boyne y aunque Jacobo II moriría en 1701, su hijo y heredero, Jacobo Francisco Estuardo (The Old Pretender) con sólo 20 años realizaría en 1708 un primer intento desbaratado porque su flota de invasión fue dispersada por el viento y las tormentas. En 1715, y tras intensos movimientos diplomáticos que estuvieron a punto de significar una invasión sueca de Inglaterra, un segundo intento mucho más serio que el anterior también fracasó tras la batalla de Sheriffmuir.

El año de 1715 fue realmente malo para los jacobitas. En Francia murió Luis XIV a quien sucedió como regente el Duque de Orleans, quien deseaba mejorar las relaciones con la Corona inglesa. Este acercamiento era interesante para él porque, en caso de morir el heredero de Luis XIV, el de Orleans era el siguiente en la sucesión siempre que Felipe V de España mantuviera la renuncia al trono francés acordada en Utrecht, aunque parece ser que nadie se creía en serio que Felipe V fuera a hacerlo. Todo esto supuso, desde el punto de vista jacobita, perder un importantísimo apoyo en el continente.

 
 
Cardenal Alberoni, consejero de Felipe V.

Y lo cierto es que Felipe V no tenía en realidad ninguna intención de mantener los compromisos alcanzados en 1713. Por el Tratado de Utrecht, Felipe V se vio obligado a renunciar a sus aspiraciones a la corona francesa y a todas las posesiones europeas de la Corona española (repartidas entre las Provincias Unidas, Brandenburgo, Saboya y el Imperio austriaco). Desde ese mismo instante, la política europea de Felipe V se orientó a recuperar en lo posible todo lo entregado. El Cardenal Alberoni sería el encargado de poner en marcha los planes necesarios para materializar esa política, comenzando por la recuperación de los dominios en Italia.

En 1717 una flota española de 12 navíos de guerra y 100 transportes de tropa desembarcó un ejército de 8.000 hombres en Cerdeña. En sólo tres meses la ocupación de la isla era completa. Francia y Gran Bretaña optaron por la vía diplomática y eso envalentonó aún más a Alberoni, quien envió una nueva flota mucho mayor (22 navíos de línea y 30.000 hombres) a la conquista de Sicilia la cual llevaron a cabo sin ninguna dificultad. Esta vez la reacción internacional fue mucho menos tibia con la formación de la Cuádruple Alianza entre Gran Bretaña, Francia, Holanda y Austria que amenazaba con la guerra a España si ésta no revertía la situación en tres meses. En el verano de 1718, una flota inglesa al mando del Almirante Byng fondeaba en la Bahía de Nápoles. El 11 de agosto de 1718 esta escuadra destruyó la flota española de la expedición siciliana.

Posiblemente era un buen momento para plantearse negociaciones de paz. Sin apoyo naval, las tropas en Sicilia tenían que estar permanentemente a la defensiva y el plan de Alberoni no tenía posibilidades de éxito ante la presión internacional,pero tanto él como los reyes, que le presionaban para ello, prefirieron una...

 

Para terminar el articulo:

Si no eres socio de MH todavía pulsa aquí

Si eres socio de MH pulsa aquí