Horacio Nelson

Sin respuestas
Leones2233
Imagen de Leones2233
Desconectado
Patricio
Redactor MHMSocio MH
Desde: 3 Oct 2009

 Autor:                    Leones2233

 

 

HORACIO NELSON, EL HALCON DE LOS MARES(1758-1805)

 

 

Jueves, 17 de Octubre de 2.008.

 

 

                                      (El vice-almirante Horacio Nelson, en Copenhagen.)

El Imperio Británico se basó en la potencia, habilidad y audacia de sus fuerzas navales. De cuantos talentos han surgido en ese ámbito, se pueden destacar personajes como sir Francis Drake, o el capitán Cook, pero aún hoy se considera a lord Horacio Nelson, el marino por antonomasia.

 

Este heroico vicealmirante inglés, no almirante como erróneamente se le había adjudicado, nació en Burnham Thorpe , Norfolk el 29 de septiembre de 1758 , sexto hijo de Edmund Nelson (un pastor anglicano) y Catherine Suckling , quedando huérfano de madre a los nueve años. A los 12 años ingresó en la Royal Navy , enrolado en el Raisonable, de 64 cañones, al mando de su tío materno, Maurice Suckling, el cual lo apadrinó.

 

El bautismo naval de Nelson no pudo ser menos auspicioso. Su puerto de embarque fue Chatham y deambuló por el mismo días enteros sin conseguir encontrar el buque de su tío. Este mero incidente no tardó en ser olvidado y bajo la tutela de su tío se fogueó inmediatamente . Su primer destino fue el Caribe en un barco mercante. Después continuó con su formación explorando el Ártico a la busca de un paso nororiental y después visitando las aguas de la India. Aquí su débil salud le jugó una mala pasada y una malaria casi le produjo la muerte, llego a superarla, pero tuvo que volver a Inglaterra y la enfermedad le dejó secuelas . La peor de ellas una parálisis parcial que le reaparecería bastantes veces a lo largo de su intensa vida.  

 

 En 1777 pasó a teniente de navío y fue destinado a las Indias Occidentales y durante este tiempo luchó en la Guerra de la Independencia Americana. A los 20 años, en junio de 1779 , fue ascendido a capitán , al mando de su primera fragata Hichenbroke, con la cual participó en la expedición contra San Juan, posesión española en Centroamérica., con pésima suerte para la Royal Navy y formose en expediciones mercantiles, exploratorias y militares en los mares de Asia y América.

 

En 1784 volvió al Nuevo Mundo, al mando de la nave Boreas de 28 cañones y puso en evidencia su obediencia a ultranza a la misión encomendada. En virtud a las Leyes de Navegación Inglesas, las transacciones comerciales entre los nuevos Estados Unidos de América y las colonias leales a la Corona Británica, en el mar Caribe, estaban prohibidas y Nelson interpretó las órdenes a rajatabla. Tras el arresto de cuatro naves norteamericanas cerca de Nevis fue demandado por sus capitanes por arresto ilegal, con la complicidad de los comerciantes de Nevis  y esto le enemistó con los mercaderes, un gobernador y el comandante en jefe de la flota. Nelson fue aislado en su nave por ocho meses. Estos hicieron muchas peticiones para que se le procesara marcialmente, pero la justicia falló a su favor. Durante esos ocho meses, Nelson conoció a Frances Nesbit, que él llamaba cariñosamente Fanny ,una viuda natural de Nevis, que sería su esposa más tarde, casándose en las Antillas y dirigiéndose después a la Gran Bretaña.

 

Marino en tierra y directo a la leyenda.

 

En la isla, Nelson no contaba ya con la confianza del Almirantazgo y tampoco con el favor del rey Jorge III a causa de sus escarceos políticos con el príncipe Guillermo Enrique, enemistado co su padre. Durante cinco largos años estuvo varado en tierra, a media paga, y sin barcos que comandar, en su Norfolk natal, solo recompensada por la alegría del hogar recién formado. Al cabo de aquel lustro de ostracismo, la Revolución Francesa dio un giro radical a su vida. Inglaterra, implicada en las guerras en Europa, desencadenadas por su vecina  Francia, tuvo necesidad de todos sus efectivos y empezó a indultar a todos los proscritos y levantó sanciones a sus capitanes..

 

Así volvemos a encontrar a nuestro protagonista , al mando del Agamemnon , navío de 64 cañones , rumbo al Mediterráneo y directo de lleno hacia la leyenda. Integrado en una escuadra al mando del almirante Hood intervino en la conquista de Córcega, donde la Royal Navy pretendía establecer una base de operaciones. La acción acabó en un éxito para los ingleses, pero en el ataque a la localidad de Calvi, un parapeto próximo a su posición recibió una carga enemiga y las esquirlas le hirieron el ojo derecho, perdiendo la visión de dicho ojo. Al día siguiente se presentó al puesto, tuerto, pero listo para la acción.

 

Este insigne marino se batió en todos los mares : Córcega, Cabo S. Vicente, Abukir, Copenhague y Trafalgar, saliendo victorioso en todas ellas, ya que de hecho solo una de las pocas veces que fue derrotado fue en Santa Cruz de Tenerife, la noche del 24 de julio de 1797, Nelson desembarco en los muelles con un millar de hombres, pero fue recibido por tan vivo fuego desde los fuertes de la costa y desde los terrados de las casas, en cuya acción recibió un disparo de un cañón, (arma conocida como el “tigre”, que aun se conserva en el Museo Militar de Almeyda, en Santa Cruz de Tenerife), en el codo derecho , perdiendo la mitad del brazo y hubo de iniciar el reembarco de sus hombres , lo cual pudo convertirse en una gran catástrofe. El contralmirante inglés tuvo que entablar unas negociaciones que en realidad eran una capitulación.

 

El gobernador don Francisco Gutiérrez, que había dirigido con pericia la defensa de la isla, tuvo también el acierto de aceptar la propuesta por la cual el inglés se comprometía a no atacar jamás el archipiélago. En los tratos se manifestó esa exquisita cortesía que en el s. XVIII recordaba aún la caballerosidad medieval. El jefe español proveyó de víveres y medicinas  a su ilustre enemigo y el inglés se comprometió a llevar él mismo a la península el parte de su adversario que se consignaba la derrota inglesa.

 

También un mes antes, don José de Mazarredo con un grupo de excelentes marinos , rechazó  a la escuadra inglesa, vencedora en el cabo de S. Vicente, y muy reforzada, al mando de Nelson un ataque a Cádiz, los días 3 y 5 de junio de 1797. Pero estos atisbos de glorias de antaño no ocultaban la supremacía británica en el mar.

 

 

(La escuadra británica preparándose para el ataque.)

 

Escuadra entrenada.

 

La Royal Navy, a lo largo del siglo XVIII, había experimentado un crecimiento formidable . Habían pasado de poseer 247 barcos en 1714 a 411 en 1793. Un crecimiento que había supuesto un desembolso enorme. Tan solo la construcción de un solo navío de 80 cañones requería unas 1.600 toneladas de madera, además de otras cantidades de aparejos y artillería. Gran Bretaña  llegó a dedicar entre , 1800 y 1812 una quinta parte del presupuesto nacional a la construcción de barcos. De ellos los más importantes eran los navíos de línea , así  llamados porque en el combate eran los únicos que podían mantener una línea de combate, mientras aguantaban el ataque enemigo. Auténticas  fortalezas navales , que contaban con una artillería de sesenta cañones o más , no eran tan imponentes como los franceses y españoles, pero resistían más tiempo en alta mar y necesitaban  un menor número de hombres a bordo.

 

Además ellos contaban con tripulaciones más experimentadas , ya que el entrenamiento era constante y siempre en alta mar. Sus artilleros sabían disparar sus cañones en menos tiempo que sus enemigos (un minuto los británicos, por tres los franceses y españoles), aparte  también franceses y españoles estaban más tiempo anclados que en alta mar , por falta de recursos económicos. En Inglaterra la Marina era un instrumento bélico primordial, lógico ya que al tratarse de islas el mar era su elemento principal, mientras que en Francia no pasaba de ser un “objeto de lujo” según el historiador Jean Meyer. En tiempos de paz, Francia no sufragaba el coste de una escuadra, por ello cuando estallaba la guerra se veía obligada a renovar la flota a toda prisa, perdiendo un tiempo valioso. Después de la Revolución Francesa , la mayoría de la oficialidad francesa que era aristocrática huyó del país, so pena de perder la cabeza.

 

Aparte la artillería inglesa era más eficaz, para manejar un cañón se necesitaban un equipo de diez hombres, para evitar que una pieza de dos toneladas se desplazase sin control, provocando destrozos, incluso muertos. El retroceso de un cañón en el momento de ser disparado podía arrancar a cualquiera que estuviese cerca ,un brazo o una pierna. No podemos decir lo mismo de los artilleros españoles en la batalla del Cabo de S. Vicente, algunos cañones no se llegaron a disparar por no saber manejarlos.

 

Entre esos detalles y la superioridad táctica de la Royal Navy, la cual puso en práctica tácticas novedosas que dejaban en entredicho los antiguos manuales, con la tradicional formación en línea, lanzando sus barcos en dos columnas contra el enemigo para romper la formación contraria. En plena batalla todos sus capitanes actuaban con autonomía , sin esperar instrucciones. Ellos disponían de las mejores tripulaciones del mundo, aunque tuvieran todas la dificultades para reclutarlas, lo que hacían forzando a ladrones , mendigos y otros marginados a ser convertidos en marinos. Aún así acostumbraban a faltar hombres y para ello se recurría a extranjeros, en Trafalgar el 10% de tripulantes del HMS Victory eran extranjeros.

 

En 1796 cuando estalló la guerra que enfrentó a Inglaterra contra Francia y España, el almirante español José de Mazarredo advirtió a sus superiores que podían olvidarse de la victoria en caso de enfrentamiento naval. Según él los barcos españoles carecían del material suficiente y tampoco estaban bien organizados a diferencia de sus contrarios los ingleses. Decir la verdad le costó caro, fue privado del mando y partió hacía el destierro. Un año después ,se cumplieron sus pronósticos y una flota española superior a la británica fue derrotada en el Cabo de S. Vicente y las autoridades españolas le devolvieron su mando.   

 

Aparte también los ingleses tuvieron sus crisis, en 1797 la flota británica se amotinó para reclamar un aumento de sueldo, que no llegaba desde hacía un siglo atrás, otros motivos de queja era el hacinamiento y la férrea disciplina que soportaban en los barcos, esta era tan brutal que le llevo a comentar a Winston Churchill en el siglo XX, como el látigo era el  elemento primordial y tradicional en la Armada Británica.

 

 

 

 

 

Tres hechos de armas, triunfantes para Nelson antes de Trafalgar. 

 

 

Cabo de San Vicente(14 febrero de 1797)

 

Una flota española, mandada por el Teniente General José de Córdova y compuesta por 27 navíos de línea, 11 fragatas y un bergantín con un total de 2.638 cañones, incluyendo el Santísima Trinidad, único en el mundo con cuatro cubiertas de artillería y 130 cañones, fue interceptada en una mañana brumosa en el cabo de S. Vicente , por la armada inglesa con 15 navíos de línea, 4 fragatas, 2 balandros y un cutter, con un total de 1.430 cañones al mando de John Jervis.

 

                                     (El almirante John Jervis)

 

Cuando éste comprobó que los buques hispanos le doblaban en número era ya demasiado tarde para hacer marcha atrás, ya que trataba de impedir que la escuadra española se uniera a la francesa en Brest. Para ventaja de lo ingleses la flota hispana estaba formada en dos grupos, tácticamente mal situados para el combate , mientras los ingleses conservaban la línea en ese momento Jervis hizo pasar a sus navíos por en medio de las dos líneas y de esta manera optimizaba el rendimiento de sus cañones, mientras los hispanos debían ir con mucha puntería para no dispararse entre ellos, los ingleses podían disparar todas sus piezas.. El grueso de la flota hispana quiso escabullirse , pero Jervis mandó virar y atacarlo antes de que huyera hacía Cádiz.

 

(Soldados británicos de Nelson atacándo Tenerife en una recreación historica.)

 

Nelson que había sido transferido al HMS Captain, viendo que sería imposible completar el giro, desobedeció la orden, al encontrase cerca de los españoles, rompió la formación y le cortó el camino de la escuadra. Jervis se dio cuenta de la maniobra y viendo que la maniobra de su comodoro era arriesgada pero eficaz, le mando más buques en su apoyo. A todo esto Nelson era cañoneado por seis navíos adversarios, destrozada su nave, optó por abordar la nave enemiga más próxima la San José. Entretanto , un costado del San Nicolás, que luchaba enganchado al Excellent, tocó el San José, y Nelson en un acto de valentía ordenó a sus hombres usar el San José de puente para saltar al San Nicolás, así lo hicieron y ante el estupor de todos con la tripulación de una solo barco y desarbolado ocupó dos de los adversarios. En esta acción tuvo un papel destacado el Regimiento nº 69 de infantería en línea, que fue complementando a la infantería de marina,(Royal Regiment of Wales).

 

(Pintura de Geoff Max que muestra el momento en que los buques ingleses doblan a los españoles. Al fondo el "Captain")


El resto de la flota hispana pudo escapar, de los 27 navíos solo entraron en combate 21, perdiendo otros cuatro y fueron apresados además de los mencionados navíos el Salvador del Mundo , San José, San Nicolás y el San Isidro. Siendo de destacar que el Pelayo, mandado por Cayetano Valdés acudió en socorro de su buque insignia ,que estaba a punto de arriar la bandera en señal de rendición y Valdés les conminó a volverla a izar o les hundía a cañonazos, lo cual hubiese sido aún más humillante. Esta anécdota entra de lleno en el terreno de la leyenda, ya que es harto improbable que sucediera así : el Santísima Trinidad se había rendido después de muchas horas de combate y de cientos de bajas o sea que su rendición estaba plenamente justificada y que llegara el Pelayo, sin haber entrado en combate a “tomarse la justicia por su mano”  no hubiese sido bien visto , ni por un Consejo de Guerra , ni por sus propios compañeros. En otros escritos se comenta que Valdés dijo “Salvemos al Trinidad o perezcamos juntos” frase que encaja mejor con el valiente comportamiento de Valdés.

 

 

(Batalla del Cabo de San Vicente. Pintura de Robert Clevely 1798. National Maritime Museum de London.)

 

 

 

El total de bajas por ambos bandos fue de 250 muertos y 550 heridos por parte española y 73 muertos por parte británica. El jefe de la flota española don José de Córdova fue degradado después de un Consejo de Guerra. Mientras que Nelson autor de la captura de dos de los cuatro barcos apresados por los ingleses, fue el héroe nacional, ascendido a contralmirante, galardón que recibió el 1 de abril, con antigüedad del 1 de febrero e ingresado en la Orden del Baño.

 

LA BATALLA DE ABUKIR O DEL NILO(1/2 DE AGOSTO DE 1797).

 

(Batalla de Aboukir,en el momento de la  exposión del "Orient".) 

Aún en pleno auge de sus conquistas Napoleón Bonaparte trató de amenazar los posesiones inglesas en la India, a través de la invasión y conquista de Egipto y también tratando de encontrar un canal marítimo entre el Mar Rojo y el Mediterráneo, para ello se hizo acompañar de un nutrido grupo de científicos, especialistas técnicos y educadores.

 

Napoleón desembarcó sus tropas el 1 de julio y tomó Alejandría y tres semanas más tarde, salió victorioso en la batalla de las Pirámides, el 25 de julio tomó Abukir, una extensa bahía 10 millas al oeste de Alejandría, donde dejó al vice-almirante François-Paul Brueys D´Aigalliers, con una flota de 13 navíos en línea(su buque insignia El Orient de 120 cañones, 3 navíos de 80 cañones y 9 navíos de 74 cañones más 4 fragatas), la idea de Napoleón era tener su flota cerca por su era preciso reembarcar a sus tropas, pero una vez estabilizada la situación, envió a Brueys un mensaje para que partiera hacia Corfú, un puerto de fácil defensa, pero este mensaje nunca llegó a manos del vice-almirante.

 

          (Explosión del "Orient".)

 

Así Brueys mantuvo su línea de combate anclada, en aguas poco profundas y cerca de unos bajíos arenosos de menos de 8 metros de profundidad  y unida para evitar que los ingleses la cortaran por la noche. No creía que los ingleses se arriesgaran a un ataque nocturno, cosa que así sucedió. La tradición naval de la época no contemplaba las batallas lejos de la luz del día, pero Nelson hizo colocar lámparas en los mástiles para que los barcos ingleses no se cañonearan entre sí.    

 

Nelson que llevaba meses en el Mediterráneo buscando a la flota francesa, con una flota de 14 navíos en línea( su buque insignia el Vanguard,) 13 buques de 74 cañones y uno de 50 cañones) rodeado de sus mejores oficiales: Foley, Tronbridge, Hood y Hardy, la localizó al fin el 1 de agosto en Abukir a las 14,30 horas a la flota francesa y de inmediato atacó observando que los barcos habían borneado y estaban alejados de las zonas arenosas por efecto del viento  y a las  17,30 el Goliath al mando de Thomas Foley entró en el puerto y rodeo por la proa al primero de ellos ,el  Guerrier y seguido por el Zealous y tres barcos más, se situaron a babor de los buques franceses y como este costado estaba desprotegido(1) y lleno de obstáculos(el HMS Culloden se embarrancó), por ahí empezó la sangría de barcos franceses, el Guerrier duró diez minutos. Nelson condujo el resto de barcos por línea del costado del mar .

 

(El fin de la batalla del Nilo.)

 El HMS Bellerophon atacó al buque insignia Orient, pero recibió una andanada que lo desarboló ,pero a las 21 horas,  llegaron en su ayuda el HMS Alexander y el HMS Switsure y ante el fuego conjunto de ambos, empezó a arder el Orient  (2)y a las 22 horas el fuego le llegó a la Santa bárbara y estalló en pedazos y de la tripulación solo se salvaron un centenar de hombres que se habían lanzado al mar. El 2 de agosto de la flota solo se habían salvado 2 de los 13 barcos, y dos de las cuatro fragatas, unos hundidos otros apresados, los que consiguieron salvarse fueron el Généreux y el Guilleume Tell, al mando de Villaneuve, que fue duramente criticado en esa batalla, pero al año siguiente en su decidida intervención en la defensa de Malta fue rehabilitado, hasta que fue comandante de la flota en Trafalgar.

 

 

 

 

(Dibujo satírico de la época, que muestra a un Napoleón furioso tras la noticia de la derrora de su escuadra en el Nilo.)

 

 

Los franceses sufrieron 1.700 muertos(entre ellos el propio Brueys),  600 heridos y 3.000 prisioneros, frente a los 278 muertos y 677 heridos, por el bando inglés. Nelson fue nombrado Barón Nelson del Nilo, subcomandante de la flota inglesa y Duque de Bronte por el rey Fernando de las dos Sicilías., aparte la Compañía de las Indias Orientales le ofreció una recompensa de 10.000 Libras esterlinas.

 

LA BATALLA DE COPENHAGUE (2 DE ABRIL DE 1801)

 

 (Mapa de la batalla de Copenhagen.)

 

Napoleón después de la campaña de Egipto,  de donde tuvo que huir ,abandonando a su ejército en octubre de 1.799, volvió a Francia y allí fue nombrado Primer Cónsul, desde esa posición preferente se decidió a ir contra Inglaterra , su mortal enemigo. Primero en la Península Ibérica azuzando a España para que atacara Portugal-Guerra de las Naranjas-; y en el Báltico con la ayuda de su admirador y aliado, el zar Pablo I logró que éste se aliara con Suecia, Prusia, Dinamarca y Noruega,-entonces danesa-, formando una Liga de Neutralidad Armada, la cual se formó en diciembre de 1.800, en San Petesburgo , de esta coalición salió una  escuadra aliada que vigilaría el comercio y la navegación en el Mar Báltico, estos países en concreto Suecia, eran fabricantes de lino y cáñamo, necesarios para el velamen y caballaje de los navíos y la mejor madera para fabricar los mástiles y vergas de los buques, lo cual era vital para Inglaterra que contaba en aquel entonces con más de quinientos buques,-doscientos de ellos en línea.

 

Gan Bretaña reaccionó airadamente y mandó  apresar a todos los barcos de la coalición anclados en los puertos de las islas Británicas. Esta Liga tenía sus dos pilares principales en Rusia y Dinamarca, guardiana del Báltico y poseedora de una importante flota, se aprovechó también que la flota rusa estaba aprisionada por el hielo ,en Reval. Y a principios de 1.801 preparó una flota en Great Yarmouth y pensaron el hombre ideal para comandarla era el almirante Sir Hyde Parker, era más diplomático que Nelson, hábil e inteligente, pero por si fallaba la diplomacia, un segundo de la talla de Nelson (el reciente vencedor de Abukir) era el antídoto más eficaz. o que al igual que Nelson también tenía su talón de Aquiles, con 62 años se había desposado con una jovencita, cosa no muy aceptada por el Almirantazgo Este a pesar de ir de segundo lo acepto encantado ya que por aquellos días también tenía su prestigio como persona estaba  por los suelos, porque en la metrópoli ya estaban enterados de sus escarceos amorosos con Lady Hamilton, que ya estaba embarazada, pero su prestigio naval estaba fuera de toda duda.

 

Copenhague se encuentra en una bahía ante el estrecho del Sund, con un enorme banco de arena , el Middle Ground , que dividía el estrecho en dos mitades, el más cercano a la costa era el Paso del Rey, de unos mil cuatrocientos metros de anchura ,guardado por el fuerte Crown, con 88 cañones de 24 libras. La flota danesa estaba encorada, más bien literalmente encallada, en el Paso del Rey y protegida por las baterías del puerto. Y el otro paso era el de los Holandeses. Eran 25 unidades de la flota danesa, mandadas por Ofert Fisher y Steen Bille, en la entrada del Paso del Rey estaban fondeados cuatro navíos y una fragata , cerca de los fuertes de Crowm y Trekroner, y a ellos les seguía una línea de veinte barcos viejos, fondeados, algunos encallados en el fango y con la proa dirigida hacía el Sur, no eran grandes buques ; nueve navíos en línea, dos de 48 cañones, diez fragatas, y muchas embarcaciones menores armadas, sin mástiles y aprestados como fortalezas flotantes. Además la flota danesa poseía unos diez barcos nuevos, sin tripular, fondeados en el puerto, su salvación sería un detalle crucial para la rendición de los daneses.  

 

 

(Willemoës a bordo de la batería flotante danesa de Gernerske, en la batalla de Copenhague)

 

La escuadra de Nelson estaba formada por 12 navíos en línea( 7 de 74 cañones, 3 de 64 cañones y 2 de 50 cañones), 5 fragatas, 9 bombardas, 6 barcos menores y la reserva de Parker: 8 navíos en línea( de 98 , 74 y 64 cañones) su segundo Thomas Graves y sus viejos camaradas de tantas batallas, Foley ,Hardy, Thompson ,Freemantle y también el capitán William Blilgh, famoso personaje del “Motín de la Bounty” y también el capitán Henry Riou, que con 2 fragatas, 2 corbetas y 2 bombardas era el encargado de atacar las fortalezas y proteger a la infantería. Nelson utilizaría la táctica del escalón: entrar en el Paso del Rey , entre la flota enemiga y el banco de arena, de esta forma los cuatro primeros barcos daneses serían cañoneados por todos sus barcos y luego cada buque quedaría emparejado con otro de igual o similar potencia. Solo pensaba atacar a los 16 primeros ,los otros 9 estaban muy alejados y al estar acoderados no podrían  auxiliar a sus compañeros. Este avance estaría protegido por las bombardas, embarcaciones provistas de un gran mortero en un pozo en lugar del palo mayor, para remachar la destrucción de los cabezas de fila daneses. Entonces el Ardent y el Agamemnon los dos de 64 cañones, después de lograr sus objetivos, debían apoyar al capitán Riou , atacando el fuerte Trekoner, con 78 cañones de 36 y 24 libras.

 

Nelson ordenó el ataque en el amanecer del día 2 de abril, desde el Elephant de 74 cañones, al empezar el ataque tres navíos ingleses se quedaron encallados en el bajío , lo cual no amilanó a los ingleses y a las 11,30 los buques de Riou, empezaron  junto con las bombardas a escupir fuego contra el fuerte Trekroner, el combate era desigual entre los barcos ligeros barcos y los pesados cañones del fuerte, el humo con viento del Norte impedía el almirante en jefe , Hyde Parker ver lo que realmente ocurría y temiendo lo peor, puesto que  tenía el viento de cara, pero podía apreciar las señales en los mástiles de los barcos encallados, por lo que a las 13 horas mandó izar la señal de acallar el fuego.

 

(La flota británica navega por el Canal Real, para atacar a los daneses en la batalla de Copenhagen.)

Nelson enfrascado en su duelo con el buque insignia danés Dannenborg, fue informado por su teniente de navío de la señal y el le contestó, después de enfocar el catalejo con su ojo vacío : “ Estoy ciego de un ojo y por lo tanto tengo derecho a no ver” y volvía a repetir “ No veo nada”. El para salir del canal debía cruzar la entrada por el Norte , y recibir de lleno todos los impactos de los fuertes Trekroner y Crown , con sus buques ya maltrechos y hubiese dejado en manos de los daneses los tres barcos encallados. Estonces la suya fue la decisión más acertada, aguantar y golpear con mayor fuerza, por eso izó su propia señal: “Atacar más de cerca al enemigo”

El capitán Riou vio la orden y la obedeció de inmediato, viró hacía el Norte y su Amazon cayó bajo un fuego cruzado, que rastrillo su barco y a él lo partió por la mitad. Su decisión fue la que salvo el resto de fragatas, ya que sin la ayuda de la Ardent y el Agamemnon , no hubiera salido bien librado del fuego de los dos fuertes.

 

Nelson con muchas bajas y sus buques más castigados, se jugo un farol : envió al príncipe heredero danés , Federico, que estaba al mando de la defensa del puerto, el siguiente ultimátum : Sino capitulaba inmediatamente , abriría fuego contra los barcos daneses que se habían rendido, bombardearía la ciudad ,y además se uniría la pérdida de los barcos nuevos que había en el puerto- la aparente caballerosidad del mensaje, no tenía por que haber advertido-indujeron a su enemigo a rendirse. Las cifras de las bajas fueron 350 muertos y 650 heridos, por el bando inglés y de 1600 a 1800, entre muertos y heridos por el bando de la Liga.

 

(Batalla de Copenhague, cañonera danesa.)

 

Ya no hubieron más hostilidades ya que se supo que el 24 de Marzo, el zar Pablo había sido asesinado, (supuestamente por un enviado del rey Jorge III ) y su hijo Alejandro era pro-británico y se retracto de todos los documentos firmados por su padre y Napoleón.

 

 

(Destrucción de la armada danesa en Copenhagen.)

 

Lady Hamilton

 

 

 

 

 

Esta joven bella y sin perjuicios, apellidada Hart, pero llamada Amy Hart en su partida bautismal. Su existencia antes del matrimonio con Sir Hamilton había sido una aventura constante, con una belleza deslumbrante y  una independencia sin  perjuicios para una dama de la época. Antes de cumplir los 20 años, había dado a luz a una niña, hija de su amante el capitán John Willet Payne. Un año después era la querida del libertino sir Harry Fetherston, para cuyos invitados solía bailar desnuda, antes de quedar embarazada de su protector y puesta en la calle por el mismo. En 1784 conoció a su futuro marido sir William Hamilton, embajador en Nápoles y se hicieron amantes y dos años más tarde embarcaron al reino de la Dos  Sicílias

 

Después de la batalla de Abukir en 1798, Nelson sabia todas las tretas de la guerra pero no pudo resistirse a los encantos de Lady Hamilton. Iniciaron su relación sentimental en el 1800. Esta pasión , que sir William parecía tolerar, no era bien vista por los napolitanos, que estaban  tan escandalizados  por el trío británico que acabaron por regresar a casa del modo más lento posible:, en un viaje de cinco meses, por Viena, Dresden y Hamburgo.

 

Aunque Nelson al arribar a Londres , cohabitó con su esposa Fanny, hasta que la abandonara a las pocas semanas . harto de sus reproches y desmayos Instalado en la casa de los Hamilton , cohabitando también con el propio marido y tuvo con Emma dos hijas: Horatia en 1800 y Emma en 1803.

 

Tras su muerte en la ya muy comentada batalla de Trafalgar, Nelson alcanzó una celebridad  que sólo el Duque de Wellington y el de Marlborough han logrado tener en la historia de la Gran Bretaña. En pleno centro de Londres, concretamente en la plaza de Trafalgar, se le levanto una columna coronada por la estatua del insigne marino . También en Dublín ,Irlanda se le levantó un monumento que fue destruido el 2 de Marzo de 1966, por una bomba colocada por un grupo del I.R.A, ( Ejército Republicano de Irlanda). Sin que hubieran de lamentarse victimas.

 

 

 

(Procesión funeraria en Londres durante el entierro de Nelson. Grabado de J. Clarke.

 

                        . . . . . . . . .  . . . . .  . . . . . .  .  . . . . . . . .. .  ..

 

(1)    Los franceses no esperaban el ataque por el costado de babor , para ello habían desmontado los cañones de este costado y solo se posiciono para una futura batalla el lado de cara al mar y  tras esa línea pusieron las 4 fragatas y como protección adicional una pequeña batería en la isla.

(2)     Se dio la circunstancia que en 1801 , al desembarcar los ingleses en Abukir ,el buque insignia del almirante Lord Keith recuperó parte del palo mayor del Orient , y con esa madera se construyó ,en 1805, el  ataúd que sería inhumado Nelson.

 

 

 

 ( Tonnat francés luchando con el HMS Majestic, en el Nilo. Este fue uno de los 9 barcos capturados que luego lucharon en Trafalgar.)


 

Escrito por Leones2233. 


FUENTES

 

Napoleón y Godoy, Tomo 5 de la Historia de España por el Marqués de Lozoya, Salvat Editores, Barcelona 1977.

 

Reyes del mar, el poder naval inglés, por Francisco Martínez Hoyos, Historiador.

 

Lord Nelson, el halcón de los mares, Julián Elliot, periodista

 

La batalla de Abukir, por Wickipedia y Arte e Historia

 

La batalla de Abukir , por Exit Britannia por Janet Sloss,

 

La batalla del Cabo de S. Vicente, por Wickipedia, Todo a Babor e Historia Militar de España; Campaña contra Inglaterra.

 

La batalla de Copenhague, por Wickipedia, Arte E Historia y Todo a Babor.

 

Nelson, por Wickipedia.