Una fiscalidad agobiante para el campesino castellano

4 respuestas [Último envío]
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

Una fiscalidad agobiante: ¿Que era lo que se esperaba del campesino castellano? En primer lugar, pagaba diezmos sobre la producción agrícola, la décima parte de lo que se producía, que se repartía entre la Iglesia y el Estado. A continuación, pagaba también la alcabala, un impuesto sobre las ventas del 4-5%, impuesto que era satisfecho por la ciudades, que recaudaban la parte que les correspondía de entre los contribuyentes de su jurisdicción. Además, pagaba el servicio ordinario y extraordinario, un impuesto personal votado por las Cortes para un periodo de tres años y del que estaban exentos el clero y la nobleza.

A pesar de que se decretó una importantísima elevación de todos estos impuestos, Felipe II necesitaba aún más y en 1590, después de una serie de reveses en la política exterior, consiguió la aprobación de las Cortes para un nuevo impuesto, los millones, que posteriormente se convirtió en un elemento regular del sistema impositivo castellano. Los millones, que se sumaron al diezmo, la alcabala y los servicios, fueron el golpe definitivo. En tanto que el servicio suponía unos 135 maravedíes por vecino en 1594, el primer pago de los millones representó al menos 337 maravedíes anuales por vecino, cifra, que, de hecho, se incrementó a partir de 1596.

La miseria rural, el pauperismo y la despoblación fueron consecuencia directa del nivel de impuestos exigido por la monarquía en un periodo en el que una serie de cosechas extraordinariamente malas provocaban escasez de abastecimiento y precios elevados. Así en los años en torno a 1600, el campesino castellano, víctima por excelencia del medio natural, de la estructura agraria y de una fiscalidad implacable, se vio inmerso en el ciclo mortal del hambre, la malnutrición y las enfermedades epidémicas, que culminaron en un gran brote de peste que comenzó en 1596 y asoló las ciudades y los campos hasta 1602.

 La recesión rural y el empobrecimiento del campesinado no solo tuvieron consecuencia negativa para el sector agrario, ya que retrasaron también el desarrollo de la industria al privarla de un mercado popular. Los campesinos, que vivían en el limite de la subsistencia, no estaban en condiciones de consumir los productos de los industriales nacionales, y al no poder apoyarse en la demanda local la industria española decayó y retrocedió.

Kovalyov
Imagen de Kovalyov
Desconectado
Legionario
Desde: 10 Jul 2012

He oído en alguna parte que la época de mayor fiscalidad (en términos relativos porcentuales) es la del presente, superando con creces todas las demás. Por lo que dices aquí, parece que sí, que nosotros, en la actualidad, tenemos algunos impuestos más y más altos en general (en valores porcencutales). Lo que pasa es eso, que en valores absolutos el precio de los impuestos era mucho más agobiante antes; pues cuando uno tiene poco, por poco que le quiten se quedará ya sin nada. A perro flaco, todo son pulgas.

Por otra parte, ésto no es todo. Los sevicios esos que se votaban en Cortes cada 3 años, muchas veces tuvieron que adelantarse como préstamo del propio Reino para que el rey de turno pudiera financiar sus campañas. A veces, lo que podríamos llamar el Gobierno (a saber, el Consejo de Hacienda, el Consejo Real y no sé si también el de Estado) había entregado la cantidad de servicios correspondiente al dinero esperado a 10 años vista, e incluso más. 

Los pecheros, los pobres, eran los que casi siempre pagaban todos estos impuestos; restando exentos los demás. Pero tampoco fueron excepcionales los préstamos de la Alta Nobleza y del Clero en las épocas de más trajín bélico y operativo en general.

 

Creo que no has terminado de colgarlo, (a ver si hablas sobre esto -->) me interesaría saber qué tipo de participación tenía la Casa de la Contratación de Indias de Sevilla respecto al oro americano que le iba llegando. Gracias

 


 -Caballero... -replicó Kovalyov con aire muy digno-, no acierto a interpretar sus palabras... Me parece que el asunto está bien claro. ¡O pretende usted... ¡Pero si usted es mi propia nariz!    

HISTOCONOCER
Imagen de HISTOCONOCER
Desconectado
Equite
Desde: 25 Feb 2011

En cuanto a lo que tuvo que ver la Casa de Contratación respecto al oro que venía de América (por cierto oro poco, casi todo era plata), no tengo datos. Lo que si te puede decir es:

entre sus finalidades, se especificaban las de “recoger y tener en ella, todo el tiempo necesario, cuantas mercaderías, mantenimientos y otros aparejos fuesen menester para proveer todas las cosas necesarias para la contratación de las Indias; para enviar allá todo lo que conviniera; para recibir todas las mercaderías y otras cosas que de allí se vendiese, de ello todo lo que hubiese que vender o se enviase  vender o contratar a otras partes donde fuese necesario”.

 

También que tuvo una gran autonomía hasta que se creo en 1524 el Consejo de Indias, del cual pasó a depender.

Tengo unos seis folios sobre esta Casa de Contratación, pero nada de lo que hacia con el oro o los metales preciosos que venían de América.

 


HISTOCONOCER
Imagen de HISTOCONOCER
Desconectado
Equite
Desde: 25 Feb 2011

Lo que si es cierto es que la gran cantidad de plata, sobre todo, que venía de América influyó y fue decisiva en el aumento de los precios.

En esto la Casa de Contratación no tuvo culpa alguna, además fue una subida general de la inflación. Cuando digo  general no me refiero exclusivamente a España, sino a toda Europa.

En 1556, el canonista Martín de Azpilcueta Navarro realizó la primera afirmación inequívoca de que tenemos noticia en el sentido de que el elevado coste de vida era consecuencia de las importaciones de metales preciosos.

Después, en 1568, el teorico francés Bodin, estableció una conexión entre las importaciones de metales preciosos y la inflación.

 


Hartman
Imagen de Hartman
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 19 Oct 2010

Kovalyov ha escrito

He oído en alguna parte que la época de mayor fiscalidad (en términos relativos porcentuales) es la del presente, superando con creces todas las demás. Por lo que dices aquí, parece que sí, que nosotros, en la actualidad, tenemos algunos impuestos más y más altos en general (en valores porcencutales).

Un punto a tener en cuenta Kovalyov, es que no todos los impuestos eran porcentuales, sino montos fijos, y no eran a los individuos, sino a grupos, por ejemplo, un impuesto de tanto a la ciudad tal (un impuesto de tres carabelas equipadas para un viaje de larga duración como multa al puerto de Palos de Moguer = 1er viaje de Colón) con lo que eran independientes de tu capacidad de pago, así si ganabas apenas para sobrevivir debías pagar lo mismo que tu vecino que nadaba en abundancia. Los impuestos porcentuales, a personas individuales, en forma escalonada y creciente son un invento relativamente reciente.

En cuanto a si los porcentajes eran mayores o menores que los actuales, ten en cuenta que muchas actividades (como la minería) debían pagar no el diezmo, sino el "quinto del rey", que era el 40% de lo producido (es decir dos quintos) sin nada que deducir. Hoy esa misma actividad tributa el 30% de la ganancia (producido menos costes) más IVA.

Igualmente, tanto de tus observaciones como del trabajo principal se desprende que todo eso era teoría porque en el período que está analizando los impuestos se cobraban por adelantado, llegando hasta diez años de anticipo. Así, un porcentaje anual pequeño (digamos 12%) se transforma en impagable (120% de mis ingresos:()

Saludos

 


Todavía no he empezado a pelear

  200-cruz  200-cruz