Expansión Europea Ultramarina (Inicios Época Moderna)

Sin respuestas
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

autor: Pablo CI

 

A partir de los siglos XI – XII, Europa comienza a experimentar cambios, los cuales, paulatinamente llevarían a una nueva conformación de la sociedad europea, se comienza a gestar así, el proceso de transición europea que en un largo plazo configuraría lo que conoceríamos como Europa Moderna, hacia el siglo XVIII este proceso estaría completo, pero sólo algunas sociedades  europeas lograrían dicha evolución, otras – dependiendo de su proceso particular- guardarían diferencias, por lo que muchas quedaría rezagadas, en general durante este proceso se llevaría a cabo el descubrimiento de América, hecho que impulsaría aún más la coyuntura a la que hemos aludido.

Durante los siglos que procedieron la caída de Roma, Europa occidental comienza a perder contacto con oriente y con el mediterráneo, por lo que se vuelve continental, a diferencia de la sociedad antigua, esta nueva sociedad se caracteriza por darle la espalda al mediterráneo, con un orden económico basado en la tierra y con un comercio muy reducido, en general la tendencia apunta a la autarquía. Esto se traduce en otras expresiones, es decir, el mundo occidental no se caracteriza por abarcar lo general, sino más bien en este sentido abarca lo singular, en otras palabras, la sociedad se basa en núcleos  fragmentados basados en el mundo rural, los cuales constituyen los núcleos sociales y políticos, estos sin mayor contacto entre sí. Dichos núcleos poseen y se basan en la capacidad bélica y económica ostentada por los grandes señores, en otras palabras, nos encontramos acá frente a una sociedad en la cual el particular capitaliza el poder y centra el poder político, económico y militar. Estos señores nobles manejan los hilos económicos y sociales como manifestación de un estricto sentido jurisdiccional, la tierra se encuentra fragmentada entre reyes, duques, marqueses, varones, por lo tanto, los reinos son el resultado de aquellas dinámicas – de la suma d epoderes privados-, sin embargo, el rey posee el elemento de permanencia del poder legal, pero poco efectivo dentro de esta sociedad fragmetada. A pesar de todo dentro de la sociedad, existe un elemento unificador de permanencia, la iglesia, la cual como institución, posee poder militar y económico. Esta sociedad, puede ser calificada así como cristiano occidental.

En definitiva, y a modo de síntesis, esta sociedad cristiano occidental se caracteriza por su situación de división política, militar y económica poder que está en la mano de los señores feudales, pero con un elemento común a la sociedad, la iglesia católica.

Este equilibrio alcanzado por la sociedad hacia el siglo IX-X, comienza a entrar ya en un proceso de cambio hacia los siglos XI-XII, en base al contacto con oriente originado por las cruzadas, aparecen nuevas costumbres y necesidades, las cuales, dan inicio a un nuevo comercio que alimenta a la sociedad occidental ante esta demanda. El buen gusto y prestigio social requerían de las sedas, mientras que el área culinaria demandaba el sabor de las especias, es así como se inicia un nuevo comercio con oriente a través del Mediterráneo, la sociedad europea comienza a abrirse al mundo, el comercio rompe barreras, altera el orden señorial establecido, la cierta autarquía aislacionista se ve menguada paulatinamente. Surgen las ferias de Champaña en Francia, Y de Medina en España, las monedas cobran mayor importancia y la actividad usurera da origen a los bancos.

La nueva tendencia a la apertura, dado gracias a este nuevo y renovado contacto entre oriente y Europa, genera una concepción de espacio mundo algo mayor, pero aún limitado, y junto con esto, se integran elementos culturales provenientes de oriente, se conoce así – o más bien se reconoce – la antigüedad clásica y sus conocimientos con ello, y también el aporte técnico, expresado principalmente en instrumentos como la brújula y el astrolabio.

El mundo helénico había producido una escuela completa  de matemáticos y cosmógrafos, Eratóstenes había calculado en realidad la circunferencia de la Tierra con un resultado sorprendentemente exacto, tanto Eratóstenes como Estrabón dejaron descripciones vagas de los continentes conocidos. La culminación de la Geografía antigua la hizo Ptolomeo, quien desarrolla dos grandes obras, una de astronomía, el Almagesto  y una descriptiva llamada Geografía.

Estos saberes son redescubiertos gracias al contacto con oriente, por lo que se permite avanzar significativamente en cuanto a los conocimientos geográficos, ya que la concepción de espacio que manejaban en Europa hasta el siglo XV, era una concepción parcial, es decir, Europa al norte de África y Parte de oriente. Por otro lado, desde el punto de vista técnico, es evidente el desarrollo logrado hacia el siglo XV, es decir, se habían logrados avances notables para determinar la situación de los puntos geográficos, los puntos cardinales eran establecidos con la brújula, vieja invención China, que es mejorada paulatinamente, la brújula daba al navegante su dirección para gobernar el buque, el astrolabio por otra parte, ayuda en el cálculo de la latitud, éste, en base a la posición del sol o de alguna estrella en cada época del año y a la hora precisa, permitía calcular la latitud en un lugar midiendo la altura, o sea, el ángulo entre la línea del horizonte y la dirigida al cuerpo celeste; el astrolabio tuvo diversas formas, pero su diseño más avanzado era un disco con los grados marcados en la periferia, que se colgaba para mantenerlo en posición vertical, y en cuyo centro había una flecha que apuntaba al astro de referencia, con esto era fácil el cálculo de los grados inclinados del ángulo.

Es así como a través de este proceso de transición se logra paulatinamente un mayor conocimiento del mundo, este sigue siendo visto en base a una concepción parcial, pero en definitiva se logra avanzar; ante esto es evidente el aporte árabe en materia geográfica, en antiguo saber clásico es recuperado, a la vez que gracias a este contacto oriente-occidente, se logra desarrollar una tecnología mayor, reflejada principalmente en objetos de navegación. Astrolabio y brújula, además del resurgimiento de los conocimientos clásicos a  través del contacto con los árabes, herederos naturales de dicho conocimiento, en Europa ya se avanzaba en dicha materia, y se desarrollaban mapas de las costas los cuales se sustentan en la experiencia náutica de los aventureros, los llamados portulanos, los dibujos eran buenos, y como muchas invenciones usadas por hombres prácticos, fueron repetidas con adiciones, pero sin cambios fundamentales, de generación en generación, en sí, consistían en esbozos a pulsos claros y exactos de la línea de la costa con indicaciones de ríos y bahías, en general abarcaban el mediterráneo y el mar Negro, algunas incluso se extendían hasta Europa septentrional e incluían parte de África.

Paralelamente, los barcos mismos sufrían su propia evolución, durante gran parte de la edad media debido a la poca navegación existente, estos no eran aptos para realizar largas travesías, las galeras se caracterizaban por ser grandes y muy pesadas, por lo que en esta de esas deficiencias, se opta por la mejora interna de dichas naves en función al movimiento comercial  y de exploración, además también se asimila la vela latina de los árabes, para así lograr mayor capacidad de navegación. Hacia fines del siglo XV, los barcos europeos habían evolucionado de manera impresionante, se encontraban aptos para navegar allende los límites que poseían.

Ante este contexto, se da el cierre de la ruta del mediterráneo, por los Turcos, y con ello el replanteamiento de la sociedad europea ante este problema, esta se proyecta intentado buscar diferentes salidas, o insistir por el mediterráneo y evadir el problema turco, o poner en práctica la hipótesis de las ciencias como la esfericidad de la tierra, y así llegar al Asia a través de la circunnavegación de dicho continente. Debido al desarrollo técnico de las naves, esta hipótesis es posible, ya que desarrollar tal travesía significa estar permanentemente cerca de tierra firme y por lo tanto, tener un lugar donde detenerse, abastecerse y reparar las naves.

La segunda hipótesis es navegar hacia occidente, el único problema es que, a diferencia de la hipótesis anterior, no existen tierras a la vista, por lo que la travesía puede complicarse. Los portugueses –pioneros en la navegación- optaron por la primera hipótesis, la segunda sería utilizada luego por los españoles.

En síntesis, todo esto provocó – junto a una mentalidad aventurera renacentista- el intento occidental por salir, buscar y expandirse, no debemos olvidar el cierre del mediterráneo hecho por los turcos cuyo climax se materializa hacia el año 1453, el cual desata aún más todos estos intentos y viajes por buscar y aventurarse a la navegación de un mundo desconocido. Frente a esto se da el surgimiento de particulares que toman todos estos conocimientos, los desarrollan y ponen en práctica a través de la navegación.

Los primeros en salir a explorar son los portugueses, quienes son pioneros y toman Ceuta en base a una lucha como estado-nación, es decir a la guerra hecha desde una perspectiva moderna. Enrique el navegante es clave en este periodo, aficionado a la navegación, funda una escuela para tal arte, y mejora así ese ámbito. Su política era separase de Europa y emprender acciones que llevaran a relacionarse con el mundo asiático, por lo que Portugal se desliga de los asuntos europeos.

Portugal inicia así una serie de viajes, los cuales se dan bastante temprano, se pueden apreciar desde 1430.

El viaje de 1434 demuestra que el mar fuera del Mediterráneo es navegable, por lo que existe la posibilidad de navegar hacia el sur por la costa africana.

Con la muerte de Enrique el navegante, se impulsan aún más las exploraciones, y el tratado de Alcacovas Toledo impulsa aún más la dinámica exploratoria africana – dicho tratado, en pocas palabras establecía que España se quedaba con las islas Canarias y Portugal con el libre tránsito africano-. Dentro de esta expansión portuguesa, en 1483 Diego Cao llega al Congo concretando una gran porción de la costa africana explorada, y ya para esos años se hablaba de la dimensión real de dicho continente.

En 1487 se logra registrar que África tiene un fin, el famoso cabo de las Tormentas, y se vislumbra así la posibilidad de cruzar dicho cabo y viajar al oriente. Es vasco de Gama quien logra cruzar dicho cabo –renombrado luego, “de buena esperanza”- llegando al Océano Índico y a Calcuta.

Ahora, con dichos logros portugueses, el problema sería consolidar la posición portuguesa en el Índico, y por lo tanto, someter a los barcos mercantes que dominaban el área. Ante esto, Albuquerque es quien dice e idea el plan que Portugal debe seguir.

Portugal debe tomar para sí distintos puntos estratégicos, derrotar la navegación árabe y adueñarse del comercio. Además se necesitan factorías para abastecer a las naves y poder así dar éxito a la expansión portuguesa.

Establece como puntos estratégicos Congo, Mauritania, y Sudáfrica, los cuales para la corona son fáciles de adquirir, el tema complejo es Asia, se debe integrar Socotora, isla pequeña al sur de Arabia, Ormuz, otra isla ubicada al sur del golfo pérsico, y Maloca en las cercanías de Indochina, punto de contacto con China. Controlando esos puntos, se controlará el comercio, es definitiva para Portugal desplazar a los árabes es relativamente fácil, pues poseían un poder bélico bastante mayor, y por lo tanto, en un corto plazo Portugal se hace del control de dichos puntos y obviamente del Índico. Hacia fines del siglo XV y comienzos del XVI se establece como la gran potencia mercantil de Europa.

España por otro lado, veía como esta expansión portuguesa los estaba dejando rezagados, por lo tanto, era necesario encontrar una nueva ruta para poder llegar a oriente o de lo contrario la brecha que los distanciaba de Portugal se acentuaría aún más.

Para esa época existían diferentes opciones, una era el norte de Europa, es decir, navegar el mar Ártico, se conocía la posible conexión que ese mar establecía con oriente, pero el costo monetario, la presencia inglesa y la debilidad técnica impedían usar dicho tramo, por otra parte, nos encontramos también con la posibilidad de navegar por el Mediterráneo, pero la peligrosa presencia Turca hacía aún más complicado dicho trayecto que el anterior, además esta ruta no era solo marítima, sino que se debía recorrer por tierra, lo que encarecía aún más la empresa, el sur por otro lado se encontraba en posesión portuguesa, así que sólo nos queda la opción de viajar por occidente.

Para fines del siglo XV, el desarrollo técnico y naviero, permitía el plantearse una empresa de dicha magnitud, ahora se podía navegar lejos de las costas, es en este contexto que aparece Cristóbal Colón, genovés conocedor del arte de navegación.

Él llega ante los reyes y les propone la idea de viajar a la India a través del oeste, es así como su empresa comienza a gestarse, la financiación de esta se realiza en base al aporte privado y real, el grueso de estos es hecho por los hermanos Pinzón.

Dicha empresa consta de dos carabelas  y una Nao, y como lazo legal entre los reyes y Colón se establece la capitulación de Santa Fe, la cual determina diversos privilegios para Colón. Se le concede el título de Almirante, Virrey, gobernador general, 10% de las ganancias le pertenecen, y además puede aportar 1/8 para alguna empresa en ese territorio y recibir 1/8 de las ganancias.

En definitiva Colón se embarca en su empresa, y América es descubierta, en un comienzo se cree que es parte de la India, pero en base a otros viajes como el de Vespucio, se demuestra que estamos ante un continente nuevo, el cual será gravitante en la historia mundial.

Desde la llegada a América, Portugal la otra gran potencia ultramarina reclama derechos en 1493 ante estos nuevos territorios, por lo que se llama al Papa para que intercediera, y este logra dar una mediación. Él establece que la línea de las Azores y cabo Verde dividen al mundo entre España y Portugal.

Ante esto, al año siguiente, el rey Juan II exige correr más la línea ya que la división existente era muy injusta, es así como en 1494 con el tratado de Tordesillas se establece una nueva limitación, es decir se corrige un poco la división anterior, se corre la línea hacia occidente de 100 a 300 leguas, y así se logra poseer parte de Sudamérica (Brasil). Por último, el año 1529, con el tratado de Zaragoza, se establece la división definitiva del mundo entre ambas potencias, el pacífico es dividido en 17º grados al oriente de las Malucas, el occidente a España y el Oriente para Portugal. Así, el mundo queda dividido entre ambas potencias que en un periodo de mediana duración, se establecen como primeras potencias ultramarinas que logran romper con esa tendencia al encierro europeo, una dominaba principalmente América, y la otra dominaba la costa africana y asiática.