España en el Tratado de Utrecht

2 respuestas [Último envío]
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

Las negociaciones de Utrecht son las que ponen fin a la Guerra de Sucesión española que como todos sabemos tuvo una dimensión internacional que enfrentaba a quienes apoyaban el bando austracista en favor de Carlos de Habsburgo como heredero español y un régimen de tendencia más pactista y foral (Austria, Holanda, Inglaterra, y Cataluña)  y quienes apoyaban a la casa borbónica en favor de Felipe de Anjou, nieto del monarca francés Luis XIV de Francia y defendían un régimen centralista (Castilla y Francia).

 

Si ganaba Felipe, como efectivamente sucedió, con las victorias en las batallas de Almansa, Briguega y Villaviciosa, estaría en peligro el equilibrio europeo ante la posible unión de las coronas francesa e hispánica. Sin embargo, en 1711, cuando Carlos de Habsburgo hereda el Imperio alemán, el peligro que supone para el equilibrio es semejante, pues podría unir la monarquía hispánica al Imperio.

 

Por tanto las negociaciones de Utrecht suponen un reparto de Europa el pro del equilibrio de las potencias. Mediante la paz de Utrecht, Felipe V es reconocido como monara de España, con la condición de que renuncie a la corona francesa. Los territorios europeos españoles son repartidos: Saboya se anexiona Sicilia; Nápoles, Cerdeña y los Países Bajos pasan a ser de Austria; Gibraltar y Menorca pasan a Inglaterra.

 

Sin embargo, las paces de Utrecht suponen mucho más que este desmembramiento de los territorios españoles, pues son el culmen de la pugna por el dominio comercial ultramarino. España ejercía un teórico monopolio de comercio con las Indias americanas que las potencias emergentes intentan quebrar. Ya durante el siglo XVII este monopolio se había empezado a resquebrajar.

 

España concede en 1702 un asiento América a la Real Compañía francesa de Guinea, que actúa como monopolista en la trata hasta 1712 y comercia libremente en España y en sus colonias ultramarinas; a Francia se le concedió además la libre navegación por el Mediterráneo. Todos estos privilegios son uno de los motivos de la oposición austracista.

 

Las negociaciones preliminares de Utrecht se hacen prácticamente de forma bilateral entre Inglaterra y Francia ya desde 1711, tratando de excluir a España, pero también a Austria y además a Holanda (pues el partido Tory en Inglaterra veía a los holandeses como una competencia).

 

Una muestra de la marginación de España en las negociaciones preliminares aparece cuando Felipe V envía a tres plenipotenciarios a París con el fin de defender los intereses españoles en las negociaciones, pero estos no pueden viajar a Utrecht pues se les niega el pasaporte. Permanecen durante nueve meses enquistados en París, sin poder intervenir en las negociaciones de la ciudad holandesa y sin ser informados de lo que ahí estaba sucediendo.

 

A España sólo se le empieza a tener en cuenta con la muerte de los herederos al trono francés, ante el inminente peligro de que Feipe V, con sus legítimos derechos de sucesión, unifique las dos coronas. Los británicos envían un embajador a la península para presionar al monarca; el mes de marzo de 1713 se celebran unas cortes en las que Felipe renuncia a la corona francesa y firma con el estado británico un tratado de paz y amistad. Sin embargo, no es el único resultado del tratado. Además de la cesión de Gibraltar y Menorca y la renuncia a la corona francesa, Felipe ha de reconocer la sucesión protestante en Gran Bretaña y otorgarle una serie de concesiones comerciales que debilitan más aun el supuesto monopolio español en  el comercio con las Indias americanas:

 

  • Los británicos piden un asiento de negros de diez años. El asiento de negros era un permiso que la monarquía hispánica concedía a las compañías comerciales para introducir un determinado número de esclavos negros en América por un determinado tiempo.
  • También piden poder acceder a 4 puertos en la América española. Con tal de no ceder los puertos el monarca amplía el asiento de negros a 30 años.
  • Además piden la supresión de la tasa del 15% sobre los productos británicos que lleguen a las Indias. Sin embargo, el rey sustituye esto por el Navío de Permiso, esto es, que los británicos tendrían derecho de enviar una vez al año un navío de 500 toneladas a la América española sobre cuya carga no pesaría ningún gravamen arrancelario.


Como vemos Inglaterra actúa de árbitro  durante las negociacines de Utrecht y la decadencia de España se acrecenta.





FUENTES

-Conferencia de la Biblioteca Nacional de España: "La paz de Utrecht: un pacto para el equilibrio europeo."

- Conferencia del profesor Albareda de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.

 

 

 

 

 

 

 

El año pasado se celebraba el tercer centenario de la Paz de Utrecht y en conmemoración han habido muchos coloquios. Os invito a que aquí también hablemos sobre esto y digáis qué puntos consideráis que son los más destacados de Utrecht, consecuencias para España, los intereses que impulsaban a cada Estado y todo aquello que deseéis y creáis conveniente para ampliar este tema tan interesante.

 

Saludos !

Flavius Stilicho
Imagen de Flavius Stilicho
Desconectado
Prefecto Annoa
Redactor MHM
Desde: 23 Ene 2011

Como se vé, Gran Bretaña es la que lleva la voz cantante en las negociaciones imponiéndose a aliados y enemigos. La idea de repartir los territorios de la Corona de España ya venía de antes de la muerte de la Carlos II, por lo que no es extraño que al final sucediera. Gran Bretaña se llevó lo que le interesaba como potencia marítima: concesiones comerciales, enclaves estratégicos para su Armada (Gibraltar y Menorca) y algunos enclaves en Canadá cedidos por Francia. En el fondo a Gran Bretaña le daba igual quién se sentara en el trono de España y el reparto de territorios le satisfacía en cuanto a que parecía garantizar cierto equilibrio en Europa entre franceses y imperiales.

Saludos.

 


seinid
Imagen de seinid
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin Foro
Desde: 30 Ago 2009

España venia de una crisis muy importante, tanto interna como externa, militarmente la marina estaba agotada, y las tropas casi todo eran mercenarios que no se podian pagar, por lo que los ingleses impusieron lo que quisieron. Una etapa historica muy importante.