¿Cómo podría LA CRISTIANDAD haber recuperado CONSTANTINOPLA?

6 respuestas [Último envío]
Sankara
Imagen de Sankara
Desconectado
Ciudadano
Desde: 28 Jul 2016

Siempre me ha llamado la atención el hecho de que, tras la caída de Constantinopla en manos de los musulmanes, los cristianos no organizaran ningún plan para recuperarla.


¿Por qué no se fue a Constantinopla tras Lepanto?


¿Qué habríais hecho vosotros para conquistarla? ¿qué puntos débiles creéis que tenía la ciudad? ¿que deberían haber hecho unos supuestos "cruzados" modernos?

 

Un saludo!

Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Prefecto de Legión
Desde: 22 Ago 2010

Nueve cruzadas (u ocho para los puristas) en dos siglos y dos victorias cristianas.....como para seguir intentándolo....

 

Saludos, y bienvenido Sankara!

Dmitri Donskói
Imagen de Dmitri Donskói
Desconectado
Legionario Inmunis
Desde: 20 Ene 2014

Sankara ha escrito

Siempre me ha llamado la atención el hecho de que, tras la caída de Constantinopla en manos de los musulmanes, los cristianos no organizaran ningún plan para recuperarla.


¿Por qué no se fue a Constantinopla tras Lepanto?


¿Qué habríais hecho vosotros para conquistarla? ¿qué puntos débiles creéis que tenía la ciudad? ¿que deberían haber hecho unos supuestos "cruzados" modernos?

 

Un saludo!

 

La política europea era muy complicada. Era Habsburgo contra el mundo, y el mundo incluía franceses, ingleses, suecos, transilvanos... y turcos. Es decir, todos los que estaban contra el poder Habsburgo eran aliados potenciales. Transilvania (o la Hungría que estaba bajo dominación turca) era un principado dependiente del Sultán de Constantinopla, pero era lo suficientemente autónoma como para afianzar pequeñas dinastías locales y como para llevar a cabo una política militar propia. Los príncipes transilvanos no soportaban que sus "hermanos" (la conocida como Hungría real, bajo dominio germánico, que contenía las importantes ciudades de Buda y Estrigonia) sufrieran el despotismo de monarcas como Rodolfo II, y aun otros que, a pesar de hacer y deshacer a su antojo, y no respetar los fueros, ni siquiera se dignaban a colocarse la corona de San Esteban ni llevar a cabo otras solemnidades propias del reino que gobernaban.

Los franceses estuvieron toda la primera mitad del siglo XVI aliados con los turcos, en su obsesión por obstaculizar el poder agobiante que ejercía Carlos V sobre toda Europa. También rivalizaban con España, aunque sin éxito, por obtener cierto ascendiente sobre la voluntad del Papa. Cuando digo que rivalizaban, me refiero a organizar turbas y asesinatos y a ordenar la retirada de los embajadores en la mismísima Roma. Durante el siglo XVII, sobre todo en su primera mitad, los aliados más relevantes de Francia eran Suecia y los principados protestantes de Alemania. Todo lo que fuese necesario para expulsar a los españoles del norte de Italia, cortar la comunicación entre el Milanesado y el Flandes católico, y para desorganizar más aún el Sacro Imperio alemán. 

 

En estas condiciones, y teniendo en cuenta que Inglaterra aún no era una potencia naval, que ni le iba ni le venía lo que sucediese en Constantinopla (estaba más pendiente el poderío económico de las Provincias Unidas), que Rusia se encontraba en plena crisis política, que la práctica totalidad del Báltico era protestante y que Francia no iba poner un solo soldado en una empresa capitaneada por España y Viena, ¿qué se podía hacer? 

 

A todo ello hay que añadirle la necesidad de dominar el Mediterráneo, empresa a la cual ya habían renunciado los monarcas españoles después del desastre de la Armada Invencible. El punto de mira de España estaba en el Atlántico y en el preocupante aumento de la presencia inglesa y holandesa (calvinistas de la Compañía de las Indias Occidentales) en América.

 


 Vulnerant omnes, ultima necat

Tito
Imagen de Tito
Desconectado
Consul-Coordinador
CoordinadorModeradorResponsable MHMRedactor MHMSocio MH
Desde: 15 Ago 2009

Me interesa el tema, pero la verdad que Dmitri Donskói ha dado una respuesta muy completa que basicamente es lo que iba a comentar. El imperio otomano estaba muy fuerte y el imperio hispano-germano tenía frentes abiertos por toda europa.

 

Los Habsburgo no pudieron hacer más de lo que hicieron frente al turco. La división de La Cristiandad con las guerras entre protestantes y católicos no hizo sino agravar el problema. Carlos V, siguiendo la políticas previas españolas del cardenal Cisneros, trató de acogotarlos desde el norte de África. Avanzar por europa oriental era más complicado, y lanzar una expedición tipo cruzada directamente a Constantinopla era una locura porque el dominio del mediterráneo oriental estaba en manos turcas.

 

La expediciones que Carlos V lanzó contra Túnez y Argel tienen ciertas connotaciones de cruzada.

 

Como curiosidad, Felipe II estuvo en relaciones con los persas para ver si podían coordinarse frente al imperio otomano, siguiendo la estrategia que los turcos utilizaron con los franceses, es decir, apoyando a un enemigo poderoso frente a tus fronteras.

 

Lo que yo hubiera hecho... afianzar esos contactos con los persas, tantear a Rusia, e incitar los independentismos, sobre todo el griego. Aunque para esto hubieran hecho falta agentes y espias musulmanes para pasar desapercibidos.

 

Por cierto ¿como es que la población griega, muy numerosa por todo el imperio, toleró el dominio e incluso se islamizó tan rápidamente? Es algo que siempre me ha resultado sorprendente, porque ya lo hicieron los bizantinos de otras regiones como la siria o egipcia durante las anteriores conquistas árabes. Pero es que ahora no se trataba de sirios o egipcios helenizados, sino de griegos de la misma Grecia, orgullosos herederos de un milenario imperio, ahora sometidos a gentes de otra religión.

 


Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Prefecto de Legión
Desde: 22 Ago 2010

Rodolfo II, como rey de Hungria y emperador del Sacro Imperio, sí favoreció, de todos modos, las luchas entre los hungaros y los turcos. Entre los primeros destacó el comandante Nicolás Pálffy (o como se escriba), que arrebató fortalezas y ciudades a los otomanos.

 

Saludos.

Dmitri Donskói
Imagen de Dmitri Donskói
Desconectado
Legionario Inmunis
Desde: 20 Ene 2014

Sí, pero ese era de la Hungría sometida a los Habsburgo. Ciertamente hubo nobles que colaboraron con el régimen germano.

Lo que destaco no es tanto el número de "caballos de Troya" que tenía dentro el propio Sacro Imperio, sino la cantidad de enemigos cristianos, ya protestantes, ya católicos, que se encontraban en las puertas mismas de Viena y Buda y que, estando sometidos al Imperio Turco, deberían haberse dedicado exclusivamente a liberarse del yugo musulmán. También hubo transilvanos que lucharon contra turcos, pero esta oposición tuvo razones más bien dinásticas (ocupación del trono de Polonia) que ideológicas. Era más frecuente que los transilvanos prefiriesen liberar la Hungría germánica antes que colaborar con Viena.

Los recuerdos de la Gran Hungría medieval, la de Juan Hunyadi y Matías Corvino, estaban todavía muy presentes en la sociedad y en la élite de ambos lados de la frontera turco-germana.

 


 Vulnerant omnes, ultima necat

Hartman
Imagen de Hartman
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 19 Oct 2010

Tito ha escrito

Por cierto ¿como es que la población griega, muy numerosa por todo el imperio, toleró el dominio e incluso se islamizó tan rápidamente? Es algo que siempre me ha resultado sorprendente, porque ya lo hicieron los bizantinos de otras regiones como la siria o egipcia durante las anteriores conquistas árabes. Pero es que ahora no se trataba de sirios o egipcios helenizados, sino de griegos de la misma Grecia, orgullosos herederos de un milenario imperio, ahora sometidos a gentes de otra religión.

Hola Tito

La respuesta, mi amigo, es como el Pájaro Azul de la Felicidad, la tienes en casa.

¿Cómo es que durante siglos los moros ocuparon la península y los cristianos sometidos no se rebelaron en masa en cuanto llegó un caudillo cristiano?

 

La prédica de Mahoma se centraba en la integridad moral, motivo por el cual, las autoridades lo persiguieron, motivando su Huída que da inicio a La Era de los Creyentes. En ese contexto se plantea una guerra contra el poder temporal, por lo que Mahoma decreta que los Musulmanes no deben pagar impuestos (dentro de los impuestos, recuerda, está prestar servicio militar). Cuando llega al poder el Califa Omar (suegro de Mahoma) el Islam ya estaba bastante extendido y debe organizarse como un estado y un estado para vivir necesita... impuestos. Es así que, mientras que los Imanes presionan por la conversión al Islam de todos los habitantes del Califato (Mediante el simple y expeditivo método de ejecutar a todo aquel que no se convierta) el Califa ordena respetar a Judíos y Cristianos (Esto arranca de una orden personalmente dada por Mahoma, ya que las tres religiones creen en el mismo Dios y en la revelación de la Biblia) ya que estos pagan impuestos.

En el momento de mayores conquistas (Califato de Córdoba en la península, Sultanato Turco en Cercano y Medio Oriente) esto se tradujo en: Llegan los Musulmanes (Turcos o Moros, según corresponda) con arrojo rayano en el fanatismo conquistan una zona, una vez sometida, el emir (comandante) le dice al príncipe cristiano del lugar que: Debe pagar tributo al Sultán en vez de al Emperador o Rey (o sea, sigue pagando, sólo cambia de recaudador), se le permite seguir con su religión (veladamente, se le prohibe convertirse, ya que eso lo eximiría de impuestos), debe cortar vínculos con las potencias cristianas, como ya lo cortó con su señor feudal, eso quiere decir que debe cortar vínculos con el Papa o el Pope (según corresponda) y, en vez de dialogar con la jerarquía, debe nombrar los obispos directamente él. Si cumple todo esto, se lo considera emir del lugar... es decir ¡lo considerará su par!

¿Cómo rebelarte contra un conquistador que te trata mejor que el que tenía que protegerte?

Después de esto, la islamisación es cuestión de tiempo.

 

Saludos

 


Todavía no he empezado a pelear

  200-cruz  200-cruz