Breve análisis del Imperio Carolingio

Sin respuestas
alexgabriel
Imagen de alexgabriel
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 6 Nov 2009

Autor: Nabukudrakara, 02/Nov/2007 13:40 GMT+1:


 

Aquí os dejo unpequeño trabajo sobre el libro Charlemagne et l'Imperie Carolingien, de Louis Halphen, París 1947. Si no me equivoco, me comentaron que la traducción al castellano es de la editorial Akal. No pretende ser el trabajo una gran enciclopedia, ya que me pedían que ocupara unas 2 páginas. Simplemente ofrezco un resumen comentado del libro, destacando los hechos que me parecieron importantes. Espero disfruteis su lectura:

Para analizar la siguiente obra primero hay que situarse históricamente. Venimos de un Imperio Romano en decadencia. Las invasiones bárbaras, aunque más que invasiones son infiltraciones progresivas, sólo han empeorado la situación. Europa está dominada por tribus germánicas, entre la que sobretodo destacan los francos, donde mandan los merovingios. Dado que la supremacía de un reino sobre los otros venía por el bautismo al cristianismo, uno de los primeros en darse cuenta y llevar a cabo esta práctica es Clodoveo, que es incluso reconocido por el emperador romano de Oriente, que sólo en teoría lo es de occidente.
            Vemos que no hay un sentido de unidad política. Son todos reinos gobernados por diferentes reyes, a modo de propiedades personales. No existe la res pública romana. Comienza a destacar lo que podríamos llamar una aristocracia alrededor del rey, una cámara, comandada por el mayordomo (maior domus), que podríamos equivaler al primer ministro, o virrey. Las casualidades quieren que a la muerte de Dagoberto (merovingio) el siguiente sucesor no supere la mayoría de edad, por lo que los mayordomos concentran el poder, que intentarán pasar hereditariamente, teniendo unas familias más éxito que otras. Este es el caso de los Carolingios.

 


Autor: Nabukudrakara, 02/Nov/2007 13:40 GMT+1:


 

Ahora ya podemos hablar del libro propiamente dicho. La historia empieza con Pipino de Landen, mayordomo de Austrasia. Su nieto, Pipino de Herstal, consigue serlo también de la Neustrasia y de Borgoña. Poco a poco vamos viendo como el mayordomo del castillo coge importancia frente a otros puestos, incluso el del mismo rey. Carlos Martel, hijo bastardo de Pipino el Joven, consigue hacer frente a todas las revueltas y vence a los Sarracenos en la famosa batalla de Poitiers.
            Este es requerido por la iglesia de Occidente para ayudar primero a San Bonifacio, que ha ido a predicar a los germanos, y luego debe luchar contra los lombardos que amenazan los estados pontificios. Podemos destacar un hecho importante en esta etapa: frente a la supuesta ayuda de Bizancio para parar a los lombardos o la ayuda más activa de los Francos, Gregorio III elige a los francos.
            El siguiente paso importante lo da Pipino el Breve, el segundo hijo de Carlos Martel, que es el nuevo mayordomo después de la muerte de Carloman. Este envía una carta al entonces Papa Zacarías preguntando si era apropiado que los reyes francos, que en realidad no tenían este poder, se llamaran así, a lo que el Papa respondió que era mejor dejar ese nombre a los que ostentaran tal autoridad. De esta forma Pipino e Breve es ungido rey, de forma que da una visión de rey elegido por Dios y por el pueblo, haciendo olvidar ese origen usurpador del trono.

Autor: Nabukudrakara, 02/Nov/2007 13:41 GMT+1:


 

Es el tiempo de la famosa (y falsa) donatio Constantini. Pipino se resuelve a ayudar y proteger a la iglesia, sellando un pacto entre religión y estado del que se beneficiarán ambos, habiendo periodos en los que un bando saca más provecho que el otro. Podríamos destacar también la expansión hasta la Aquitania y control de revueltas internas.
            El siguiente en la línea sucesoria es Carlomagno, que se ocupa de engrandecer aun más el reino. Establece la conocida Marca hispánica, al igual que hace lo mismo con los límites del norte de su territorio. De su estrategia, destacaría el hecho de hacer salir de diferentes puntos a tres contingentes encerrando al enemigo para ganar en el campo de batalla. Sin embargo, en el campo religioso el fracaso fue lo que le hizo aprender más. Tras un primer intento amenazando incluso con pena de muerte a los paganos, se decide a ser más cauto. No imponer, sino hacer que vean poco a poco lo que implica el cristianismo. También hace uso de diferentes deportaciones para acallar posibles revueltas futuras. Pese a todo, la organización del estado franco daba cierta autonomía a los diferentes pueblos, un respeto por los grupos étnicos, aunque Carlomagno se presente como rey sobretodos los demás territorios, claro. Su debilidad es el mar, por donde es atacado por piratas normandos y sarracenos.
            En el campo religioso, hay que decir que él mismo se ve como un soldado de Dios,  y considera responsabilidad suya velar por el bien de la santa madre iglesia, aunque no por ello se arrodille ante ella, sino que el propio Halphen afirma que mantiene a ralla al papado. Esto hace que en el año 800 sea nombrado Emperador Augusto, titulo mayor que el de patricio de los romanos que tenía antes y había heredado de su abuelo. No existe el concepto de la res pública, pero si que empieza a aparecer un pueblo o imperio cristiano.

Autor: Nabukudrakara, 02/Nov/2007 13:42 GMT+1:


 

Un punto importante podría ser el momento en que Carlomagno divide el reino en tres para dárselo a sus hijos, por lo que ese sentido de unidad (que la historiografía romántica conservadora se ha empeñado en destacar tanto) es más inestable de lo que parece. Halphen comenta, sin embargo, en su conclusión, que este acto fuera debido más a la prudencia por no delegar antes de tiempo todo el imperio en un sólo hijo. Llega a afirmar que Carlomagno se dejaba llevar más por los acontecimientos de lo que se cree.
            De todas formas, los dos primeros hijos mueren, y Ludovico Pío hereda el imperio. De éste, podríamos destacar el que redujera su título a emperador Augusto, por orden de la Providencia, en contra del largo título Carlos, serenísimo Augusto, coronado por Dios grande y pacífico emperador que gobierna el imperio romano, a la vez que por la misericordia de Dios, rey de los francos y de los lombardos. Este cambio daba un sentido más global a la idea de imperio. Lo siguiente sería la labor religiosa del hijo, que reforma de tal manera el estado, incluso la iglesia, que si con Carlomagno el estado era hermano de la iglesia, ahora ésta ejerce de tutora sobre el estado y la vida diaria de las personas.
            A partir del segundo matrimonio de Ludovico, del que sale su hijo Carlos el Calvo, las revueltas y las conspiraciones se convierten en un mal endémico para el estado franco.

Autor: Nabukudrakara, 02/Nov/2007 13:42 GMT+1:


 

Ludovico decide dividir el imperio en tres reinos (pero sin imperio) para sus hijos.  Sin embargo Lotario, el primogénito, se considera emperador. A su muerte, sus tres hijos se reparten su reino, por lo que Francia se encuentra dividida en cinco entidades que pugnarán entre ellas, de las que Carlos el Calvo saldrá ganando gracias al apoyo del clero, donde juega un papel importante el obispo Hincmaro, cuyo carácter es retratado fielmente por el autor.
            Y sin darnos cuenta hemos asistido al hecho de que vuelve a ser la iglesia la que controla el gobierno. Seguimos con las disputas entre los descendientes de estos tres hermanos (los hijos de Ludovico). Vemos que vuelve a haber un cambio del poder a manos del llamado poder temporal (estado), pero a la muerte de Carlos el Calvo, el Papa Juan VIII apoya a Carlos el Craso, pero bajo la condición de que solo lo nombraría emperador si juraba conceder unos privilegios determinados a la iglesia. El poder entonces vuelve a manos de la iglesia.
            Sin embargo, el último vestigio del poder carolingio lo tiene Arnulfo, hijo bastardo del rey de Baviera, pero no llega a grandes cosas, al contrario que Otón I, el siguiente en coger el relevo del emperador, pero eso es otro tema. El imperio Carolingio había firmado su sentencia de muerte tras el fallecimiento de Carlomagno, que no sería consciente de lo que iba a crear, según el propio autor.

Autor: Nabukudrakara, 02/Nov/2007 13:43 GMT+1:


 

Y esto es todo amigos. Si hay alguna pregunta la intentaré contestar gustosamente.

Saludos


Autor: el_kuaz, 03/Nov/2007 03:58 GMT+1:



Muy bueno. El imperio Carolingio fue bastante olvidado por la historia, y muchos ignoran su importancia e influencia que tubo y que incluso dejó hasta la actualidad.


Autor: GaetanoLaSpina, 07/Nov/2007 03:58 GMT+1:



Buen trabajo nabu


Autor: Nabukudrakara, 07/Nov/2007 10:45 GMT+1:



En realidad este trabajo no lo consideraba muy bueno puesto que sintetizaba demasiado el libro. Además, apenas resalto el porqué de la caída de éste imperio. Pero como nunca es tarde, aquí va algun apunte más.
Hay dos razones según el autor del libro por las que el imperio cae. Una podría ser que las ideas en las que se había basado el imperio al principio se deformaron o desaparecieron. Los estados que eran anexionados por las conquistas al reino franco consiguieron tener en mente que les unía un hilo religioso, pero su evolución fue hacia direcciones distintas. Mantuvieron cierta autonomía que precognizaba los reinos medievales. Además, la degradación d4el principio monárquico jugó un papel fundamental. El rey ya no tenía poder porque sí. Debía jurar proteger a los fideles a cambio de que estos le juraran lealtad.El rey llegaba a ser más un compañero que un jefe, e incluso podía quedar subordinado. Es esto un esbozo del primer feudalismo.
 La otra razón por la que caía el imperio era por la concepción que de él tenía Carlomagno. El lo veía como temporal, provisional, 'atado a su persona', comenta el autor. Se esperaba que a sus conquistas, el sucesor de Carlomagno introdujera las reformas oportunas que convertirían la obra parterna en una realidad duradera. Sin embargo, Ludovico y sus asesores cometen el error de querer hacerlo todo de golpe. Intenta imponer un modo de vida que sólo puede instaurarse gradualmente, por lo que se expone a fracasar.  A esto, se le sumaba el desconcierto y la confusión que creaba el continuo arreglo y reparto de tierras entre los sucesores de éste, cosa no muy aprobada por aquel entonces.

Ahora sí , jeje.

Saludos


Autor: GaetanoLaSpina, 09/Nov/2007 04:15 GMT+1:



Y pensar que carlo Magno no sabia ni escribir...eso demuestra que todo se debe a la voluntad!


Autor: eljoines, 10/Nov/2007 00:47 GMT+1:


 

En la ciudad alemana de Aquisgrán, que fue donde más o menos estubo la corte y sirvió de capital de su imperio, llevó a los más afamados sabios conocidos, como impulso de trasformar esta ciudad en un referente cultural sin parangón.



saludos