La Biblioteca De Alejandría Y Las Grandes Obras De La Antigüedad.

Sin respuestas
Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ago 2010

La legendaria Biblioteca de Alejandría debe su existencia a Ptolomeo I, quien decidió construir un santuario consagrado a la sabiduría en el siglo IV a.C. Ptolomeo I y sus descendientes ptolemaicos dedicaron grandes esfuerzos hasta convertir a la biblioteca en uno de los templos del saber más importantes, si no el más, de la Historia. Ya solo en la época de Ptolomeo I, y con el filósofo Calímaco como bibliotecario, se llegaron a custodiar 500000 obras, cifra que, como digo, se aumentaría en los reinados sucesivos. En el 48 a.C, durante la guerra entre Roma y Egipto y con Julio César como desgraciado protagonista, la biblioteca fue destruida; no está muy claro si sus soldados prendieron fuego deliberadamente o si éste se propagó tras ser incendiada la flota egipcia. Sea como fuere, la pérdida fue incalculable: originales de las grandes obras de la antigüedad y cientos de miles de obras de las que solo conservamos los nombres, perecieron bajo el fuego no purificador de la guerra alejandrina. Entre sus muros trabajaron Arquímedes, Euclides, Aristarco de Samos, Hiparco, etc.

Un anexo a la biblioteca sobrevivió a la devastación y gozó de la protección de los emperadores romanos hasta el s. III d.C. Diocleciano primero, ordenando la destrucción de los escritos sobre alquimia, y Teófilo, el patriarca de Alejandría, después, y siguiendo órdenes del intransigente Teodosio, arrasaron con este segundo templo del saber conocido como Serapeo.

No está claro si el golpe de gracia que se le atribuye a los árabes es leyenda o realidad, pero algunos autores dan por bueno el relato que sitúa a Amr ibn al-As al frente de un ejército árabe que remató este holocausto cultural sin parangón en el s. VII d.C.

Como digo, en ella se custodiaron las grandes obras de la antigüedad, pero me resulta difícil elaborar un listado del material custodiado en la biblioteca, o bibliotecas, y arrasado. Si no lo han conseguido los investigadores, que de todos modos parten casi más de suposiciones que de hechos ciertos, menos lo voy a lograr yo, pero me gustaría intentar componer un catálogo de lo que se perdió en Alejandría. Pocas referencias he encontrado, esto es todo lo que tengo:

-Las obras completas de Aristóteles.

-Veinte versiones de “La Odisea”, de Homero.

-“La esfera y el movimiento”, de Autólico de Pitano.

-“Los elementos”, de Hipócrates de Quíos.

-“Historia del mundo”, de Beroso.

-Los manuscritos de Esquilo, Sofocles y Eurípedes.

Y, a mayores, por pedir que no quede, podéis situar otras grandes obras originales en sus emplazamientos actuales o su recorrido hasta llegar al punto en el que se encuentren? Suele decirse, por ejemplo, que se conservan muchas obras de Platón, pero dónde?? Creo que pido un imposible….