ARGENTINA ENTRA AL CLUB

1 respuesta [Último envío]
rommel2007
Imagen de rommel2007
Desconectado
Expulsado
Usuario Expulsado
Desde: 30 Nov 2010

AUTOR: rommel2007

ARGENTINA ENTRA AL CLUB
 

      Les paso algo que , sinceramente me llena de orgullo.

 

Si todo sigue según lo planificado, a fines de 2012 la Argentina podrá ingresar en el selecto club de países que disponen de vehículos espaciales propios. Para esa fecha está previsto el lanzamiento del Tronador II, vehículo de unos 20 metros de alto (como un edificio de 6 pisos) que puede transportar una carga útil de 200 kg a 500 km de altura.

A diferencia de ensayos de hace 15 años (durante los experimentos del misil Cóndor, desactivado en 1993), usará combustible líquido, que permite encendidos y apagados durante el vuelo que hacen más precisa la programación de las órbitas en el espacio.

El desarrollo se está haciendo íntegramente en el país y está en manos de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), que coordina el trabajo de numerosas instituciones del sistema científico nacional, entre las que se cuentan el Centro de Investigaciones Opticas y el Instituto de Radioastronomía (ambos del Conicet), el Instituto Balseiro, el Instituto Universitario Aeronáutico de Córdoba y el Grupo de Ensayos Mecánicos y Ambientales de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de La Plata.

Ya se cumplieron exitosamente dos etapas del programa Tronador. En mayo de 2007 se lanzó un cohete de prueba, más pequeño, desde Puerto Belgrano, a 30 kilómetros de Bahía Blanca. Y otro algo más grande, el Tronador Ib, se lanzó en mayo de este año.

La base de lanzamiento del cohete definitivo estaría en la provincia de Buenos Aires.

"Es un desarrollo complejo, son cosas difíciles, pero hasta ahora todo va de acuerdo con lo previsto. Estamos muy contentos."

Desde los Estados Unidos, donde acababa de llegar ayer por la tarde, el doctor Conrado Varotto, presidente de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), se refería de este modo al Tronador II, primer lanzador de satélites argentino que la Comisión Nacional de Actividades Espaciales desarrolla íntegramente en el país.

Este fin de semana, se conoció que la fecha de lanzamiento propuesta para este vehículo espacial está prevista para 2012. En este momento, los países que cuentan con lanzadores propios son los Estados Unidos, Rusia, Ucrania, Japón, China, la India, y la Unión Europea.

"En la actualidad, el alquiler de un lanzador orbital para colocar un satélite en el espacio ronda la cifra de 12 millones de dólares, según el tipo de satélite. El desarrollo completo del Tronador II requerirá una inversión aproximada de cuatro millones de dólares", explicó el licenciado José Astigueta, responsable científico del proyecto Inyector Satelital de Cargas Utiles y Livianas (Iscul) de la Conae, durante uno de los talleres del Programa de Comunicación Pública de la Ciencia de Córdoba, consigna la Agencia CyTA-Instituto Leloir.

De acuerdo con Astigueta, la meta que se han propuesto los científicos argentinos es fabricar un cohete de 20 metros de longitud, de 30 toneladas de peso, con capacidad para colocar un satélite de hasta 200 kilos de peso a una altura de 500 kilómetros. En el momento del despegue, tendrá una velocidad de 7900 metros por segundo.

El Proyecto Tronador consiste en el desarrollo de un inyector satelital basado en un motor de combustible líquido. "Es la primera vez que la Argentina está comenzando a desarrollar motores líquidos", indicó el científico de la Conae. Ese tipo de combustible, inútil para el uso militar, permite manejar con máxima precisión y economía el encendido y el apagado del motor del vehículo a fin de orientarlo adecuadamente para la puesta en órbita del satélite.

Navegación controlada

"El motor sólido es como una cañita voladora, una vez que se enciende no se puede apagar. Un cohete de combustible líquido permite encendidos y apagados, lo que lo hace más preciso para programar órbitas en el espacio", subrayó Astigueta.

La fabricación y el ensayo del motor están bajo la responsabilidad de la Conae, con la colaboración del Centro Atómico Bariloche. "El proyecto se está haciendo con fondos nacionales y recursos humanos jóvenes y muy especializados. Esta iniciativa abre la posibilidad de crear una nueva generación de científicos para que se queden en el país desarrollando alta tecnología", afirmó Astigueta.

En el diseño y en la construcción del Tronador II participan también el Centro de Investigaciones Opticas del Conicet-CIC, el Instituto Balseiro en el Centro Atómico Bariloche (CAB-CNEA), el Instituto Universitario Aeronáutico de Córdoba y el Grupo de Ensayos Mecánicos y Ambientales de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata, así como el Instituto Argentino de Radioastronomía del Conicet.

El Tronador II será un vehículo de trayectoria controlada para lo que dispondrá de los correspondientes sistemas de navegación, de guiado y control, diseñados y construidos en el país.

"La idea de este lanzador está dentro de un concepto muy moderno en la actividad espacial, que es la arquitectura segmentada ?cuenta Varotto?. Es una nueva concepción en la colocación en órbita de satélites, que admite la posibilidad de que se les incorporen nuevos instrumentos, se les reemplacen partes o que funcionen en conjunto, en clusters. La gran ventaja es que tiene mucha flexibilidad: si uno necesita un instrumento muy especial en órbita, puede llevarlo y ponerlo a trabajar en conjunto con lo que ya está. Eso con la estructura monolítica tradicional es difícil."

Y enseguida agrega: "Lo más importante es que precisamos vehículos de estas características. Estamos desarrollando el tipo de lanzador que el plan espacial nacional necesita".

Según explica Varotto, por el tipo de órbita conveniente para la Argentina, la polar, el probable lugar de lanzamiento del Tronador II debería estar en algún lugar de la provincia de Buenos Aires. "En el Sur también hay algunos lugares posibles", agrega.

 

        Espero que nos dejen, ya que, como bien dice en la nota, en el año 1993, EEUU nos obligó , a pedido de Chile, a  desmantelar el proyecto Cóndor y las instalaciones en Córdoba, donde se investigaba.

 

Saludos

 

Fuente: Diario Clarín de Argentina con fecha 20/10/2008

 


Is There any body out there?

coventin
Imagen de coventin
Desconectado
Prefecto de Legión
Socio MH
Desde: 30 Ago 2009
GaetanoLaSpina
Tribuno de la Plebe
Tribuno de la Plebe

Haz clic para ver el perfil del usuario
Mensajes: 13.512
Desde: 04/Abr/2007
Ancla
#3 ·
RE: ARGENTINA ENTRA AL CLUB

La verdad me parece que ants de lanzar estaciones espaciales, deberín lanzar satélites de comunicaciones, algo meos ambicioso, para empezar.

venezual lanzará un satélite, construído por los chinos ylanzados por ellos tmbien jajajajaja:]

No se puede jactar os países de tener u progrma espacial sin haber lanzado al espacio al menos una escoba...eso par el caso venezolano.

En el caso argentino, tienen experiencia en matería de cohetería, so es buen comienzo.

les deseo suerte, espararé los resultados 

22/Oct/2008 07:22 GMT+1
rommel2007
Pretoriano
Pretoriano

Haz clic para ver el perfil del usuario
Mensajes: 1.147
Desde: 17/Dic/2007
Ancla
#4 ·
RE: ARGENTINA ENTRA AL CLUB

              Gaetano, Argentina ya envió un satélite de comunicaciones, el NAHUELSAT, no recuerdo si fue Rusia o la UE, el vehículo utilizado. Pero el satélite fue construído integramente en Argentina.

Saludos

22/Oct/2008 10:49 GMT+1
Argento100_1
Legado
Legado

Haz clic para ver el perfil del usuario
Mensajes: 3.361
Desde: 22/May/2005
Ancla
#5 ·
RE: ARGENTINA ENTRA AL CLUB

Entré solo para ver el título y tengo un par de correcciones.

El Tronador es un vector de lanzamiento para satélites pequeños y medios cuyo costo operativo será un tercio del precio internacional, lo que abre un buen mercado para la Argentina además de ahorrarle plata a la CONAE. No es para poner estaciones espaciales, eso requeriría cohetes mucho más grandes, los cuales por el momento no están contemplados en el plan espacial nacional.

Por otra parte, argentina estudia cohetería desde los años '50, en los '70 ya se había puesto 2 seres vivos (ratones y luego un mono) por propios medios en el espacio en una capsula de habitabilidad  para estudios locales sobre los efectos de la ingravides, las altas G's y el reingreso. Ambos misiones exitosas al primer intento reentraron a la atmosfera conservando con vida los pequeños tripulantes.

La cohetería militr en combustibles sólidos tiene una alto desarrollo local, lo que nos permite construir nuestros motores cohetes para cohetes de artillería, misiles propios y recambio de combustible vencido de los misiles comprados en el exterior. Sin mencionar el Proyecto Cóndor cuya resultado fue exitoso en todos los objetivos salvo en el de ponerlo operacional al firmar Men.. el tratado de limitación de alcance de misiles, lo cual cerró a investigación y obligo a la FAA a entregar maquinaria, material y planos a los USA para su destrucción. Sin embargo el proyecto continuó en Egipto e Irak, otros financistas del proyecto, concretandose un poco burdamente con el vector militar Bhar-2000 iraquí.

Y sobre los satélites 2 cosas:

1-Nahuelsat es una satélite perteneciente a una empresa privada argentina, consecionaria de una órbita geoestacionaria durante el gobierno de los '90. El satélite es de manufactura Alemana, no Argentina.

2-Argentina si construyó satélites de observación, meteorología y medición, los SAC, desde el A al actual C con cámaras de alta resolución y el D que llevará una antena de la NASA, denominada Aquarios destina a la mediciçon del mar, su salinidad y cambios, ademas de otras cámaras de alta resolución. También está el SAOCOM que forma parte de un grupo de satélites Italo-Argentinos orbitando el globo con antenas en diferentes bandas para varios usos de radiometria en conjunto son otros satélites similares italianos. Y por último el ARSAT 1 destinado a una nueva orbita geoestacionaria de telecomunicaciones para la empresa estatal ARSAT.

Todos los satélites mencionados son fabricados por INVAP, en Bariloche, con ingeniería, materilaes y mano de obra Argentina.

Saludos.