Algunas fotos impresionantes de la historia de la medicina

1 respuesta [Último envío]
eljoines
Imagen de eljoines
Desconectado
Dictator-Administrador
Admin ForoModerador
Desde: 25 Ene 2015

 

Saludos.
Me gustaría compartir con vosotros este artículo firmado por Hugo Moreno. En él aparecen fotos relacionadas con la historia de la medicina. Algunas nos pueden parecen horrorosas y mostrar lo equivocados que estaban algunos tratamientos médicos, o tal vez la precariedad de algunas tecnologías en sus inicios. Otras, sin embargo, pueden causar cierto malestar, pero son totalmente lógicas en su contexto. Fijémonos, por ejemplo, en la primera foto, la de las máscaras usadas por los médicos que trataban la peste negra. Más que “tratar” podríamos decir que se limitaban a retirar los cadáveres. La extraña forma de estas máscaras tiene una utilidad práctica. El pico evitaba que el médico se acercase demasiado al enfermo o al cadáver, lo que era una medida de profilaxis primitiva, pero efectiva. El hecho de que se utilizaran sustancias aromáticas implica que ya se intuía la transmisión por el aire de la enfermedad.
Si nos fijamos en las dos fotografías destinadas al tratamiento de la columna vertebral, aunque nos parezcan aparatosas, no van científicamente desencaminadas. Lo mismo podemos decir del técnico en radiología y su indumentaria que parece sacada de una película de horror ambientada en la Inglaterra victoriana: para la tecnología disponible en ese momento era la más sensata.
 

 

 

 

 

 

Fuentes:

La medicina del pasado a través de 26 escalofriantes fotos históricas.

La apendicitis de Leonid Rogozov

Wikipedia: Leonid Rógozov

Redimensión: La Operación del Dr. Leonid Rogozov.

 Sin lugar a dudas, la fotografía que más me impresiona es la última, no por su crudeza, sino por la historia que hay detrás. Leonid Rógozov fue un médico ruso que participó en la expedición soviética a la Antártida de 1960-61. La mala suerte hizo que le diera un ataque de apendicitis. Al ser el único médico de la expedición, decidió operarse a sí mismo. ¿Cómo es posible auto-operarse de apendicitis? Pues se necesita anestesia local, un espejo y ser ruso o, en su defecto, de Bilbao (pero del mismo centro). Así cuenta Wikipedia la intervención: “En la mañana del 29 de abril de 1961, Rógozov experimentó debilidad general, náuseas y fiebre moderada, y más tarde dolor en la parte inferior derecha del abdomen. Todas las medidas posibles de tratamiento no lo ayudaron. El 30 de abril se hicieron evidentes los signos localizados de una peritonitis, y su estado de salud empeoró considerablemente durante la noche. La base Mirny, era la estación soviética de investigación más cercana, se encuentra a 3074 km de Novo Lazarevskaya. Las estaciones antárticas de investigación de otros países no tenían avión. Las severas condiciones antárticas impedirían el aterrizaje de aeronaves. Rógozov no tenía más opción que realizarse una autocirugía. La operación comenzó alrededor de las 22:00 el 30 de abril de 1961. Rógozov se inyectó en la pared abdominal una solución de 0,5% de novocaína como anestesia local. Con la ayuda del conductor de tractores y el meteorólogo, que le alcanzaban los instrumentos y la utilización de un espejo para observar las áreas no directamente visibles, mientras que Rógozov estaba en una posición semireclinada, se volvió hacia su lado izquierdo. Rógozov hizo una incisión de unos 12 cm para buscar el apéndice. Media hora después del inicio de la operación empezó a sentir debilidad general y náuseas, por lo que de ahí en adelante tuvo que hacer varias pausas para descansar. Según su informe, el inflamado apéndice tenía una perforación de 2 × 2 cm en la base. Rógozov inyectó antibióticos directamente en la cavidad peritoneal. Cerca de la medianoche terminó la operación.

La autocirugía capturó la imaginación del público soviético en ese momento. En 1961 fue galardonado con el Orden de la Bandera Roja del Trabajo”

Tisner (not verified)
Imagen de Tisner

Muy interesante Santiago.


Un saludo