Descubrimiento y conquista del Nuevo Mundo

Sin respuestas
_Claudia_
Imagen de _Claudia_
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 30 Ago 2009

Autor: dudailo

 

Hola a todos! Después de unos cuantos días sin escribir, aquí os pongo el tema del descubrimiento y conquista del Nuevo Mundo en unos resúmenes a grandes rasgos. En cuanto al descubrimiento relata la teoría clásica sin ir a expeculaciones como que Colón sabía a donde iba (aunque, en mi opinión, algunas son para prestarlas atención). Y en cuanto a la conquista habla también a grandes rasgos de como se consiguieron los territorios americanos sin entrar en temas más amplios como la expansión de la cultura europea, o el modo de explotación de los indígenas, etc etc... Espero que lo disfruteis y comenteis.


DESCUBRIMIENTO Y CONQUISTA DEL NUEVO MUNDO:


- El Descubrimiento del Nuevo Mundo:

Aunque no caben ya serias dudas sobre la llegada al Nuevo Continente de los vikingos a finales del siglo X, cuando Leif, procedente de Groenlandia, costeó Helluland (Tierra de Baffin), Markland (península del Labrador) y Vinland (región costera del sur del Labrador), lo que es evidente es la nula repercusión posterior del hecho, por lo que ni siquiera cabe considerarlo como un precedente del descubrimiento, que no habría de producirse hasta la gesta colombina, como un paso adelante más del proceso descubridor iniciado en el siglo XV, pero de tal trascendencia que cambiaría las condiciones de vida europea.

A pesar de todo, América es para los navegantes europeos de finales del cuatrocientos un mundo presentido, aunque su descubrimiento resulte ser un hecho fortuito; de ahí, la confusión inicial de Colón, pensando haber llegado a las islas situadas alrededor de Cipango (Japón), y los intentos posteriores inmediatos, buscando un paso que permitiera alcanzar las creídas cercanas costas de Catay (China), en el continente asiático, caso del cuarto viaje del propio Colón, quien, al parecer, muere sin tener conocimiento de la importancia de su descubrimiento. Incluso conocida su continentalidad, América no se considera durante mucho tiempo sino como un obstáculo en el camino hacia las tierras asiáticas de las especias; de ahí, los viajes que tratan de hallar el tan anhelado paso hacia el Pacífico, unos por el norte de las Antillas (portugueses, franceses o ingleses), otros (los españoles, como Solís) hacia Sudamérica, comunicación no encontrada hasta el viaje de Magallanes, que también significaría la primera vuelta al mundo.


Cristobal Colón

Elaborado su proyecto, Colón intentará hacerlo realidad en Portugal, pero su rey Juan II lo rechaza, ocupado como está la ruta africana. Tras la negativa, y obsesionado por la idea, Colón se traslada a Castilla, donde también encontrará grandes dificultades dado lo aventurado de la empresa y la preocupación de los Reyes Católicos por terminar la guerra de Granada. Tras no pocas dilaciones, el 17 de abril de 1492 se firman las Capitulaciones de Santa Fe, polémico documento por las grandes concesiones reales de carácter casi feudal.

El 3 de agosto se inicia el viaje, una empresa exclusivamente mercantil, cuya finalidad era encontrar una ruta comercial hacia Oriente dando la vuelta por el Atlántico. Tras hacer la obligada escala en las Canarias, las dos carabelas y la nao atraviesan el mar de los Sagazos y llegan el 12 de octubre a la isla de San Salvador (llamada Guanahaní por los indígenas, muy problamente la actual isla de Wattling), y recorren después las Antillas Mayores, Cuba (Juana) y Haití (La Española), levantando en esta última, con los restos de la encallada nao Santa María, el fuerte Navidad, primer establecimiento hispano en tierras americanas, iniciando poco después el regreso. Pese a no encontrar las islas de las especias, éxito del primer viaje de Colón, mezcla de conocimientos científicos, clara intuición, favorables errores de cálculo y una extraña fe ciega (¿conocimiento real previo? ¿convicción en su predestinación mística?), es indudable.


Los cuatro viajes de Colón (1492-1503)

Rápidamente, se organiza un segundo viaje, planteado ya como una empresa de colonización, que desde 1493, tras recalar en la Dominica, recorre las Pequeñas Antillas o islas de Barlovento, Puerto Rico, y de nuevo, La Española (donde funda La Isabela, en sustitución del destruido fuerte Navidad) y Cuba, más Jamaica.

Mientras tanto ya se habían suscitado los primeros serios problemas por la delimitación de las áreas de expansión descubridora entre Juan II y los Reyes Católicos, acentuados por la vieja rivalidad castellano-portuguesa; las bulas papales de Alejandro VI de 1493 no solucionan la cuestión, hasta que en 1494 se firma el Tratado de Tordesillas, que situaba la línea de demarcación a 370 leguas al oeste de las islas de Cabo Verde, dando comienzo a la fase de máxima expansión de ambas potencias por sus ámbitos respectivos.

El fracaso de Colón como organizador de la colonización, por su falta de habilidad para el gobierno, favorece las intenciones reales de poner fin al monopolio colombino pactado en Santa Fe. Se inician entonces los mal denominados viajes "menores" o "andaluces", paralelos al tecero (donde por primera vez se toca el continente) y cuarto viaje colombino.

La mayoría de estas expediciones de descubrimiento son un fracaso económico, pero abren las rutas para la explotación económica y el desarrollo del comercio americano, constituyendo un precedente necesario de la actividad colonizadora.


- Dinámica de la conquista americana:

Tras el descubrimiento, en poco mñas de medio siglo se procedería a una sistemática conquista de Iberoamérica, en una gesta sin precedentes. Dos periodos cabe distinguir en esta conquista de las Indias, una primera etapa que se extendería desde la llegada de Colón hasta 1509, durante la que se ocupó las islas antillanas y se entra en contacto con el continente; y, posteriormente, una segunda etapa que abarcaría hasta mediados del siglo XVI y en la que se ocuparía la mayor parte del continente, incorporándose a Castilla vastos territorios que van desde el norte de México hasta Argentina, excepción hecha con Brasil, anexionado por Portugal.

La etapa antillana coincide, pues, con los viajes colombinos y primeras expediciones de conquista y exploración. Colonizadas las Antillas, éstas servirán de base para el salto a Tierra Firme.

Durante la segunda etapa, la mayoría de las expediciones de conquista tienen su base en la propia América, pero algunas también tienen su origen en la Península. Estas últimas, preferentemente, se dirigen hacia la costa atlántica de América del Sur, caso de las expediciones de Pedrarias Dávila, que en 1514 costea el Golfo de Darién, o la de Díaz de Solís, que tras recorrer las costas brasileñas descubrirá el Ría de la Plata en 1515. Otras grandes aventuras se inician también en España, tales como el viaje de Magallanes y Elcano (1519-1522), primero en conseguir dar la vuelta al mundo; o la expedición de los Montejo (1527-1535) a la conquista de tierras mayas del Yucatan.



Pero la base fundamental de las conquistas se situa en La Española, desde donde salen las expediciones de Ponce de León hacia Puerto Rico en 1508, quien, desde aquí, años después (1512-1513), continuaría para recorrer las costas de Florida; la capitaneada por Esquivel, que en 1509 conquista Jamaica; las dirigidas hacia el continente, como las de Nicuesa y Ojeda, quienes en 1509 comenzarán la colonización de Veragua (donde se funda Santa María de la Antigua del Darién, primera ciudad continental) y Nueva Andalucía, respectivamente. En 1513, Nuñez de Balboa descubre el mar del Sur.

Desde la española se colonizará Cuba, base, a su vez, de todas las expediciones que se dirigen al golfo de México, como la de Hernández de Córdoba, que costea el Yucatán en 1517, ruta continuada hacia el norte por Gijalba en 1518; o la de Pineda, quien, bordeando La Florida, en 1519, recorre las costas del golfo mexicano. Ese mismo año se iniciaba la expedición de Hernán Cortés, que culmina en 1521 con la conquista de México, la capital de los poderosos aztecas. También salen de Cuba la mayoría de las expediciones hacia el sur de Estados Unidos, como la de Soto (1539-1541) quien, penetrando por La Florida, llega hasta la confluencia del rio Arkansas con el Missisipi, expedición continuada por Moscoso (1541-1542) hasta la desembocadura de este último río; o la larga aventura de Cabeza de Vaca (1528-1536) recorriendo todo el sur de Estados Unidos; para descender luego hasta México.

México, a su vez, se convierte en otro centro emisor de exploraciones, tanto hacia el norte (en 1532, Mendoza costea la península de California; en 1540-1542, Vázquez Coronado recorre Nuevo México, etc.), como hacia el oeste, abriendo las rutas pacíficas que conducen a oriente (Saavedra 1527-1528), o hacia el sur atravesando el istmo central americano (Pedro de Alvarado, 1524-1525; Cristobal de Olid, 1523-1524).

La misma función cumple Panamá, al sur del istmo. De ella salen expediciones que recorren Centroamérica hasta enlazar con las procedentes de México (González 1522), pero, sobre todo, es la base obligada de la conquista andina. En 1522, Pascual de Andagoya tiene conocimiento del "Birú", por lo que a su vuelta Pizarro y Almagro intentan su conquista, llegando hasta el río San Juan (1524); ante las dificultades de la empresa, han de regresar, pero, finalmente, Pizarro conseguirá conquistar el Incario (1531-1533).



Perú se convierte en el centro fundamental de la conquista de América del Sur; expediciones hacia el norte enlazarán Quito con Colombia (Belalcázar, 1536-1538) y Panamá; hacia el sur se seguirá la ruta andina, y, tras el fracaso de Almagro (1535-1537), Valdivia conquista Chile (1539-1540), mientras que viajando hacia el este, a través del Amazonas, se alcanzará el Atlántico (Orellana, 1541-1542; Aguirre, 1560-1561).

Ya para entonces, las conquistas son tan amplias que han dado lugar a la fundación del primer Virreynato de Nueva España, en México, en 1535. La continua ampliación de los territorios dominados (completados con la incorporación de Colombia tras el triple y fortuito encuentro en Cundinamarca (1538) centro de la cultura chibcha, de Quesada, Federman y Belalcázar) pronto obligará al desdoblamiento con la creación de un segundo Virreynato de Nueva Castilla en Perú, en 1542. El fin de las guerras civiles, especialmente la de Perú, pacificado por Pedro de Gasca en 1544, coincide también con la terminación de las grandes conquistas indianas.

 

RESPUESTAS:

 

TlTO
Senador - Coordinador
Senador - Coordinador

Haz clic para ver el perfil del usuario
Mensajes: 4.953
Desde: 17/Abr/2007

#2 ·

RE: Descubrimiento y conquista del Nuevo Mundo
 

Muy buen tema, mapas y una sintesis muy completa. Ya que se comenta, actualmente entre los historiadores americanos hay un interés creciente sobre las exploraciónes de los conquistadores españoles por su territorio. Muchos se preguntan ¿porque no completaron la conquista y colonización de toda norteamerica? Creo que no debía ser nada fácil. El no encontrar estados organizados fue clave. En Perú Y México ya existía una administración territorial sólida, de modo que la sustitución de unos gobernantes por otros manteniendo cierto grado de la aniguo control financiero y territorial se hacía mucho más fácil, que sojuzgar poblaciónes nómadas sin ninguna estructura agrícola que explotar, ni una red de cobro de impuestos, ni una economía desarrollada de la que extraer riquezas... No hay más que apreciar que los últimos reductos indígenas que resistieron a la conqista fueron la de aquellos pueblos organizados en "cacicazgos" con una economía de susbsistencia bastante precaria, y con una orografía territorial agrestre (montañas, desiertos, selvas...) como el caso de los araucanos, mayas, las tribus amazonicas o norteamericanas.

Saludos

 

GaetanoLaSpina
Tribuno de la Plebe
Tribuno de la Plebe

Haz clic para ver el perfil del usuario
Mensajes: 13.512
Desde: 04/Abr/2007

#3 ·
RE: Descubrimiento y conquista del Nuevo Mundo

Buen resumen dudailo
Cita
 

Mientras tanto ya se habían suscitado los primeros serios problemas por la delimitación de las áreas de expansión descubridora entre Juan II y los Reyes Católicos, acentuados por la vieja rivalidad castellano-portuguesa; las bulas papales de Alejandro VI de 1493 no solucionan la cuestión, hasta que en 1494 se firma el Tratado de Tordesillas, que situaba la línea de demarcación a 370 leguas al oeste de las islas de Cabo Verde, dando comienzo a la fase de máxima expansión de ambas potencias por sus ámbitos respectivos.


esta es una de las épocas más bonitas de la historia, en particular porque en Italia esta en pleno renacimiento, Se dice que el Papa Alejandro (un Borgia, es decir de origen español) trató de favorecer más a España que a Portugal con el tratado de Tordesillas.

Como dice Tito, fue en las culturas menos avanzadas, en particular diría la de los Caribes y Araucanos (norte y sur), lo que alargaron la conquista por más de 300 años. Precisamente por tener una economía de "subsistencia" podían resistir las penurías de la guerra de conquista, conocían su terreno y actuaron como una guerrilla.

PD: Me parece que este tema queda más acorde el el tema de América Precolombina. Si no tienen inconveniete, procedo a pasarlo a ese subforo.

saludos.  

 

COLON3
Ciudadano
Ciudadano

Mensajes: 6
Desde: 30/Abr/2008

#4 ·
RE: Descubrimiento y conquista del Nuevo Mundo

porfavor podeis dar informacion sobre las cosas positivas del descubrimiento de americA.
 
TlTO
Senador - Coordinador
Senador - Coordinador

Haz clic para ver el perfil del usuario
Mensajes: 4.953
Desde: 17/Abr/2007
#5 ·
RE: Descubrimiento y conquista del Nuevo Mundo

Positivas, bueno, sobre todo el intercambio tecnológico, y la introducción de animales que no existían en el continente, eso en cuanto a lo positivo para el continente americano. Evidentemente para Europa fue aún más positivo: nuevas rutas comerciales, multitud de producos alimenticios nuevos, así como materias primas, hallazgo de nuevas minas de oro, plata y cobre, un nuevo territorio para acoger a los excedentes poblacionales europeos de aquel tiempo... y algo que aunque se intento no se logró con mucho exito, el aumento de ingentes territorios donde practicar una agricultura intensiva... entre otras. 

Evidentemente para los indígenas americanos no fue tan positivo, sino más bien prima lo negativo, ya que su población fue enormemente diezmada principalmente por las enfermedades europeas, sobre todo la viruela, aunque la guerra y las malas condiciónes de vida de los campesinos como los mitayos no influyó positivamente. Pero a partir del siglo XVIII comenzaron a recuperarse de manera bastante rápida y por eso en países como Bolivia o el Perú hoy la población indígena (no sólo mestiza como en Mexico), es bastante importante, no conozco los datos pero probablemente por encima de aquella con ancestros europeos.

Saludos

 

JoNaS_eL_eNtErAdO
Auxiliar Romano
Auxiliar Romano

Haz clic para ver el perfil del usuario
Mensajes: 16
Desde: 14/Dic/2007

#6 ·
RE: Descubrimiento y conquista del Nuevo Mundo

Cosas positivas del descubrimiento. La comida.
Como ya lo dijo Tito el intercambio tecnológico y la introdución de animales fue fundamental, pues gracias a los animales como el puerco y la gallina principalmente, que en las Indias se empezo a utilizar la manteca para muchas cosas como para freir la tortilla, pues los españoles no la comían como es en su naturaleza: consistencia blanda y fácil de enrollar.
Además los españoles cuando llegaron a estas tierras, traían en efecto comida de su país, pero al paso del tiempo, se fue agotando, y debido  a eso se empezo a combinar las dos tipos de cocinas: la indígena y la española. Los españoles supieron acoplarse a esa nueva dieta, que era más natural. El maíz, con sus diversas formas de preparación en tortillas (aunque como lo he puesto arriba, la comían más dura), tamales, chalupas y demás alimentos hechos con el maíz. Los alimentos eran ricos y abundantes como los nopales y su fruto, las tunas; calabaza, cacao o chocolate.
Al paso del tiempo, esos mismos alimentos se empezaron a exportar al territorio español para mezclarlos con sus tradiciones.
 
 

 


Vosotros, algunos estáis; algunos de los que estáis veis , lo que estáis viendo; otros no veis, aunque estéis viendo y otros no estáis viendo, aunque estéis.