La escritura glifica maya

1 respuesta [Último envío]
chak_balam
Imagen de chak_balam
Desconectado
Auxilia
Desde: 9 Dic 2010

Cuando los primeros europeos conocieron los textos mayas se peso que sería imposible descifrar el sistema de escritura que utilizaban los mayas. Aun en el siglo XIX era imposible pensar que los textos mayas algún día serían descifrados.

Debido a lo sorprendidos que los primeros exploradores estuvieron al encontrarse con las ruinas de algunas de las ciudades clasicas mayas, les parecía imposible que los campesinos que vivían alrededor de las mismas fueran lo bastante habiles para construirlas o inclusive que estos gueran desendientes de los constructores de esas maravillosas ciudades. Había infinidad de teorias de cómo pueblos “extranjeros” del continente americano construyeron esas ciudades para después abandonarlas.

Después de la llegada de los españoles algunos frailes con motivo de la evangelización comenzaron la destrucción de los códices mayas, pues declaraban solo contenían la obra del demonio. Diego de Landa el segundo obispo de Yucatán, ante de llegar a serlo, haría un acto de fe en Maní en 1562 quemando todos los códices mayas que encontró. Hasta nuestros días solo sobreviven cuatro códices el Dresde, Madrid, Paris y el polémico Grolier. En lo que algunos han pesado es un acto de arrepentimiento Diego de Landa crearía un abecedario maya, para realizar dicho trabajo Landa le decía a un escriba maya como escribes el sonido o la letra “A”, el escriba escribió un símbolo (bueno en realidad en el alfabeto de Landa para el sonido “A” existen tres símbolos), Landa después preguntó y como escribes “B” y así sucesivamente, el escriba le dio los símbolos para cada sonido aun que no tenía símbolos para ciertos sonidos del español.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como pueden observar en la imagen anterior cada letra tiene su correpondiente glifo, y si observan detenidamente se daran cuenta que no estan todas las letras del alfabeto que utilizamos en español.

Con una escritura extraña y con pocos documentos que estudiar era menos que imposible la tarea de descifrar los textos y durante un largo periodo de tiempo no habría entusiasmo ni por la cultura ni por su escritura. Seria hasta principios del siglo XIX que gracias a Alexander von Humboldt en su famoso viaje a las cordilleras reprodujo cinco paginas del códice Dresde, este hecho impulsaría a los entusiastas en busca de respuestas. Unos años mas tarde aparecería el mítico libro de Lloyd Stephens y Fredrick Catherwood, en el cual los dibujos de Catherwood ofrecían un acercamiento a la escritura maya de las estelas y edificios como nunca antes visto, por fin se reproducían los grifos y el arte maya de manera objetiva. Un dato curioso es que ellos fueron utilizar la palabra “maya” para referirse a las ruinas de aquellas hermosas ciudades y también en considerar que la población indígena de esa zona descendía directamente de los antiguos constructores de tan maravillosas ciudades.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como pueden observar en el dibujo de Catherwood esta a la altura de las reproducciones actuales de los glifos mayas, ya que antes de el otros habian dibujado los glifos con un cierto paradigma “euroriental”.

Los dibujos de Catherwood contribuirían a que los estudiosos rapidamente se dieran cuenta de que los glifos en los códices y los que se encontraban en las estelas, tableros etc., eran los mismo (no eran un gran avance), estos dibujos fijarían el punto de partida para el desciframiento sistemático de la escritura maya.

El códice Dresde seria el centro de atención de todos los intentos por descifrar la escritura, ya que es el mas largo y era el mas accesible. Seria Ernst Förstermann bibliotecario de la corte real de Sajonia quien en las ultimas dos décadas del siglo XIX consiguió descifrar el sistema aritmético maya y que los mayas disponían de un calendario de cuenta larga en el cual los mayas tenían registrados todos los días desde el punto de partido en el siglo IV aC., así mismo comprobó que los mayas conocían el concepto del cero y su importancia. También se advirtió que se debía leer a partir de columnas dobles, es decir se empieza leyendo el glifo superior izquierdo y se pasa al superior derecho, después se regresa a la columna izquierda y se lee el siguiente glifo, después se lee el glifo derecho, y así hasta llegar al ultimo glifo de la columna derecha, para continuar leyendo se continua con el siguiente par de columnas.

Como los únicos registros de glifos en piedra eran los dibujos de Catherwood y a pesar del gran trabajo realizado por este no había conseguido una gran cantidad glifos para su registro, por lo tanto no hubo un gran avance en el desciframiento de los glifos en piedra. Con el proposito de ampliar los registros de los glifos en piedra Alfred P. Maudslay y Teobert Maler harían una expedición por el sur de México y el norte de centro america para fotografiar por primera vez los glifos, no solo logran unas fotografías que despertarían aun mas el interés por conocer la cultura maya sino que también encontrarían (no quiero decir que las descubrieron por que ya las conocían las gentes de la región) las ruinas de Yaxchilan, Piedras Negras, Seibal, Naranjo y Yaxnhá, entre otras.

No obstante las fotografias de Maler, solo se lograron avances en el entendimiento del calendario. Joseph Goodmann, logro datar la fecha cero con nuestro calendario aun que aun hoy hay cierta polémica y la fecha cero varia de acuerdo con otros formas de datación. La constante de Goodmann aun se usa hoy en día para datar las fechas mayas. Como solo se podía conocer datos del calendario y algunos eventos astronómicos en la primera mita del siglo XX se pensaba que todo lo que no se había podido descifrar solo se traba del calculo de los ciclos de los cuerpos celestes.

Dicha idea esta en consonancia con la idea de los mayas que solo era un pueblo agricultor, pacifico, en el cual sus sacerdotes se dedicaban a la contemplación de los eventos astronómicos. Si leyeron con atención esas ideas predominaron la primera mitad del siglo XX, pero por lo menos a mi todavía en la primaria me inculcaban la misma idea y también en la secundaria (la secundaria la curse a finales del siglo XX); aun hoy en el siglo XXI hay gente que continua creyendo esa idea.

Para algunos estudiosos como Eric Thompson en ese entonces la autoridad en al cultura maya, las inscripciones contenían cantos esotéricos al tiempo, y lo que ahora para nosotros son evidencia irrefutable de agresiones bélicas o toma de prisioneros (como los murales de Bonampak) para el eran enfrentamientos de dioses.

Seria la historiadora de arte Tania Proskouriakoff quien advirtió que ciertas estelas en Piedras Negras se repetían al transcurrir el tiempo de una generación. En dichas estelas encontró un glifo de “nacimiento”, otro para “entronización” y por ultimo un para “muerte”. Al lado de cada uno de estos glifos identificó el glifo del nombre de un personaje histórico. Con este descubrimiento demostraba que las inscripciones mostraba la vida política de los mayas, refutando lo que hasta entonces se creía que solo se trataba de mitología o de cantos esotéricos. A conclusiones similares había llegado anteriormente le arqueólogo Heinrich Berlin, el descubrió lo que llamo “glifo emblema” que en su opinión hacían referencia a una ciudad o a una casa real. Por ahora esto es todo en los próximos días seguiré subiendo mas información de cómo se descifró la escritura maya.

 

Fuentes “Los mayas una civilización milenaria” Nikolai Grube y Simon Martin

chak_balam
Imagen de chak_balam
Desconectado
Auxilia
Desde: 9 Dic 2010

A pesar de los avances realizados en el desciframiento de ciertos glifos y del cambio que suponía el hecho de que a partir de los mismos los mayas  ya contaban ahora con una historia escrita (a diferencia de la antigua idea), aun no se podía leer los textos glificos. Para poder leer un texto es necesario conocer su composición lingüística y en este caso su recomposición.

 

Una vez que, muchos estudiosos aceptaron que los mayas contaban con una historia escrita, surgió una nueva pregunta ¿eran los glifos mayas representaciones graficas de ideas?, es decir, como hoy en día contamos con algunos ideogramas, como dibujo de un avión de inmediato lo asociamos con un aeropuerto, o la figura de un corazón la asociamos con el verbo amar o la palabra amor.  Muchos estudiosos creían que cada glifo era un ideograma y de ser así no era necesario conocer la lengua maya, bastaba con aprender a entender que significaba el ideograma.

 

Sería Yuri Knozorov quien cambiaría esta idea. La forma en que Knozorov entró en contacto con la cultura maya fue de un modo muy particular.

Era el final de la segunda guerra mundial, el ejecito rojo había llegado a Berlín, la ciudad se encontraba en llamas. En una de las calles aledañas a la biblioteca del Reich, Yuri encontró unos cajas con libros que los alemanes no pudieron salvar de la ocupación rusa. Yuri comenzó a buscar entre los libros de las cajas, en las cuales encontraría una edición del libro de Landa y las reproducciones de los tres códices conocidos ( Drede, Paris y Madrid).

 

A su regreso a Rusia, Yuri terminaría sus estudios, su tesis doctoral sería la traducción comentada del libro de Landa. La fascinación que sentía Yuri por la escritura glifica era enorme, se podría a trabajar en su desciframiento. Yuri conocía otros sistemas de escritura antiguos  (Landa tenía la limitante que no conocía ningún idioma que no utilizara alfabeto), y tras un estudio sistemático de los glifos de los textos con los que contaba, logro contabilizar un total cercano a 800 caracteres, por lo que de inmediato descarto que se tratase de un sistema alfabético, al mismo tiempo descartaba la idea en ese entonces predominante de que se trataba de ideogramas debido a que ninguna lengua cuenta tan solo con 800 palabras.

Después de revisar el total de caracteres se dio cuenta que era similar al de otras escrituras que no eran ni puramente ideografica, ni puramente silabica. Por ejemplo la escritura cuniforme sumeria contaba con mas de 600 caracteres y la escritura hitita solo disponía de 497. en estos sistemas se combinaban los caracteres silábicos y los logo gramas entre si. Pero para Eric Thompson era inconcebible que la escritura maya se pareciera a las del antiguo oriente.

Sin embargo debió a la distancia a la que se encontraba de los círculos de influencia de Thompson, Yuri continuo con su idea y pudo descostrar la existencia de elementos silabicos. El pensaba que Landa no había entendido que en realidad su alfabeto se trataba de un silabario, es decir, que el glifo que el interpreto como “B” en realidad se trataba de la silaba “be”.

 

Knozorov pudo demostrar que sus reflexiones eran acertadas cuando se dio cuenta de la relación que guardaban los glifos con ciertas representaciones, en varios de los documentos que poseía. En realidad no fue el primero en darse cuenta de la relación existente entre las representaciones graficas de los dioses y los animales con unos glifos que se encontraba debajo de los mismos, el primero en notar esta relación fue el alemán Paul Schelhas a principios del siglo XX. Pero seria Knozorov quien entendería la importancia y a partir de esta  relación comenzaría a descifrar los glifos.

 

Yuri se encontró con la imagen de un pavo y bajo el dos glifos, se dio cuenta que el primer glifo correspondía en el alfabeto de Landa a la letra “q”, por lo tanto pensó que se trataba de la silaba ku, de hecho la palabra para pavo es kutz, por lo tanto dedujo que el segundo glifo era el sonido tz. El glifo tz lo volvería a encontrar debajo de la representación grafica de un perro, era el primero de dos glifos. Antes de la llegada de los españoles había una raza de perros llamada azul, entonces el primer glifo era tzu y el segundo glifo era lu. Como pueden observar la ultima vocal del la ultima silaba no se pronuncia por ejemplo pavo es ku-tzu entonces se pronuncia kutz, perro lo escribían tzu-lu entonces se leía tzul, once es bu-lu-ku entonces buluk.

De esta forma continuo buscando mas silabas conocidas y descifrando mas glifos, pero a pesar de ello y de lo lógico que nos puedan parecer sus ideas, en un principio fueron rechazadas totalmente, sería hasta 1960 que un grupo de investigadores estadounidenses decidieron adoptar el método de Knozorov y logran nuevos descubrimientos, a partir de ese entonces el metodo de Knozorov es el que nos ayudo a descifrar la historia maya.

Ahora los expertos llaman a la escritura maya logosilabica o mixta.