Navíos de Línea (1650-1850)

101 respuestas [Último envío]
Flavius Stilicho
Imagen de Flavius Stilicho
Desconectado
Prefecto Annoa
Redactor MHM
Desde: 23 Ene 2011

Aunque en algunas ocasiones ya se había combatido en línea, fue a partir de mediados del siglo XVII cuando se empezó a generalizar el concepto de combate en línea entre grandes naves de batalla.

El combate en línea era en principio ideal para flotas que contaran con naves grandes de construcción sólida y bien armadas: las vulnerables popa y proa de un gran navío quedaban bien protegidas al tener un navío delante y otro detrás, permitiéndole concentrarse en sacar el máximo partido de su artillería que se concentraba en los costados. Además la línea tenía la ventaja, desde el punto de vista de los almirantes, de que no dejaba mucha iniciativa a los capitanes de los barcos, lo cual en el pasado había desembocado en confusas batallas al degenerar el combate en melés de difícil control.

En los siguientes "posts" trataré de presentar, poco a poco, algunos de los más significativos navíos que sirvieron en las principales armadas durante estos dos siglos, para ver la evolución de estas majestuosas naves. Espero que resulte interesante.

 

 


Flavius Stilicho
Imagen de Flavius Stilicho
Desconectado
Prefecto Annoa
Redactor MHM
Desde: 23 Ene 2011

Prince Royal (1610/1641/1663).

Inglaterra.

En 1606 el rey Cristián IV de Dinamarca visitó a su cuñado Jacobo VI de Escocia y I de Inglaterra. Los ingleses se quedaron asombrados por la magnificencia de la flota danesa que incluía varios grandes navíos (“great ships”); en especial por el insignia danés: el Tre Kroner (1604) con un desplazamiento cercano a las 1.500 toneladas y capaz de llevar un potente armamento de 64-80 cañones en sus 3 puentes. El diseñador del Tre Kroner era el escocés David Balfour, que había modificado las tradicionales formas inglesas para lograr una gran nave que pudiera llevar un pesado armamento: las líneas del casco tenían más “volumen” y la manga era más amplia, frente a las afiladas líneas de los “race galleons” (galeones “rasurados” o “recortados”) de la época isabelina inglesa.

Jacobo encargó al inglés Phineas Pett que le construyera un navío inspirado en el Tre Kroner danés, dando como resultado el Prince Royal ("Príncipe Real"). El nuevo barco recibió muchas críticas por parte de otros constructores, que en realidad estaban lejos de ser maliciosas: una era el uso de madera de mala calidad (que tendría que ser reemplazada en 1621 a un alto coste); otra era el enorme coste de 20.000£, equivalente a 5-6 naves “normales” y debido en parte a su suntuosa decoración; pero las más importantes tenían que ver con su utilidad como nave de guerra: la nueva nave no encajaba con la táctica inglesa vigente de naves medianas muy ágiles que maniobraban para disparar alternativamente andanadas desde los dos costados. El propio Tre Kroner en el que se inspiró el Prince Royal parecía dar la razón a esta opinión: en la guerra de Kalmar (1611-1613) se consideró que era poco práctico sacarlo a pelear y para 1624 quedó reducido a una especie de batería flotante en puerto. Sin embargo el Prince Royal viviría suficiente para demostrar que no era sólo un caprichoso “navío de prestigio”.

 

Características:

  • 1.200 toneladas; 35 m. de eslora, 13,2 de manga y 5,5 de calado.

  • 55 cañones (1610): 6x32 lb. + 12x18 lb. + 18x9/12 lb. + 13x6 lb. + 6 piezas menores.

  • 70 cañones de varios calibres (1641).

  • 88 cañones de varios calibres (Primera Guerra Anglo-neerlandesa).

Inicialmente las dudas sobre el navío llevaron a que se le dotara de un armamento reducido en vez de los 64 cañones principales previstos, con lo que en la práctica no era un navío de guerra de tres puentes sino sólo de dos. La reconstrucción que se le practicó en 1641 supuso que por fin se completara como un navío con 3 puentes completos de artillería. En 1649, a la caída de la monarquía, se le cambió el nombre por el de Resolution ("Resolución").

En 1660 recuperó el nombre de Prince Royal (mencionado normalmente como Royal Prince) con la restauración monárquica, siendo retirado al poco para volver a ser reconstruido de una forma bastante amplia.

 

Características (1663):

  • 1.430 toneladas; 40 m. de eslora, 13,7 de manga y 5,7 de calado.

  • 92 cañones de varios calibres.

 

Combates:

  • Primera Guerra Anglo-neerlandesa:

    • Kentish Knock (1652). Poco antes de iniciarse la batalla, el almirante Blake trasladó su insignia al Resolution por considerarlo más maniobrable que el enorme Royal Sovereign. Durante la batalla se hizo evidente que la “mayor pegada” de naves inglesas como el Resolution era un serio problema para los holandeses cuando el combate se convertía en un duelo de artillería.

    • Gabbard (1653). De nuevo era la nave insignia de la flota, llevando a bordo a los dos comandantes (generals at sea): Deane y Monck. Deane moriría en su cubierta tras una andanada holandesa.

    • Scheveningen (1653). Nave insignia de Monck.

  • Segunda Guerra Anglo-neerlandesa:

    • Lowestoff (1665). Insignia del escuadrón de retaguardia (Sandwich). El Royal Prince sufrió un duro ataque a cargo del navío Eendracht y del “indiaman” Oranje, teniendo que acudir en su apoyo el centro inglés liderado por Jacobo, el duque de York.

    • Cuatro días (1666). Insignia del escuadrón de vanguardia (Ayscue). En el tercer día encalló en un bajío (Galloper Shoal) y el vicealmirante Ayscue fue obligado a rendirse por su propia tripulación que entró en pánico al pensar que su nave era un blanco fácil para los brulotes holandeses. El Royal Prince fue capturado e incendiado.

 

La pérdida del que por entonces todavía era considerado uno los principales buques la flota y “un castillo en la mar” fue un duro golpe para los ingleses. Por su parte los holandeses lamentaron que un escrupuloso De Ruyter siguiera al pie de la letra las instrucciones de quemar cualquier presa realizada en batalla y no hiciera un esfuerzo en llevar a Holanda a tan prestigiosa pieza.

 

 

El Prince Royal en 1613 durante una visita a Holanda (H. Cornelisz Vroom)

 

El Prince Royal como navío de 3 puentes (W. Van de Velde el Viejo)

 

El Prince Royal (derecha con insignia del escuadrón "blanco") durante la batalla de los Cuatro Días (Abraham Storck)

 

 

La captura del Prince Royal (W. Van de Velde el joven)

 

 

Detalle de la captura del Prince Royal (W. Van de Velde el viejo) en el que podemos contemplar su magnífica popa

 


TCKC
Imagen de TCKC
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 11 Nov 2010

El post tiene una pinta muy interesante. A ver que buques nos vas presentando.

 


Las ideas extrañas solo lo son hasta que las practicas

merlin-satan
Imagen de merlin-satan
Desconectado
Senador-Moderador
ModeradorColaboradorSocio MH
Desde: 4 Ene 2013

Muy buena idea Flavius! Te seguiremos con interés ;)

Pregunta: tenindo en cuenta que las batallas mayoritariamente (por lo que he entendido en tu post) se dan sólo haci un lado del barco, estaban completas todos los cañones de cada lado o había algunos menos y se movían las piezas según si había que disparar a babor o estribor? 

 


     ...merliN-sataN...  foto  foto  

Flavius Stilicho
Imagen de Flavius Stilicho
Desconectado
Prefecto Annoa
Redactor MHM
Desde: 23 Ene 2011

merlin-satan ha escrito

Muy buena idea Flavius! Te seguiremos con interés ;)

Pregunta: tenindo en cuenta que las batallas mayoritariamente (por lo que he entendido en tu post) se dan sólo haci un lado del barco, estaban completas todos los cañones de cada lado o había algunos menos y se movían las piezas según si había que disparar a babor o estribor? 

 

Una vez en el mar la realidad podía ser bastante diferente, sí es verdad que bastantes batallas se libraron con las naves combatiendo siempre por el mismo costado pero rara vez producían grandes resultados: algún navío sufria daños de entidad y abandonaba la línea para retirarse detrás del "muro" que formaban sus compañeros y hacer reparaciones de emergencia y/o ponerse a ser remolcado por alguna fragata o navío no de línea.  Dependiendo de las condiciones del combate ese navío podría escapar o no, pero normalmente no se perdían muchos navíos en un combate así:

 

"A" sería la táctica básica con una flota aprovechando la ventaja del viento para acercarse y formar una línea paralela a la de la otra flota. Ahora bien en ciertas circunstancias podía darse que ambas flotas se acercasen desde direcciones opuestas y tras hacer una pasada una de ellas o incluso las dos (dependiendo de los vientos reinantes) girara y se volviera a acercar para realizar otra pasada disparanado desde su costado intacto.

En "B" vemos como una línea está más "apelotonada" tratando de concentrar el fuego en una sola parte de la línea. Ahora bien si la cabeza de la flota "negra" es capaz de girar y envolver la línea enemiga nos encontrariamos que al menos por un rato la vanguardia de la flota banca se encontraría luchando por ambos costados (y además el barco de cabeza recibiendo disparos por la proa) según la flota "negra" va girando.

En "C" nos encontramos con que la flota "blanca" de alguna manera ha ganado una ventaja sobre la "negra" y ha podido caer sobre su retaguardia "desdoblándose" para atacar por ambos costados.

En "D" la línea enemiga se ha roto y la flota "blanca" aprovecha el hueco para introducirse y doblar a la retaguardia "negra" aislándola del resto de su flota.

En "E" se desdeña directamente a la línea enemiga y se carga contra ella, algo peligroso ya que las naves de cabeza tienen que soportar un fuego intenso en su aproximación y crearse ellas mismas el hueco si este no existe.  Una táctica bastante arriesgada pero que en Traflagar se vio favorecida porque los aliados rompieron su propia línea en pedazos cuando Villeneuve ordenó girar de vuelta a Cádiz.

 

En principio supongo que se pueden mover cañones de un lado para otro, sin embargo hay que tener en cuenta que un pesado cañón de bronce suelto en una nave que se bambolea es algo muy peligroso. los cañones estaban sujetos con cuedas a los costados durante el combate para que no se dedicaran a rodar de aquí para allá aplastando a la gente. Además hay que tener en cuenta la delicada estabilidad del navío si tuvieras en un lado todos las cañones tendrías que poner algún tipo de lastre en el otro para compensar y evitar que la nave zozobre. Por tanto yo diría que alguna pieza se podría mover en caso necesario, preferiblemente de las más pequeñas,  pero nunca en masa y siempre con mucho cuidado. Lo que sí era normal era que la dotación de los cañones se moviera de un costado a otro según las necesidades del combate.

 

 

 


Flavius Stilicho
Imagen de Flavius Stilicho
Desconectado
Prefecto Annoa
Redactor MHM
Desde: 23 Ene 2011

Victory (1620/1666).

Inglaterra.

La columna vertebral de la armada inglesa al comienzo de las guerras anglo-neerlandesas eran una serie de “great ships” construidos a partir de 1619, clasificados como “2nd rates” (naves de 2º rango). Eran naves de 650-850 toneladas en cuyo diseño todavía se tenía en cuenta que fueran maniobrables y pudieran ejecutar con soltura tácticas de melé (girar para alternar andanadas por los dos costados y maniobras de abordaje). Eran navíos con dos puentes completos de artillería; inicialmente llevaban en torno a 42 cañones, pero para la década de los 50 ya se había considerado necesario reartillarlos y tenían en torno a 50-64 cañones.

El resultado era unas naves sobrecargadas que tenían problemas de estabilidad, así como a la hora de poder usar su batería baja, salvo con la mar muy calmada. Del Constant Reformation (1619) se dijo que era “medio navío” ya que su batería inferior era totalmente inútil en mar abierto y el Unicorn (1634) estuvo cerca de zozobrar por efecto del sobrepeso del armamento sobre el centro de gravedad de la nave. No eran naves a las que se pudiera mandar en una guerra ofensiva, lejos de las costas inglesas y por tanto cargadas de vituallas y munición, pero resultaban útiles para una guerra que se desarrollaba a tiro de piedra de los puertos ingleses.

 

El Victory fue construido por Andrew Burrell y botado en 1620, que ya había construido previamente el Constant Reformation. En 1666 se optó por reconstruirlo a fondo y convertirlo en un navío de 80 cañones, sirviendo hasta 1691.

 

Características iniciales:

  • 720 toneladas; 32,9 m. de eslora, 10,9 de manga y 5,2 de calado.

  • 42 cañones: 2x32 lb. + 16x18 lb. + 12x12 lb. + 4x6 lb. + 8 piezas menores.

  • 56-60 cañones de varios calibres (1652).

 

Características (1666):

  • 1.030 toneladas; 37 m. de eslora, 12 de manga y 5,3 de calado.

  • 82 cañones de varios calibres.

 

 

Combates:

  • Primera Guerra Anglo-neerlandesa:

    • Dover (1652).

    • Dungeness (1652). Insignia del vicealmirante Lane.

    • Portland (1653). Insignia del vicealmirante Lane.

    • Gabbard (1653). Insignia del vicealmirante Lane.

    • Scheveningen (1653). Insignia del vicealmirante Lane.

       

  • Segunda Guerra Anglo-neerlandesa:

    • Cuatro días (1666). Insignia del vicealmirante Myngs, división de vanguardia del escuadrón del príncipe Ruperto. El Victory se enzarzó en un duelo a corta distancia con el Ridderschap van Holland, resultando Myngs abatido por un francotirador holandés.

    • Día de St. James (Santiago) (1666). Insignia del vicealmirante Spragge, división de retaguardia del escuadrón “azul” de la flota. Aunque una victoria inglesa en conjunto, el escuadrón “azul” en general y la división de Spragge en particular fueron derrotados y puestos en fuga por el holandés Tromp.

 

  • Tercera Guerra Anglo-neerlandesa:

    • Solebay (1672).

    • 1ª de Schooneveld (1673).

    • 2ª de Schooneveld (1673).

    • Texel (1673).

 

Varias vistas del aspecto del Victory (tras su reconstrucción):

.

 

 

 


Flavius Stilicho
Imagen de Flavius Stilicho
Desconectado
Prefecto Annoa
Redactor MHM
Desde: 23 Ene 2011

Sovereign of the Seas (1637/1660/1685).

Inglaterra.

Cuando el hijo de Jacobo VI, Carlos I de Inglaterra deseó su propio navío de prestigio, el encargado de proporcionárselo fue Peter Pett, hijo del diseñador del Prince Royal de Jacobo VI. Así que los hijos se dispusieron a superar a sus padres con un navío más grande y poderoso. El Sovereign of the Seas (“Soberano de los mares”) era el primer navío inglés botado desde un inicio con 3 puentes completos de artillería “pesada”, lo que le permitía disparar una andanada de costado superior a 1.000 libras de proyectiles. Los detractores del proyecto pensaron que el resultado iba a ser una mera batería flotante, cuyo calado le impediría amarrar en puerto, pero Pett consiguió una nave sin duda sobrecargada de artillería pero con un mínimo aceptable de maniobrabilidad, al menos para los estándares ingleses. Y ciertamente podía amarrar en puerto, de hecho se pasaría allí buena parte de su vida ya que no era ni práctico ni económico mantener tamaña nave en servicio activo salvo para periodos breves.

Dada su función de encarnación y difusión de la magnificencia real, el Sovereign contaba inicialmente con una fabulosa decoración en forma de tallas doradas que supusieron un 10% del coste de la nave y equivalían por sí solas al coste de una nave de guerra ordinaria de cerca de 40 cañones. Para financiar el Sovereign of the Seas y el resto de “naves del rey” con las que pensaba reforzar su Armada, Carlos I estableció un impuesto conocido como “ship money” que afectó enormemente a su popularidad y contribuyó a su caída.

En 1650 fue renombrado Sovereign a secas. Cuando en 1660 se llevó a cabo su primera reconstrucción tomó el nombre de Royal Sovereign, coincidiendo con la restauración de la monarquía inglesa. En 1685 se le efectuaría una segunda reconstrucción aún más profunda. En 1696 resultaría destruido en su apostadero de Chatham por culpa de un incendio accidental.


Características iniciales:

  • 1.520 toneladas; 38,7 m. de eslora, 14,2 de manga y 5,9 de calado.

  • 106 cañones: 20x42 lb + 8x32 lb + 32x18 lb + 46x12/9 lb.

  • 90 cañones de varios calibres (1642).

  • 100 cañones de varios calibres (1660).


Características (1685):

  • 1.680 toneladas; 41,4 m. de eslora, 14,7 de manga y 5,9 de calado.

  • 100 cañones de varios calibres.


Combates:

  • Primera Guerra Anglo-neerlandesa:

    • Kentish Knock (1652). Inicialmente es la nave insignia inglesa pero el almirante Blake traslada su insignia al Resolution en busca de una nave más maniobrera. Durante la batalla encalla pero rechaza los intentos holandeses de aproximarse. Se gana el apodo de Gouden Deivel (Diablo Dorado).


  • Segunda Guerra Anglo-neerlandesa:

    • Cuatro días (1666).

    • Día de St. James (Santiago) (1666). Insignia del almirante Monk (co-comandante de la flota). Atacó junto al Royal Charles al insignia holandés: De Zeven Provincien.


  • Tercera Guerra Anglo-neerlandesa:

    • Solebay (1672).

    • 1ª de Schooneveld (1673).

    • 2ª de Schooneveld (1673).

    • Texel (1673).


  • Guerra de los Nueve Años.

    • Beachy Head (1690). Insignia de la flota: almirante Torrington.

    • Barfleur (1692). Insignia del vicealmirante Delavall.
       



El Sovereign of the Seas en un grabado de Willem van de Velde




Un grabado a color basado en el anterior.






Fragmento de una pintura de Peter Lely en la que se puede apreciar la fastuosamente decorada popa que lucía el Sovereign of the Seas a su botadura.





El Sovereign a la izquierda en la (¿)Batalla de Kentish Knock(?) por Abraham Willaerts.




El Royal Sovereign tras su reconstrucción (W. Van de Velde el joven)

 

 


El Royal Sovereign, en una obra de Willem van de Velde “el joven”.



 


Flavius Stilicho
Imagen de Flavius Stilicho
Desconectado
Prefecto Annoa
Redactor MHM
Desde: 23 Ene 2011

Brederode (1644).

Países Bajos.

Los holandeses (neerlandeses) se encontraron en seria desventaja al estallar las guerras anglo-neerlandesas. Sus flotas estaban configuradas en torno a naves de guerra pequeñas y medianas y mercantes armados; siendo sus mayores navíos los “indiamen” que hacían las rutas comerciales al lejano Oriente. Era una flota transoceánica forjada en la lucha contra otra flota de corte transoceánico: la de los españoles y sus galeones. A diferencia de los ingleses, los holandeses habían tenido que hacer concesiones en su diseño naval de cara a tener naves muy marineras y estables pero de poco calado -para poder acceder sin problemas tanto a los diversos puertos de la en general poco profunda costa neerlandesa, como a puertos comerciales por todo el mundo- y poco armados en comparación a sus rivales inglesas.

Así pues los holandeses carecían de un equivalente exacto a los “great ships” ingleses. La única nave neerlandesa propiamente de guerra (dejando aparte los “indiamen”) que destacaba por su tamaño y armamento era el Brederode.

El Brederode fue construido para el almirantazgo de Mass (Rotterdam) -cada provincia marítima neerlandesa tenía su propia flota- según diseño de Jan Salomonszoon van den Tempel. Su nombre hacía honor al estadista y militar Johan Wolfert van Brederode, cuyo principal mérito parece haber sido ser el cuñado del príncipe de Orange (Federico Enrique). Contaba con dos puentes de artillería dotados de unos cañones más potentes de lo que se estilaba entonces entre los holandeses.


Características:

  • 920 toneladas; 40 m. de eslora, 9,8 de manga y 4,1 de calado.

  • 54-56 cañones: 4x36 lb + 12x24 lb + 8x18 lb + 20x12 lb + 10/12x6 lb.


Combates:

  • 1651. Expedición contra los corsarios realistas ingleses en la zona de las islas Sicily.

  • 1652-1654: Primera Guerra anglo-neerlandesa.

    • 1652: Batalla de Dover. Insignia holandés, almirante Tromp. El combate comenzó cuando el inglés Blake se acercó en el James (60 c.) a exigirle a Tromp el “saludo” a la bandera inglesa (en reconocimiento a un supuesto dominio inglés del Canal de la Mancha). Con ambos bandos tensos por estar al borde de la guerra, Tromp se negó a arriar su bandera ante Blake y este respondió con 3 disparos “de advertencia” -Blake alegó haber recibido antes de disparar fuego de fusilería por parte holandesa-, uno de los cuales alcanzó al Brederode (hiriendo a varios marineros) que respondió con una andanada, ante lo cual ambas flotas empezaron a pelear, dando comienzo a la guerra.

    • 1652: Batalla de Kentish Knock. En esta ocasión el Brederode fue protagonista de un singular suceso al negarse a servir como insignia del nuevo comandante en jefe: el almirante de With; este era intensamente odiado por la marinería por su gusto por imponer una brutal disciplina. Al inicio de la batalla, de With trató de trasladarse al Brederode en una chalupa sólo para encontrarse con que la tripulación de éste le amenazaba con lanzarle una andanada si no se largaba lejos del buque.

    • 1652: Batalla de Dungeness. Con el adorado Tromp de nuevo abordo, el Brederode lideró a la flota holandesa en la batalla. El Brederode sufrió el ataque del Garland (44 c.) y el Bonaventure (36 c.), estando cerca de ser capturado, pero tras acudir varias naves en apoyo de Tromp ambos buques fueron tomados por los holandeses a pesar de los esfuerzos ingleses en rescatarlos. El Garland fue capturado directamente por el Brederode.

    • 1653: Batalla de Portland. Insignia de la flota, almirante Tromp. El Brederode se enfrentó al insignia rival, el Triumph (62 c.) de Blake. Combatiendo a la “antigua” (no en línea) el Brederode se lució consiguiendo encajar tres andanadas a corta distancia al Triumph tras sucesivos giros; obligando a éste a retirarse a una distancia prudencial. El propio Brederode sufriría enormemente durante los 3 días de batalla, llegando destrozado a puerto y a duras penas, teniendo que servirse de aparejos de fortuna.

    • 1653: Batalla de Gabbard. Insignia de la flota, almirante Tromp. El Brederode tuvo un intenso combate con el James del vicealmirante Penn: el intento del Brederode por abordar al James fue rechazado y el propio Broderode estuvo cerca de ser abordado con éxito y perderse.

    • 1653: Batalla de Scheveningen. Insignia de la flota, almirante Tromp. Al comienzo de la batalla, el Brederode se encontró de nuevo con el James de Penn, un francotirador inglés abatió al almirante Tromp. El capitán Kortenaer mantuvo izada la insignia de Tromp para no desmoralizar a la flota.

  • 1655-1660: Segunda Guerra del Norte.

    • 1658: Batalla de Öresund. Insignia de la vanguardia, vicealmirante de With. Encabezando el ataque contra los suecos, el Brederode se enfrentó primero al Viktoria (74 c.) para después cederselo al insignia neerlandés y aproximarse al Draken (66) y Leoparden (36). Causó tanto daño al Leoparden que este se acabaría perdiendo al final de la batalla pero en su lucha con el Draken, ambas naves encallaron en los bajíos aunque la sueca desencalló fácilmente. El sueco Wismar (44) aprovechó para situarse en posición de barrer prácticamente de manera impune las cubiertas del Brederode. Tras casi dos horas de castigo, el Wismar pudo abordarlo. De With había sido herido de muerte y el Brederode se encontraba en tan mal estado que se hundió tras desencallar.









Dos vistas del Brederode en sendos grabados de W. Van de Velde el viejo.




El Brederode combatiendo en la batalla de Dover 



El Brederode siendo reparado tras una batalla, tal vez la de Dungeness o la de Portland de la que regresó acribillado y con los palos destrozados (W. Van de Velde el viejo)


El Brederode (izquierda) combatiendo en la batalla de Gabbard contra el Resolution (derecha) en un grabado de Heerman Witmont.


 

El Brederode combatiendo con el Resolution, detalle de una obra de Jan Abrahamsz. Beerstraten sobre la batalla de Scheveningen



El Brederode en la costa de Hellevoetsluis (Holanda) por Simon de Vlieger

 


Flavius Stilicho
Imagen de Flavius Stilicho
Desconectado
Prefecto Annoa
Redactor MHM
Desde: 23 Ene 2011

Hannibal (1647/1663).

Dinamarca-Noruega.

El rey Cristián IV siempre había tenido un gran interés en el desarrollo naval y era un apasionado de los grandes buques “de prestigio”. Como ya vimos el Prince Royal inglés se inspiró en el Tre Kroner danés.

Durante la era de Cristián IV se construirían un buen puñado de grandes navíos. El constructor de origen escocés James Robbins había hecho un gran trabajo modificando el Trefoldigheden (“La Trinidad”) de 1642: sus constructores originales (de origen holandés) Berns & Marsalis se habían tomado bastante libertades con el modelo e instrucciones remitidos por el rey. Tras acabar de completar dicha nave, Robbins recibió el encargo de construir un nuevo orlogsskib.

El nuevo navío fue construido en Noruega y bautizado Hannibal en honor tanto al histórico general cartaginés como al yerno de Cristián IV y gobernador-general de Noruega: Hannibal Sehested. Tras una caída en desgracia de su homónimo, el Hannibal fue rebautizado en 1659 como Svanen (“cisne”). El Svanen fue reconstruido en 1663 y al menos reformado en 1674. Fue considerado un navío de construcción sólida y buenas condiciones marineras, teniendo una larga vida. Contaba con dos puentes completos de artillería, portando inicialmente unos 44 cañones que después pasaron a ser del orden de 62.

En 1716 fue retirado del servicio y en 1720 fue hundido en el puerto de Copenhague para que su casco sirviera para bloquear la aproximación a la batería Trekroner de la ciudad.



Características iniciales:

  • 1.200 toneladas; 44,3 m. de eslora, 10,6 de manga y 4,9 de calado.

  • 44+ cañones de varios calibres.


Características (1663):

  • 1.200+ toneladas; 44,3 m. de eslora, 11 de manga y 5 de calado.

  • 56-64cañones de varios calibres.



Combates:

  • Segunda Guerra del Norte (1655-1660).

    • Møn/Falsterbo (1657).

    • Defensa de Copenhague (1658). El Hannibal fue uno de los 3 navíos que los daneses anclaron a la entrada del puerto al inicio del sitio como batería flotante. Ninguno de los 3 superaba los 60 hombres de dotación.

    • Øresund (1658).

    •  Rødsand (1659).

  • Guerra de Escania (1674-1679).

    • Bahía de Køge (1677). 7 muertos y 13 heridos durante la batalla.

  • Gran Guerra del Norte (1700-1721).

    • Bahía de Køge (1710).

    • Rügen (1715). Participa en la batalla con una dotación improvisada. Abandona la línea de batalla durante el combate (sin consecuencias negativas) por haber agotado la munición.





El Hannibal /Svanen (ca. 1658) por W. Van de Velde el Viejo




Perfil del Hannibal/Svanen


 


TCKC
Imagen de TCKC
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 11 Nov 2010

Hola Flavius:

 

Veo que el trabajo avanza a buen ritmo, ánimo.

 

Leyendo los nuevo buques que has añadido y recordando algunos de los primeros me he dado cuenta de una cosa. Me he fijado en las fecha de servicio de estos buques y las he anotado quedándome unos cuantos casos que me han llamado mucho la atención.

 

Prince Royal  1610 entra en servicio, 1666 capturado e incendiado. 56 años de servicio.

Victory 1620 entra en servicio, 1691 retirado.  71 años de servicio

Sovereign of the Seas 1637, 1696 destruido por un incendio. 59 años de servicio.

 

¿No te llamó la atención el elevado número de años que aguantaron estos buques en servicio? Ya no solo a día de hoy en pleno siglo XXI, sino que durante todo el siglo XX y finales del XIX. Los buques de guerra mucho más modernos fabricados con materiales mucho más duraderos y por ende más resistentes no llegaban ni de lejos a un historial operacional tan largo.

 

He intentado buscar equivalentes en buques modernos de una longevidad de uso similar. Por ejemplo, el HMS Queen Elizabeth acorazado que combate en las dos guerras mundiales previa reforma, tiene un historial de 36 años de servicio.

 

El crucero Canarias que fue el último clase Washington en servicio, 39 años operacionales.

 

Al final me he ido al viejo SMS Goeben considerado el mono calibre con más largo servicio operacional, y me da unos 49 años, aunque aún tardaron algunos más en desguazarlo.

 

¡Ninguno se acerca siquiera a los viejos buques fabricados con materiales mucho menos duraderos!

 

Obviamente en el mundo moderno, los avances de tecnológicos contribuían a dejar antes obsoletos los buques, pero también es cierto que los materiales que utilizaron en estos viejos buques se degradaban más con el paso del tiempo. Por otra parte esa cantidad de años de servicio tenían que hacer mella en la propia estructura del buque, no en vano, los años no pasan en balde.

 

Esto me lleva a preguntarme ¿En qué consistían esas remodelaciones? ¿Desmontaban por completo el buque hasta las cuadernas y lo reconstruían de nuevo? La verdad es que no entiendo si no como podían aguantar tanto tiempo.

 

Por otro lado se comenta que en algunos casos las tallas y demás adornos se llevaban un 10% del coste. ¿Esto  de los adornos era siempre así?  ¿A nadie se le ocurrió hacer buques más espartanos y por tanto más baratos que podían ser tan funcionales en combate como los otros?

 

Un saludo.

 


Las ideas extrañas solo lo son hasta que las practicas

Flavius Stilicho
Imagen de Flavius Stilicho
Desconectado
Prefecto Annoa
Redactor MHM
Desde: 23 Ene 2011

Pues sí, era una de las cosas que me han llamado la atención y me alegro de que haya salido. Espero que sigan saliendo cosas así.

Sí es verdad que un buen número de naves tuvieron una vida activa muy larga. Por ejemplo, el español Guerrero de 1755 no fue retirado hasta 1850; es difícil considerarlo activo en sus dos últimas decadas pero aun así es una carrera impresionante.

Al estar hechos principalmente de madera, los navíos han sido definidos como un "arma orgánica". Su esperanza de vida dependía por un lado de la calidad de la madera empleada, no valía cualquiera y además después de ser cortada creo recordar que tenía que someterse a un proceso de "curación" para conseguir las propiedades óptimas.   Una vez construido el navío, era fundamental someterle a un programa de mantenimiento continuo tanto para evitar la degradación como para ir sustiyentdo aquellos elementos cuya vida útil había terminado. Entre las grandes potencias, los franceses era famosos por su dejadez a la hora de mantener adecuadamente sus naves de manera regular y por lo rápidamente que sus navíos perdían prestaciones en comparación con sus travesías de pruebas que solían ser muy buenas.

Como podéis ver, en el encabezado de varias de las naves aparecen varias fechas. Esto es muy habitual sobre todo entre los grandes navíos del siglo XVII que eran sometidos a grandes reconstrucciones. A veces es difícil dilucidar exactamente el alcance de la reconstrucción, pero se supone que eran desmontados y vueltos a montar aprovechando lo aprovechable y sustituyendo lo que no sirviera. Como se puede ver de paso se podía aprovechar para modificar las características de las naves y no sólo un poco ya que se puede ver como en algunos casos se incrementan eslora, manga y/o calado; esto ya son palabras mayores. De hecho uno se plantea hasta que punto no había que considerarlo un nuevo navío. En Inglaterra llegaría a haber una especie de imposición impulsada por el Parlamento para fomentar la reconstrucción en vez del reemplazo con miras a poner un límite en el crecimiento del gasto de la flota, cuyos mandos pedían cada vez navíos mayores. Esto llegó a ocasionar un serio problema y cuando se vio que otras marinas progresaban y la inglesa no, se tuvo que recurrir a hacer trampas: conservar el nombre y tal vez un poco de madera de la nave a sustituir pero reemplazarla por un navío completamente nuevo.

 

 

Respecto a las barrocas decoraciones, esto es muy típico sobre todo de los primeros grandes navíos que parecen más pensados como "navíos de prestigio" que como naves de combate. De hecho ya he mencionado que había bastantes dudas en su día de si naves como el Prince Royal o el Sovereign serían de alguna utilidad en una guerra. Hay que recordar que en muchos países no se puede hablar de una "marina nacional" propiamente dicha. En caso de guerra, la flota la formaban las "naves del rey" y "mercantes militarizados". No todas las naves reales tenían que estar suntuosamente decoradas, aunque sí debían diferenciarse a simple vista de las "naves plebeyas". Ya dentro de las naves reales había un grupo de elegidas como naves de prestigio que debían representar adecuadamente la grandeza y magnificencia de su amo, a veces sólo era una durante un reinado pero no nos debe de extrañar que quisieran  que causaran impresión, olvidándose de los vanales aspectos funcionales. Acaso hoy en día la gente se compra cosas como cohes, relojes, ropas... en función estrictamente de su funcionalidad.

Repúblicas como la holandesa o la inglesa (en la época de Cromwell) también decoraban sus naves pero en general menos que sus equivalentes" reales".

En cualquier caso a la altura del tercer cuarto del sigl o XVII cuando ya llevamos un par de décadas de guerras se ve como se van dejando de lado las decoraciones más llamativas y se sustituyen por un mascarón de proa más o menos resultón y tal vez algún escudo de armas tallado en la popa o ni siquiera eso.

 

Saludos.