Retirada Del Busto De Juan Carlos En El Ayuntamiento De Barcelona.

41 respuestas [Último envío]
matabishos
Imagen de matabishos
Desconectado
Decurión
Socio MH
Desde: 19 Sep 2009

Coracinero ha escrito

matabishos ha escrito

Las ceremonias, el respeto, el protocolo aportan distancia, para la formación de lo público se necesita un espacio. La rebeldía, la histeria y la terquedad de ciertos dirigentes no permiten la comunicación discreta y objetiva, no hay diálogo ni discurso. Este proceder no beneficia a la sociedad en conjunto, es una preocupación por sí mismo, ni siquiera defiende a ningún grupo. Y de existir un grupo, éstos se suelen dispersar con rapidez.

 

 Todo eso es una ficción (necesaria desde que salimos de las cavernas), ya cada uno hará lo que pueda y lo que le dejen.

--

 En USA pasa una cosa curiosa, cuando llegas a Aduanas te preguntan directamente: ¿Usted planea matar al Presidente? o ¿Planea cometer actos terroristas?

 La pregunta parece una gilipollez, pero fuera aparte de un estudio somero de la conducta al responder y esas cosas, que pueden dar mucho de sí, tienen luego materia para empurarte por mentir. Otro cargo (como ellos lo llaman) más pal saco y allí eso se lo toman en serio, recordemos como a Clinton casi lo mandan al carajo por mentir en uno de sus sub-tipos: "Yo a las felaciones no las considero relaciones sexuales". Será que entra dentro de los juegos de mesa.

--

 Lamentablemente el alpargatazo en la cara o uno de sus sub-tipos técnicos como la "Santa Bofetada"  en la infancia, es lo único que previene a que en general la gente respete lo ajeno.

 Obviamente no hablo del cinturonazo, claro está, hay que moderarse en eso.

--

 Lo suyo sería preguntarle a los padres si de chico le hizo falta a ese cab.... que va a jurar como político una somanta palos, si se las dieron y si se corrigió.

 Ese es el juramento que vale, per secula seculorum, pim pom.

Muy bueno

Yo hablaba de mantener una serie de actuaciones (ficciones jajaja) que privaticen las políticas de la sociedad, ahora que está tan de moda la peligrosa transparencia política y social