Apoyo A Stalin.

26 respuestas [Último envío]
Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Prefecto de Legión
Desde: 22 Ago 2010

Miguel Martinez del Buey ha escrito

Segun varias encuestas rusas, si bien una mayoria de rusos ve a estalin como un gran lider, apenas un 23% se declaro capaz de vivir bajo su mandato.

 

No sé qué quieren decir con "gran líder", pero me parece una afirmación un tanto cínica, del tipo "respeto profundamente a los homosexuales"...."pero mi hijo que no me salga gay". Por mucho que se reconozcan los logros económicos y militares de la época estalinista, el sufrimiento humano e INNECESARIO que produjo lo invalidan por completo, no entiendo que se valore nada que hubiese sucedido durante su mandato. Ni siquiera la victoria contra Hitler lo legitima, ya que no fue en ningún caso un acto altruista ni heróico, si no una concatenación de hechos los que llevaron finalmente a Stalin y a Hitler a guerrear en bandos enemigos y, por lo tanto, en erigir a Stalin en un "defensor de la libertad y la democracia" cuando solo le interesaba la seguridad de la URSS, o sea, la suya propia.

Ningún régimen ha devorado con tanta ferocidad a sus hijos como el stalinismo. No solo represalió al pueblo, también lo hizo con SU ejército, y con SU partido. Es decir, nadie se salvó de las garras del paranoico y sí inteligentísimo Stalin. Pero bueno es cierto, que si ni siquiera alguno de sus máximos colaboradores, como Molotov, renegaron de Stalin a pesar de haber represaliado a su esposa, porqué habrían de hacerlo las nuevas generaciones, no?? Supongo que el lavado de cerebro, la distancia temporal y la desinformación atenúan la verdadera naturaleza de un régimen para enterrar y no ansiar resucitarlo jamás. Aún así, yo sigo sin entenderlo. 

Por otra parte Bernardo, no sé de dónde sacas que Lenin eligió como sucesor a Stalin, más bien al contrario, luchó hasta el último momento por evitar que le sucediese. Lo que sí es cierto es que no citó a un claro sucesor alternativo, pero sí pidió que se alejase a Stalin del puesto de secretario general, un puesto clave a la hora de postularse como sucesor de Lenin. Después Stalin fue lo suficientemente astuto como para erigirse en el continuador de la obra de Lenin, de ahí venga, probablemente, la confusión.

Saludos.

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ene 2016

 Una cosa es que Lenin lo eligiera y otra que Stalin acabara convirtiéndose en un dictador. El argumento de peso, de todas formas, con independencia de Lenin, es su postura ante el asunto de la exportación del comunismo, para Trotsky y muchos otros comunistas una traición a la Revolución. Desde una perspectiva más pragmática, sin embargo, eso fue lo que salvó a la URSS. No podía entrar en guerra con el resto del mundo. A comienzos de los treinta, de hecho, muchos estadounidenses pensaban que la guerra iba a ser contra los rusos. Esta curiosa opinión, por si alguien lo duda, aparece en el cómic de Flash Gordon.

Si juzgamos a Stalin como persona, y ponemos en sus espaldas la responsabilidad histórica, está claro que no llegaría a la nota, como persona, pero ni él ni ningún otro político, ni Roosvelt ni Zapatero. Por mucho bien que pudiesen haber llegado a hacer, con una sola mancha, la más leve, ya serían reos de condena. De nada sirve salvar a mil personas si matas a una. Esta máxima sin embargo, en el caso de los responsables políticos se debe obviar. Al menos, Lu, reconóceme eso. Dime si no un solo dirigente que no tenga las manos manchadas de sangre. Y lo peor de todo es que en las democracias la complicidad implica al pueblo. ¿Si Zapatero bombardea Libia y yo voto a Zapatero, me convierto en un asesino?

Yo antes pensaba así, pero porque me consideraba anarquista. Creía que no tenía que haber Estado, ni bomberos, ni policía, ni funcionarios ni nada, y aun así echaba la culpa de todos mis males y defectos a la sociedad. De otra manera, Lu, no puedo entender que repruebes los crímenes de unos y aceptes los de otros. Eso me intriga.

 


La democracia tiene un defecto congénito que se debe corregir desde fuera de ella: se declara la guerra cuando se es el más débil y se firma la paz cuando se es el más fuerte.

Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Prefecto de Legión
Desde: 22 Ago 2010

Qué crímenes he justificado yo??

Dmitri Donskói
Imagen de Dmitri Donskói
Desconectado
Legionario Inmunis
Desde: 20 Ene 2014

Stalin era Stalin, y Hitler era Hitler. Ambos, para echarles de comer a parte. Pero sin los Himmler, Heydrich, Beria, Yezhov y el consentimiento tácito de los que formaban círculo alrededor de los magnates, ni el Führer ni el Bátiushka habrían podido convertir en realidad sus húmedos sueños genocidas, húmedos de sangre, se entiende.

Los jóvenes sin futuro, en un país sin futuro, sienten que la solución a todos sus problemas pasa por quitar del medio a todos aquellos que estorban el libre progreso del país. En el caso de Rusia, estos corruptos son los grandes magnates de la industria petrolífera y sobre todo los propietarios de las grandes compañías de comunicación, a menudo "comprados" por los occidentales y considerados poco menos que conspiradores y vividores. 

Proceso análogo al jihadismo

 


 Vulnerant omnes, ultima necat

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ene 2016

Lu ha escrito

No sé qué quieren decir con "gran líder", pero me parece una afirmación un tanto cínica, del tipo "respeto profundamente a los homosexuales"...."pero mi hijo que no me salga gay". Por mucho que se reconozcan los logros económicos y militares de la época estalinista, el sufrimiento humano e INNECESARIO que produjo lo invalidan por completo, no entiendo que se valore nada que hubiese sucedido durante su mandato. Ni siquiera la victoria contra Hitler lo legitima, ya que no fue en ningún caso un acto altruista ni heróico, si no una concatenación de hechos los que llevaron finalmente a Stalin y a Hitler a guerrear en bandos enemigos y, por lo tanto, en erigir a Stalin en un "defensor de la libertad y la democracia" cuando solo le interesaba la seguridad de la URSS, o sea, la suya propia.

Ningún régimen ha devorado con tanta ferocidad a sus hijos como el stalinismo. No solo represalió al pueblo, también lo hizo con SU ejército, y con SU partido. Es decir, nadie se salvó de las garras del paranoico y sí inteligentísimo Stalin. Pero bueno es cierto, que si ni siquiera alguno de sus máximos colaboradores, como Molotov, renegaron de Stalin a pesar de haber represaliado a su esposa, porqué habrían de hacerlo las nuevas generaciones, no?? Supongo que el lavado de cerebro, la distancia temporal y la desinformación atenúan la verdadera naturaleza de un régimen para enterrar y no ansiar resucitarlo jamás. Aún así, yo sigo sin entenderlo. 

 No he utilizado esa palabra. Pero me refiero a cómo se puede establecer una clasificación de criminales o genocidas, y en concreto cuando éstos actúan en nombre de países soberanos y no como individuos. Ya he dicho que el porcentaje de víctimas de franquismo en España es similar al del estalinismo en Rusia, pero también viene a coincidir con el que causaron los bombardeos estratégicos aliados durante la II Guerra Mundial en territorio enemigo.

Un criminal es el que infringe la ley, pero en este caso no se infringió ninguna. No se piense que lo apruebo, pero no creo que se pueda juzgar a estas personas como vulgares delincuentes. Acaso habría que juzgar a toda la humanidad (ni siquiera al país al que representan), aunque tampoco considero que seamos libres en ese aspecto. Se trata de nuestra naturaleza, o nuestra naturaleza social. No se puede enfocar el problema en términos de justicia o injusticia, de buenos y malos. Esa forma de hacer la Historia es tendenciosa.

Quizá sea todavía muy pronto, pero no hagamos como Suetonio. Hablemos de Stalin por sus logros, como la encarnación de una época, no a título personal. No nos corresponde a nosotros sino a los psicólogos analizar sus desequilibrios mentales, aunque, a estas alturas, ya difícil curarlo.

 


La democracia tiene un defecto congénito que se debe corregir desde fuera de ella: se declara la guerra cuando se es el más débil y se firma la paz cuando se es el más fuerte.

Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Prefecto de Legión
Desde: 22 Ago 2010

Bernardo, tengo la sensación de que tienes una hipótesis de partida: "Stalin fue, en general, positivo para la URSS" y que argumentarás lo que sea necesario para que se cumpla, aunque para ello tengas que mutilar la parte de la historia que, precisamente, lo invalida como estadista. El problema, si me apuras, no es que fuese un asesino per se, si no las motivaciones por las que mataba: si hubiese asesinado a disidentes políticos o a verdaderos (y no inventados) enemigos del pueblo ruso podríamos discutir sobre su procedencia o no, pero Stalin mató sin ton ni son en base a pruebas, la mayor de las veces, inventadas por el NKVD o a declaraciones conseguidas tras espeluznantes métodos de tortura (falsas en todo caso). Y, además, él y su régimen eran conscientes de lo que hacían. Hitler, en ese sentido, fue más consecuente con lo que defendía: sus ideas y motivaciones provocan pavor, pero él se ciñó a un ideal de vida/muerte que tiene una argumentación más o menos sólida. Stalin no. Y, teniendo en cuenta el libre albedrío destructor de su régimen, no comprendo como ningún ruso puede echarlo de menos o ponerlo en valor. 

 

Saludos.

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ene 2016

 Me has calado, Lu; por llevar la contraria diría cualquier cosa.

Lu ha escrito

... Stalin mató sin ton ni son en base a pruebas, la mayor de las veces, inventadas por el NKVD o a declaraciones conseguidas tras espeluznantes métodos de tortura (falsas en todo caso). Y, además, él y su régimen eran conscientes de lo que hacían. 

 Aprecio cierta contradicción ¿Trataba la NKVD de agradar al tío Joe o es que su locura era contagiosa?

 


La democracia tiene un defecto congénito que se debe corregir desde fuera de ella: se declara la guerra cuando se es el más débil y se firma la paz cuando se es el más fuerte.

Lu
Imagen de Lu
Desconectado
Prefecto de Legión
Desde: 22 Ago 2010

Es que soy muy astuta.....

Inventadas por el NKVD con la connivencia de Stalin. Pero, como comprenderás, el propio Stalin no iba a perder su precioso tiempo en inventarse pruebas. Acaso crees que un sistema represivo de tal magnitud podría llevarse a cabo a espaldas de Stalin?

Saludos.

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ene 2016

 Tu lo has dicho, Lu, es un sistema, no una persona, si bien un régimen personalista.

Otra cosa es que una mayoría de rusos no estuviesen por la labor, no se sintieran parte integrante del proyecto, e incluso que fuesen sus víctimas (eso de que el Estado somos todos no pasa de un reclamo publicitario, un eslogan para pagar al fisco). Hoy en día, sin embargo, tal vez de un modo un poco hipócrita, muerto el perro, muchos se dan cuenta de que aquel proyecto no era tan malo. Los mismos chechenios lo evocan.

Nadie que sepa escribir ha plasmado con tanto arte el odio a Stalin como Trotsky, y razones no le faltaban. Sin embargo, en su libro La RevoluciónTraicionada, no habla tan mal de él como cabría esperar. Al menos reconoce ciertos logros. Tal vez para entenderlo debiéramos ser rusos.

 


La democracia tiene un defecto congénito que se debe corregir desde fuera de ella: se declara la guerra cuando se es el más débil y se firma la paz cuando se es el más fuerte.

Bernardo Pascual
Imagen de Bernardo Pascual
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 22 Ene 2016

Lu ha escrito

Ningún régimen ha devorado con tanta ferocidad a sus hijos como el stalinismo. No solo represalió al pueblo, también lo hizo con SU ejército, y con SU partido. Es decir, nadie se salvó de las garras del paranoico y sí inteligentísimo Stalin. Pero bueno es cierto, que si ni siquiera alguno de sus máximos colaboradores, como Molotov, renegaron de Stalin a pesar de haber represaliado a su esposa, porqué habrían de hacerlo las nuevas generaciones, no?? Supongo que el lavado de cerebro, la distancia temporal y la desinformación atenúan la verdadera naturaleza de un régimen para enterrar y no ansiar resucitarlo jamás. Aún así, yo sigo sin entenderlo. 

 La justicia más democrática ha de ser expeditiva, ambidextra pero no desinteresada, sino altruista.

 


La democracia tiene un defecto congénito que se debe corregir desde fuera de ella: se declara la guerra cuando se es el más débil y se firma la paz cuando se es el más fuerte.