100 años de la batalla de las fronteras, 1914, PGM

Sin respuestas
TCKC
Imagen de TCKC
Desconectado
Senador-Moderador
Moderador
Desde: 11 Nov 2010

100 AÑOS DE LA BATALLA DE LAS FRONTERAS

 

Hoy hace cien años del fin de La Batalla de las Fronteras. Se conoce por este nombre a un grupo de batallas que se desarrollaron al comienzo de la Primera Guerra Mundial en el Frente Occidental, en la zona fronteriza de Francia con Bélgica y Alemania.

 

Tras los enfrentamientos iniciales en Alsacia que resultaron en un avance inicial francés para volver a las posiciones iniciales tras el contraataque alemán y la conquista de Lieja por los alemanes, llegó el momento del grupo de batallas que componen la Batalla de las Fronteras.

 

La Batallade las Fronteras se desarrolla en el marco de los planes de batalla XVII Francés y Plan Schlieffen alemán:

 

http://www.mundohistoria.org/temas_foro/primera-guerra-mundial/plan-schlieffen-planificacion-desarollo

http://www.mundohistoria.org/temas_foro/primera-guerra-mundial/plan-xvii-elan-frances-vs-ametralladoras-alemanas

 

Aunque hay discrepancias en cuanto a qué batallas se engloban dentro de La Batalla de las Fronteras, el conjunto de enfrentamientos iniciales engloba las siguientes:

 

·         Batalla de Alsacia (7-10 y 14-23 de agosto de 1914).

·         Batalla de Lorena (14-25 de agosto de 1914).

·         Batalla de las Ardenas (21-23 de agosto de 1914).

·         Batalla de Charleroi (21-23 de agosto de 1914).

·         Batalla de Mons (23 de agosto de 1914).

 

 

En el mapa se aprecia la ubicación geográfica de las batallas, así como la disposición de los diferentes ejércitos.

 

Los alemanes ubican su I ejército en el flanco derecho, destinando el I, II y III ejércitos al avance por Bélgica, el IV y el V en el centro en la zona de las Ardenas  y el VI y VII en el flanco izquierdo en Lorena y Alsacia respectivamente.

 

La disposición francesa es similar, con el I y II ejércitos en la derecha en la zona de Lorena (aunque realmente en el extremo derecho se ubica el Ejército de Alsacia), el II y IV ejércitos en el centro en las Ardenas y el V ejército en el norte, con el BEF (British Expeditionary Force, Fuerza Expedicionaria Británica) cerrando el flanco a la izquierda.

 

Mapa de la disposición de ejércitos antes y durante la batalla de las fronteras

 

Batalla de Alsacia(7-10 y 14-23 de agosto de 1914)

 

El primer embate se dio en el punto más al sur, en Alsacia, del 7 al 10 de agosto, dónde el ejército francés avanzó hasta Mulhouse, primer objetivo, al que debería haber seguido la conquista de Colmar. Pero el contraataque alemán del día 9 obligó a retirarse a los franceses hasta las posiciones iniciales en Belfort el día 10.

 

El día 14 se retomó la ofensiva y los franceses reconquistaron Mulhouse el día 19 tras una lucha casa por casa. La retirada alemana al otro lado del Rin permitió a los franceses tomar control de la Alta Alsacia, pero las derrotas en Lorena y Ardenas del día 23 obligaron a los franceses a ceder el terreno conquistado y estabilizar el frente prácticamente en las posiciones iniciales.

 

Batalla de Lorena(14-25 de agosto de 1914)

 

El siguiente episodio tuvo lugar en Lorena, subiendo poco a poco hacia el norte, donde los ejércitos I y II,al mando de Auguste Dubail y Noel de Castelnau respectivamente, atacaron en dirección a Sarrebourg y Morhange. Los alemanes se retiraron ordenadamente, tal y como estaba planificado, pero sin dejar de hostigar a las tropas francesas con fuego de ametralladoras y artillería. La estrategia alemana consistía en que los ejércitos VI y VII debían ceder terreno para involucrar cada vez más tropas francesas y que estas no pudiesen participar en las batallas del norte.

 

Inicialmente los alemanes siguieron el plan, pero a medida que los franceses avanzaban, entre sus ejércitos I y II se abría una brecha cada vez mayor, por lo que el príncipe Rurpretch, al mando de los ejércitos alemanes VI y VII, vio una clara posibilidad de victoria y pidió permiso para contraatacar. El general en jefe Moeltke accedio finalmente el día 20.

 

El contraataque supuso un éxito táctico, ya que devolvió a los franceses a sus posiciones iniciales el día 23. El mando alemán, seducido por la idea de un ataque en pinza al estilo Cannae, quiso llevar más allá el éxito y trató de aprovechar la nueva brecha existente entre los ejércitos I y II; organizando el día 24 un ataque definitivo que rompiera el frente. Dicho ataque fue detectado por la aviación francesa quien dio aviso a la artillería que lo desbarató causando graves pérdidas en los VI y VII ejércitos alemanes. Finalmente el frente quedó estabilizado en su posición inicial el día 25 de agosto.

 

Carga francesa en los Vosgos en una postal de época

 

Batalla de las Ardenas(21-25 de agosto de 1914)

 

La ofensiva de las Ardenas fue llevada a cabo en el centro, donde los franceses creían a los alemanes más débiles, por los ejércitos III, al mando del general Pierre Ruffey, por el flanco sur  y IV, al mando del general Fernand de Langle de Cary, por el flanco norte.

 

La defensa alemana, a cargo de sus ejércitos IV, al mando del duque Alberto de Württemberg, y V, al mando del príncipe heredero Guillermo de Prusia, era muy superior a lo estimado por los franceses y se había fortificado en la zona los días 19 y 20, contando con una artillería superior (cañones de 105 mm contra los de 75mm de tiro rápido franceses), ametralladoras y fuertes posiciones defensivas.

 

Dada la baja visibilidad por la niebla, el día 21 la batalla se limitó a escaramuzas, pero el día 22 se desarrollan con gran violencia. Al amanecer los franceses avanzan entre la niebla sin cobertura de artillería. Al despejarse la niebla fueron cogidos al descubierto y localizados fácilmente por sus coloridos uniformes, siendo masacrados por la artillería alemana.

 

Carga francesa a la bayoneta

 

Los franceses sufrieron más de 30.000 bajas (10.000 muertos) en una jornada en la que desde las posiciones defensivas alemanas las ametralladoras destrozaron los III y IV ejércitos franceses (aunque con grandes bajas alemanas también). Los defensores alemanes, bien atrincherados y apoyados por la artillería, repelieron a los asaltantes franceses. Unidades completas, como la 3ª División colonial que perdió 11.000 de sus 15.000 efectivos, fueron borradas del mapa.

 

Los franceses comenzaron una retirada desordenada el día 23 que se estabilizó el 24 en el Mosa, quedando el III ejército en Verdún y el IV en Stenay y Sedán

 

Batalla del Sambre o Charleroi (21-23 de agosto de 1914)

Más al noroeste, en la ciudad belga de Charleroi, a orillas del río Sambre, el V ejército francés al mando del general Charles Lanrezac, se disponía a preparar la defensa en dicho río cuando fue atacado desde el norte por el II ejército alemán del general Karl von Bulow a través del Sambre, mientras el III, al mando de Max von Hausen, lo haría desde el este a través del Mosa en un movimiento en pinza.

 

El día 21 las primeras unidades alemanas llegaron al Sambre y se encontraron varios puentes desguarnecidos por lo que cruzaron el río a la orilla sur en dos localidades. El día 22 los franceses lanzaron su ataque, pero fueron repelidos sangrientamente.

 

El día 23 los franceses trataron de atacar de nuevo, pero sin éxito. El II ejército de Bulow empujó al centro del V ejército francés, aunque ambas alas resistieron, a pesar de que unidades del III ejército consiguieron cruzar el Mosa (en el ala derecha francesa), lo que unido a las noticias de la retirada del IV ejército en las Ardenas obligaron a Lanrezac a ordenar la retirada del V ejército para evitar que fuera destruido, dada la brecha que se estaba generando entre ambos ejércitos.

 

Batalla de Mons (23 de agosto de 1914)

Ante la presión alemana en Charleroi, el general Lanrezac solicitó a Sir John French, comandante del BEF (British Expedionary Force o Fuerza Expedicionaria Británica) que intentara un ataque al flanco del II ejército alemán. French vio imposible la acción, pero a  cambio prometió sostener la línea del canal de Mons durante 24 horas.

 

El resultado fue que el BEF debió enfrentarse al I ejército alemán al mando de Alexander von Kluck en Mons. Afortunadamente para el BEF, sólo dos de los cuatro cuerpos de ejército de Kluck pudieron entrar en combate debido al orden de avance alemán ya que las unidades alemanas se iban sumando al combate según llegaban sin orden. Gracias a ello, las cuatro divisiones británicas, bien atrincheradas, pudieron resistir los embates alemanes, causando graves bajas con sus descargas de fusilería que se destaparon realmente mortíferas.

Fusileros británicos en Mons

 

Finalmente, Kluck consiguió organizar el ataque alemán por la tarde que consiguió tomar una cabeza de puente en la orilla sur del canal. Caída la noche, y viendo la superioridad numérica alemana, French dio la orden de retirada al BEF.

 

Conclusión

La Batallade las Fronteras fue una victoria alemana, aunque el número de bajas fue similar en ambos bandos (unas 300.000 por bando). La mayor repercusión fue el cambio de actitud francés, que perdió el ímpetu ofensivo. Pero también la debilitación de las fuerzas alemanas, que aunque perdieron fuerza siguieron empujando a franceses e ingleses en dirección sur, hacia París.

 


Las ideas extrañas solo lo son hasta que las practicas