Triumph des Willens (El triunfo de la voluntad)

Año: 
1935
Género: 
Documental
Época: 
Contemporánea
Duración: 
110 min
Nacionalidad: 
Alemania
Director: 
Leni Riefenstahl
Reparto: 
Adolf Hitler
Reparto: 
Viktor Lutze

El documental es un compendio de las diversas actividades realizadas con motivo del Reichsparteitag (día del partido) de 1934.

Crítica: Desde el punto de vista de la propaganda, el filme resulta perfecto, y es una muestra representativa de política básica del NSDAP. Desde su primera aparición Hitler aparece retratado como una figura mesiánica, un auténtico líder rodeado de muchedumbres que lo aclaman con fervor. Pero la caracterización es incluso más inteligente que la mera referencia al Führerprinzip; escenas estudiadas muestran a un líder cercano, alguien lo suficientemente humano como para ser amado; aquí recibiendo flores de una niña en brazos de su madre, o interesándose por un hombre en las filas interiores de una formación o recibiendo con afectación los elogios de sus compañeros de Partido.

Durante todo el documental la idea de cohesión, de grupo está presente implícitamente. Mediante multitudinarias reuniones de sonrientes a la par que marciales Hitlerjugend, SS, SA, RAD etc. se transmite un ideal de fuerza, sacrificio y esperanza a través de la unidad social y liderazgo del caudillo alemán. La mezcla resulta subyugante y puede resultar un principio para entender el poder social real que ostentaba el NSDAP. Como base informativa para la población alemana, un gran número de dirigentes alemanes poseen unos cuantos segundos de protagonismo donde señalan sus puntos de vista políticos o su personal naturaleza; aquí aparece Hess remarcando su lealtad ciega en Hitler, Goebbels haciendo hincapié en la propaganda como herramienta para conseguir y mantener el corazón del pueblo, Darré elogiando al campesino como motor primero de la sociedad alemana, Streicher defendiendo la necesidad de preservar la pureza de sangre etc. Sin duda este documental ofrece una accesible oportunidad de ver un discurso real de Hitler. Lejos de interpretaciones Hollywoodienses cada espectador puede comprobar por sí mismo la calidad oratoria del Führer alemán. Otro tema que aparece en el documental y que resultará común en las siguientes producciones alemanas es la demostración de fuerza militar. En este caso, la muestra se reduce a sólo unas pocas unidades del Reichswehr (recordemos que la Wehrmacht no existirá como tal hasta 1935) y desfiles de las unidades de la Leibstandarte Adolph Hitler. Por último también cabe señalar la relación del Estado y la iglesia. Lejos de versiones afirmadas como el paganismo o anticristianismo del NacionalSocialismo Hitler reconoce una conexión entre los líderes del NSDAP y Dios, hablando sin tapujos de un “mandato divino”. Tampoco parece casual la continua aparición de catedrales, iglesias, campanarios, clérigos etc. que aparecen entre, o adornados con símbolos del Partido. En resumen, una película clave para iniciarse en la comprensión del gran movimiento social que supuso el NacionalSocialismo en Alemania.

 

Película completa: http://www.youtube.com/watch?v=GcFuHGHfYwE