Un método peligroso

Año: 
2011
Género: 
Drama
Época: 
Contemporánea
Duración: 
93 min.
Nacionalidad: 
Canadiense
Director: 
David Cronenberg
Reparto: 
Michael Fassbender
Reparto: 
Viggo Mortensen
Reparto: 
Keira Knightley

‘Un método peligroso’ (‘A Dangeorus Method’), un drama histórico que fue presentado en la 68ª edición del festival de Venecia, a principios de septiembre. La película, una coproducción de Reino Unido, Alemania y Canadá que ha necesitado el apoyo de hasta 14 entidades diferentes para reunir un ajustado presupuesto de 15 millones de euros, traslada a la gran pantalla una obra teatral de Christopher Hampton, ‘The Talking Cure’ (“La cura del habla”), basada a su vez en la novela ‘A Most Dangerous Method’ (“El método más peligroso”) escrita por John Kerr. Hampton se encargó también del guion de la película, que en un principio iba a estar protagonizada por Christian Bale y Christoph Waltz; otros rodajes lo impidieron (Cronenberg ha revelado que el dinero fue una cuestión fundamental para el segundo) y finalmente sus papeles acabaron en manos de Michael Fassbender y Viggo Mortensen. Keira Knightley completa el trío protagonista.

“Estructuralmente, la película es un ménage à trois“, ha dicho Cronenberg, que a sus 68 años sigue sorprendiendo por su lucidez artística. ‘Un método peligroso’ trata, efectivamente, sobre las conflictivas y apasionantes relaciones que se establecen entre Sabina Spielrein, Carl Jung y Sigmund Freud, aunque claro, solo los dos primeros llegarán a mantener contacto sexual. La película arranca a principios del siglo pasado presentando a Sabina (Knightley), una joven rusa internada contra su voluntad en un hospital psiquiátrico, donde se convierte en paciente de Jung (Fassbender). Gracias a la aplicación del psicoanálisis, Jung consigue ayudar a Sabina, creándose durante el proceso un poderoso vínculo que el joven psiquiatra, casado y padre de una hija, intentará mantener en un nivel profesional y amistoso; lo consigue durante un tiempo. Jung comunica sus progresos al admirado Freud (Mortensen), con el que también llega a iniciar una intensa relación, como de padre e hijo. Más adelante, Sabina, interesada igualmente en el estudio de las enfermedades mentales, se acercará también a Freud, con el que compartirá ideas y reflexiones pese a la oposición inicial de un celoso Jung. Puede entenderse por tanto esta historia como un peculiar ménage à trois psicológico, donde lo principal es el intercambio de conocimientos, experiencias y ejercicios mentales, sin poder evitar durante el proceso la creación de vínculos sentimentales o emocionales, subrayando las imperfecciones de estos brillantes pensadores.

Una poderosa historia de descubrimiento sexual e intelectual basada en acontecimientos reales a partir de la turbulenta relación entre el joven psiquiatra Carl Jung (Michael Fassbender), su mentor Sigmund Freud (Viggo Mortensen) y Sabina Spielrein (Keira Knightley). A este trío se añade Otto Gross (Vincent Cassel), un paciente libertino decidido a traspasar todos los límites

Eli_Silmarwen
Imagen de Eli_Silmarwen
Desconectado
Admin ForoModeradorResponsable MHM
Desde: 15 Ago 2009

La película es correcta aunque el ritmo a veces se vuelve pesado, sobre todo para los legos en la materia a quienes seguramente les cueste más entender la historia. Destaca la actuación de Keira y personalmente me sorprendió llegándome a decepcionar el papel más bien secundario de Viggo Mortensen en la piel de Freud así como la manera en la que se plantea la relación de éste y Yung.

Oznerol
Imagen de Oznerol
Desconectado
Guardia Pretoriano
Desde: 17 Ago 2009

Sin duda una muy buena película, sumamente entretenida, básicamente se te hace muy corta (Máxime si pensamos que ultimamente las películas no bajan de las dos horas de duración). Los actores son sublimes, todos hacen gala de virtuosidad interpretativa, Knightley hace magníficamente su papel de masoquista en busca de humillación, Fassbender está completamente metido en el papel de Jung y Mortensen es sencillamente brillante. La película es también un magnífico retrato de la sociedad anterior a la Primera Guerra Mundial y en especial del ambiente idílico y floreciente en el cual vivía la burguesía del extinto Imperio Austro-Húngaro y su órbita de influencia, me recuerda en ocasiones a la obra capital de la literatura alemana; La Montaña Mágica de Thomas Mann. Es también una gran representación de los inicios de la Psicología y el psicoanálisis que tantos escollos y problemas hubieron de superar hasta que fueron reconocidos por el mundo científico y el público general.

La recomiendo a todo el mundo, sin duda.