Religiones de Mesopotamia

7.6
Su voto: Ninguno Promedio: 7.6 (5 votos)

Una presentación de los elementos fundamentales de las religiones mesopotámicas, en relación a las condiciones geopolíticas en las que se desenvolvieron.

1.- AMBITO GEOGRÁFICO.

Mesopotamia, que significa País entre ríos, es el territorio entre el Tigris y el Eúfrates, aunque en este estudio podemos incluir una parte del llamado Fértil creciente, que es una media luna con uno de sus cuernos en el fondo del golfo pérsico y el otro en Egipto, aquí excluido, encerrando el desierto de Arabia por el sur y limitando al norte por Anatolia y el Cáucaso con el monte Ararat,y al este con los montes Zagros y la meseta iraní.

Se trata de una tierra profusamente regada, incluso con periódicas inundaciones como Egipto con el Nilo, que favoreció la aparición de una civilización agraria, sobre todo en la zona pantanosa del sur, con los primeros asentamientos humanos, todavía neolíticos, en forma de poblados de cabañas hechas de barro y cañas, muy abundantes. Las Cuatro Partes del Mundo como la llamaban sus habitantes fueron luego Sumer, Akad o Caldea, Elam y Asiria, y vistas desde hoy, el Imperio Babilónico.

Las excavaciones arqueológicas iniciadas en el siglo XVlll han puesto al descubierto ciudades históricas como Babilonia, Susa, Nínive, Biblos, Jericó, la más antigua, y otras menos concidas a priori pero con importantes aportaciones culturales como Ur, Mari, Uruk, Eridu y últimamente, Nuzi.

En las primeras han aparecido, junto a típicos restos de cerámica, sobre todo arcilla, vasos, figuritas ,etc, magníficas piezas de piedras, caliza, basalto, diorita... con representaciones de dioses, animales fabulosos, reyes en oración y el fantástico Código de Hammurabi; pero en esas pequeñas ciudades ,sin tanta espectacularidad, se han encontrado miles de tabletas de barro escritas en caracteres cuneiformes con toda clase de datos de la vida corriente ,literatura piadosa y profana, leyendas, oraciones y hasta una lista de reyes por ahora míticos, constituyendo todos ellos la expresión más antigua en la Humanidad de la palabra escrita, con influencia en los pueblos vecinos.

También se han excavado los cementerios de las ciudades, advirtiéndose la variación de las tumbas a lo largo de los años en función de los objetos en contrados, desde envoltorios de arpillera para el cadáver, sencillos platos y vasos de barro, figuritas de hueso y concha, etc. hasta ataúdes de madera llenos de joyas y ajuares para la otra vida, magníficamente trabajados.

No hablamos de obras maestras de escultura y orfebrería en oro y bronce muestras de la cultura ya alcanzada, aunque haremos referencia a los escritos, sobre todo leyendas sobre los mitos primitivos Gilgamesh, Utnapishtim, que construyó un arca y sobrevivió al diluvio, como Noé, etc.

Limítrofe de Sumer, al otro lado de la desembocadura del Tigris, se encuentran Elam y los elamitas, con su capital Susa, que aunque no formaron parte política con ellos tuvieron una religión y una cultura similares pero sobre todo ha supuesto un inmenso depósito de escritos, por ejemplo el citado Código de Hammurabi, procedentes de saqueos y expolios.

 

2º.-LOS HOMBRES Y LAS NACIONES.

En aquellos asentamientos neolíticos, 5.000 a 3.000 años A.C. se encuentran, en el comienzo de su historia, unos hombres autóctonos que, por el momento, no se han podido encuadrar con los clásicos arios ni semitas, pero que ya tenían una cierta organización ciudadana, unos principios de derecho y un sistema de escritura para transmitir sus historias y las reglas de un culto complicado, en templos con forma de pirámide truncada. Ellos mismos llaman a este país SUMER, en una lengua “aglutinante” como las del grupo finougrio,el mongol, el turco, el georgiano en el Cáucaso y el euskera. De ahí que se haya supuesto que en el Paraíso Terrenal se hablaba el euskera.

Sobre esta capa de población ya existente llegaron por el sur y sobre todo por el norte, sucesivas invasiones más o menos pacíficas, de tribus semitas, nómadas, que respetaron toda la cultura sumeria asimilando sus leyes y su escritura, conservan al principio el bilingüismo, aunque luego desaparece, y le dan más sentido de nación, con reyes, ejército, etc. La escritura sigue siendo sobre barro, pero ya aparecen figuras de reyes o sacerdotes en piedra y basalto con ofrendas, escritas en el antiguo idioma sumerio como lengua ritual, (latín) aunque imponen su idioma para la vida corriente, con el templo, el “zigurat”, como auténtico centro no sólo religioso, sino incluso social y cultural.

Definitivamente, la gran invasión semita es la de Sargón, rey de Kish, que funda la ciudad de Akkad, conquista todo el norte de Mesopotamia, llegando hasta el Mediterráneo buscando los cedros del Líbano, y crea el Imperio Acadio con todos los reyes y sacerdotes locales bajo su soberanía. Con esto llegamos al año 2.300 A.C.,y el rey es Sargón de Akkad, pero el reino es el de BABILONIA, ya para siempre, y en cambio, sus habitantes los acadios o caldeos.

Posteriores invasiones de pueblos vecinos, amorreos, hurritas, hititas, cassitas, elamitas, guteos, asirios, acabaron políticamente con este Imperio pero conservaron sus creencias, dando forma a las leyes que ya existían referentes a la vida matrimonial, al comercio, la sanidad ,etc. con códigos positivos como el de Hammurabi y construyendo los zigurat, aunque también de barro cocido, más grandes y organizados que los antiguos templos, en forma de pirámide escalonada que pasaron a la historia como la Torre de Babel.

Hasta el año 538 A.C. estas gentes alternaron su historia avasallando a sus vecinos cuando eran más fuertes y sometidos por otro nuevo vecino en sus momentos de debilidad. Aquel año Ciro rey de Persia, conquistó la Babilonia de Nabucodonosor, acabando con un mundo agotado físicamente pero todavía fecundo espiritualmente como veremos.


3º.- SUS CREENCIAS.

En el apéndice figuran una larga lista de nombres de los distintos dioses, aunque puede haber más, que a lo largo de casi 3.000 años adoraron los babilonios. Algunos vienen a ser la misma divinidad con distinto nombre, pero podemos hacer más o menos el siguiente resumen.

La triada más antigua descubierta está formada por Anu, dios del firmamento y de los cielos, Enlil, dios de las tormentas y las inundaciones aunque a veces protegía la tierra, y Enki o Ea, dios de las aguas que habitaba en la sima sobre la que descansa el mundo. Estos son los dioses supremos entre las distintas formas religiosa que tenemos de estas gente y son las clásicas divinidades cósmicas, el sol, la luna, las aguas, el firmamento, etc. Ea que es el espíritu del abismo coincide con su dios consorte Dakina que es la tierra. Junto a ellos aparece siempre una diosa madre o diosa de la fertilidad y, al parecer, las diosas eran más poderosas que los dioses, aunque no está muy claro el sexo de aquellos dioses.

En la siguiente etapa se empieza a formar una teogonía en la cual el dios masculino Apsú, que es el espíritu o la energía, se une a la materia inerte Tiamat, y tiene tres hijos, Anu el celeste, Ea el agua fecunda y Enlil, el amo de la tierra que se ocupa de premiar y castigar a los seres humanos. Según los textos sumerios, “Cuando el dios Apsú hubo creado el cielo y la tierra, salieron los ríos, se formaron los pantanos y los gusanos, empezando la vida en el mundo”.¿Darwin primitivo?. En algunas ciudades Enlil ,sumerio, llega a ser el dios supremo creador del universo, y finalmente será sustituido por Marduk, acadio y luego babilonio.

Lo que sí parece habitual es que cuando un pueblo vencía a otro, su dios se hacía más importante, pero en la práctica era el mismo dios con pequeñas variantes en el nombre o en los ritos.

Estas divinidades, como decíamos, cambian de nombre según las diferentes ciudades donde se han encontrado, pero en esencia, las más famosa son las mismas que al transformarse Akad en BABILONIA, aparecen ahora como Marduc o Marodac, el dios supremo del sol, e Ishtar, la estrella del alba, que unas veces era la diosa del amor y otras la de la guerra. Marduk se transfirió a Fenicia como Baal, e Ishtar como Astarté, que es como se les llama en la Biblia.

Es en la mitología babilónica donde aparecen por primera vez los ángeles y los demonios, como ayudantes de los dioses buenos o de los malos, incluso con alas, el Paraíso de los dioses y el Infierno o Abismo de los muertos, de donde no pueden salir.

El culto recogía dos actividades muy específicas de esta cultura como son los augurios y la prostitución sagrada. Los augurios surgían de la inspección de las entrañas de animales sacrificados al dios, por los sacerdotes llamados “mashmashu”, para conocer el futuro y de alguna forma vinieron a ser la base de la medicina babilónica; o del estudio del movimiento de los astros, por otra clase de sacerdote más antigua que se conocía por “baru” o vidente, que luego derivó en la astrología y la astronomía de los famosos magos de Oriente que estudiaron las estrellas, la luna y los planetas. Ya se preocupaban por la vida después de la muerte.

En cuanto a la prostitución sagrada, se consideraba como una obligación moral de todas las mujeres que al menos una vez en la vida debían estar en el templo a disposición de cualquier fiel que lo solicitase. Esta costumbre se conservaba en tiempos de los profetas de Israel y lo usaban mucho como insulto a Babilonia.

Los sacerdotes y las sacerdotisas ofrecían sacrificios de animales, toros, corderos, gallos, etc, y se les sacaba el hígado como muestran sus reproducciones en barro o piedra que se han hallado. No se encuentran textos con sacrificios humanos, pero sí restos en las tumbas reales de Ur y algo habría cuando Abraham no se extraña de que Dios le pide que mate a Isaac; debían ser más habituales en la zona de Canaan y Fenicia, que lo llevaron a Cartago con la forma de Moloch. En cualquier caso los sacrificios rituales de animales ya eran para contentar o apaciguar a los dioses, o para redimirse de los pecados, en un anticipo claro de los sacrificios de Israel.

La religión tenía su importancia política y casi se podía hablar de religión del estado, con una relación de amor-odio, colaboración y enfrentamiento, entre el poder de los sacerdotes y el poder real. De hecho, el dios, Shamash, es quien da las leyes al rey, Hammurabi, para que las acate el pueblo, que de no hacerlo tendrá terribles castigos; en cambio los reyes no tendrán ningún reparo en hacerse con las riquezas que los templos adquieren por las donaciones de sus fieles como diezmos y primicias y de sus propias tierras, a veces más extensas que las del rey. En principio el rey era el primer colono del dios, y el sumo sacerdote su administrador.

El clero constituía en sí mismo toda una clase social, con distintas funciones y categorías y con un aprendizaje largo y duro que incluía, no sólo la administración y los rituales como hemos visto, sino también la escritura y la lectura, así como la música que se tocaba en las ceremonias interiores y exteriores del templo.
 

En cuanto a los ritos, hay escritos con instrucciones hasta para tocar el tambor sagrado, o “lilissu”, durante los eclipse, pasando por toda una serie de oraciones, himnos y cánticos para las distintas festi-vidades, siendo las más importantes las del Año Nuevo que duraban once días, aunque el Año Nuevo unos lo celebraban al comienzo de la prima-vera y otros del otoño.

Por último, el problema de la muerte y la búsqueda de la inmortalidad está fe-nomenalmente tratado en el poema de Gilgamesh, con la muerte de su amigo Enkidu, y será uno de los más habituales temas a consultar en los oráculos y augu-rios como veíamos antes, pero no llega-ron a resolver nada porque incluso algu-nos dioses mueren de una u otra forma, como Tammuz que simbolizaba los ciclos de la naturaleza (como Adonis y Osiris); a lo más que llegan en alguna sub-cultura, es a divinizar a los reyes después de muertos.

Toda esta información se sigue sacando de los descubrimientos arqueológicos, que a pesar de los miles de piezas catalogadas, todavía siguen dando sorpresas en el mercado negro, sobre todo después de la guerra de Irak.

 

4º- PROYECCIÓN Y EFECTOS.

La religión o las religiones mesopotámicas son para nosotros fundamentales por cuanto suponen las primeras y hasta no hace muchos años las únicas respuestas consideradas válidas, al origen del hombre y del mal en la tierra.

En efecto, el Génesis, en sus primeros capítulos sitúa el Paraíso terrenal precisamente entre estos ríos; Yahve crea a Adán de una figura de barro al igual que los dioses primitivos crean a Enkidu para que mate a Gilgamesh; la tentación de la serpiente con el árbol sagrado se recoge en unos sellos grabados en cilindros; las listas de reyes sumerios se parecen a los primeros patriarcas que vivieron también cientos de años “ antes del diluvio”, del cual ya hemos comentado se salvó Utnapishtin y ya hemos recordado a la Torre de Babel que es precisamente un zigurat. Hasta la aparición de Abraham, el Génesis podía ser otra versión parcial más de la epopeya de Gilgamesh, que aunque está recogida prácticamente entera, es una colección de relatos mitológicos encontrados en distintas ciudades, y donde intervienen activamente las divinidades de esas regiones, según la aventura que recojan del héroe.

También existen fuertes analogías, incluso con cierto acento religioso, en los nombres bíblicos, como Isra el o Isma el, cuya terminación “-el” alude al Dios de los patriarcas, Ab imelec, Ab iezer, Ab iram, El iab, que son muy antiguos y luego apenas aparecen.

La influencia de Babilonia, Canaan, Fenicia, Asiria etc en la Biblia es permanente. El problema se plantea en saber si como consecuencia de la emigración de Abrahan, desde Ur a Tierra de Canaan, sus descendientes conservaron las tradiciones sumerias, o bien, tal como vienen defendiendo hoy día algunos autores, al escribir los libros durante la Cautividad de Nabucodonosor precisamente en Babilonia, los escribas judíos las recogieron del entorno cultural en que vivían en aquel momento.

En cualquier caso, la historia bíblica de la creación, el pecado original, la promesa del paraíso, la muerte, el diluvio universal y hasta la maldición de las lenguas de Babel todavía vigentes hasta hoy tienen su origen en Mesopotamia, transmitidas por la gran biblioteca que recopiló Asurbanipal de Asiria.

 

Autor: Reikio



APÉNDICE: DIOSES BABILONIOS

AD
Significa literalmente "El padre" Dios.

ADA
Es el Dios Único, respetado bajo la apariencia del sol.

ADAD O ISHKUR
Dios de doble aspecto: El terrible rige los vendavales, truenos, arayos y tormentas, él fue el generador del diluvio que eliminó a los hombres por orden de Bel. El benéfico rige las aguas fecundantes, las lluvias y el rocío. Se trata de una deidad muy popular en toda la región de Oriente Medio, conocida por los Canaanitas como Hadad, Buriash para los Cassitas y Teshup para los Hurritas. Normalmente se le consideraba hijo de An, aunque también se le hacía hijo de Enlil según otras tradiciones. La diosa madre Shala, quizás también de procedencia Hurrita, era su esposa. Algunos de sus poderes fueron asimilados por los dioses supremos sumerios: An y Enlil. Se solía representar mediante una figura humana en pie sobre un toro (a veces un león u otro animal mitológico o mezcla de ambos), portando en ocasiones rayos, hachas o una horquilla ondulada, símbolo del rayo. En época Cassita su símbolo era dicha horquilla. La constelación Guanna, "el Toro Celeste", Tauro, estaba dedicada a él.

ADAR
También llamado Samdam, el "Potente", "el Poderoso", regía sobre las tempestades y presidía el planeta Saturno.

ALATU
Diosa funeraria que gobernaba la región de los muertos. Se representaba sentada en un trono de nubes negras, encargada de recibir a los difuntos que llegaban desnudos.

ANAK
Nombre de un gigante fabuloso a quien los Hebreos llamaron Anakim.

ANATU O ANTÚ
Esposa de Anu, también se la conocía como Antú.

ANSHAR
Principio másculino que representaba al mundo celeste, engendrado por Lahmu y Lahamu, Padre de Baal.

ANU
También llamado An o Anum, era el dios indiscutible del cielo, de hecho, "an" significa cielo en sumerio. En ocasiones se le describe como padre de Ishtar. Junto con Enki y Enlil forma la llamada "Tríada Sumeria" de dioses principales. En un principio (antes de 2500 a.C.) era el dios principal, para luego ser sustituido por Enlil en este papel y luego por los distintos dioses regionales (Marduk, Ashur, etc.). Su atributo era la la corona de siete pares de cuernos, emblema de todo poder. Disponía de un ejercito (las estrellas) para destruir las fuerzas malignas que lo amenazasen. No dejaba sus dominios celestes y solo en muy rara ocasión se ocupaba de los asuntos humanos. Su esposa era Antum (o Antú) y su ciudad de culto era Uruk. Tenía asociado el número 60, cifra sagrada para los sumerios.

ANUNIT
Era la denominación de Ishtar, bajo su aspecto guerrero.

ANUNITU
Diosa de los nacimientos y la fertilidad. Se trata de una diosa babilónica cuyo culto se centraba originariamente en Acad (Ágade) y que luego sería asimilada por Ishtar. Estaba representada en el firmamento por la constelación que lleva su nombre, equivalente a parte de nuestra constelación de Piscis.

AOLA
Deidad primitiva que, junto con Apsú y Bel, constituirán la trinidad dimanada de Asur, representando Apsú al caos primordial; Bel al organizador del mundo; y Aola a la inteligencia divina.

APSÚ
El principio masculino, originariamente el abismo de las aguas y luego, definidamente el agua dulce que, en unión con Tiamat (el agua salada) Dieron nacimiento a dioses, hombres y animales

ASSUR O AZUR

Dios nacional de los Asirios, o más bien la representación ideal de la propia ciudad, fue proclamado dios principal de Mesopotamia en los periodos que esta región quedó bajo el control asirio, dimanador de la Trinidad Materia, Verbo y Providencia. Al igual que Marduk, Ashur asumió las competencias y características de Enlil y An. En principio fue identificado con Anshar y modificado radicalmente su papel en la cosmogonía, haciéndole rey de todos los dioses, origen de si mismo, padre de los demás inmortales, creador del cielo de Anu y de los infiernos, autor de la totalidad de los hombres y otra serie de logros. Era la divinidad bélica por excelencia (aunque su nombre significa "Benévolo") y se le representaba como un disco alado sosteniendo unas flechas, montado en un toro o flotando en los aires. Su nombre primitivo era Ilú, y la trinidad de él emanada era: Apsú, Bel y Aola. También era divinidad de la fertilidad, representándosele entonces, rodeado de ramos, y con el atributo de la cabra. Su esposa era Ishtar.

BABA
Diosa de la juventud, a la que se rendía culto en Damasco.

BAU
Diosa sumeria con cabeza de perro, hija del Dios Anú. Junto con los dioses Dunsaga y Gatumdug, propiciaba la vida a cada ser humano.(ver Nin-Hursag).

BELADARSAMDAN
Asimilado con Samdan, era el Hércules de los Asirios.

BEL
Significa “señor” por lo que a veces se le confunde con Enlil, pero hay tabletas con los rituales para ofrecerle sacrificios.

BELIT-Ill
"La dama de los Dioses" Divinidad también denominada; "La Diosa de los Nacimientos", quien velaba por la llegada de los niños al mundo.

DAMKINA O DAMGALNUNA
Diosa madre que suele aparecer como esposa de Enki en algunas tradiciones. En Babilonia, Ea (Enki) y Damkina eran los padres de Marduk. Eran comunes las ofrendas de pescado en las ciudades sumerias donde se le rendía culto, principalmente en Lagash y Umma. Estaba representada en el firmamento por la constelación de Margiddana, "el Carro Celeste", nuestra Osa Menor.

DUMMUZI
Nombre dado a Tammuz de los asirios-babilónicos, Adonis en el mundo Greco-Asirio y hasta en Egipto donde se fundió con Osiris. Era el dios más importante de la vegetación, era el señor de los bosques y de la vid cuyo padre era Ninazu señor de la adivinación por el agua. Fue amante de Ishtar, razón por la cual perdió la vida, bajando Ishtar a los infiernos para recuperarle.

DUMSAGA
Junto con los dioses Gatumdug y Baú, propinaba la vida a cada ser humano. Era un dios protector.

EA
Es el dios de la sabiduría, las artes, señor del agua, la fertilidad y el "Abzu", región de aguas subterráneas que según los sumerios se encontraban debajo de la tierra firme y eran el origen de todas las cosas. Se le consideraba residente en la ciudad de Eridú, ubicada en el extremo meridional de Sumer, sobre el golfo Pérsico. Junto con Anu y Enlil formaba la "Tríada Sumeria " de dioses principales. Aunque este concepto no estaba generalizado, creíasele creador del hombre a quien modeló con arcilla. La vasta inteligencia, dios engendrado por Anshar y Kishar. Él instruyó al hombre en las artes y los oficios. A Ea ("casa de agua"), se le atribuía también el dominio del agua dulce bajo la tierra y, al dominar el agua dulce, era el dios del elemento líquido, su influencia se manifestaba sobre el Apsu. En Sumer se le adoraba con el nombre de Enki. Tradicionalmente considerado como protector de la humanidad, es él quien avisa a Atrahasis (el Utnapishtim sumerio que dio origen al mito del Noé bíblico) para que construya un barco y salve a su familia y a todos animales de la Tierra del inminente diluvio de Enlil. Su sede terrestre era la ciudad sagrada de Eridú. Se representaba como un ibis con una cola de pez, o como ser humano de cuyas espaldas brotaban ondas de agua; o bien aparecía con una jarra en las manos, que era el símbolo de agua fecundante. La compañera de Ea recibió los nombres de Ninki, Damkina y Damgalnuna y su centro de culto era Eridu, en el templo de Eabzu. Astronómicamente estaba asociado con las constelaciones de Acuario y Capricornio, así como con el "Sendero de Ea", región del cielo al sur del ecuador celeste, posteriormente identificada con el Trópico de Capricornio.

ELAGABALA
Dios-Sol, adorado bajo la apariencia de una imponente piedra cónica. Heliogábalo, ex sacerdote de este dios, lo introdujo en Roma, consagrándole un templo, aunque dicho culto fue luego abolido.

EN-KI O ENKI
En-Ki era el señor de la sabiduría y el conocimiento en Sumer. El destino de las personas era anotado en una Tabla por él.

ENLIL
Dios supremo del panteón sumerio-acadio, es el creador de la humanidad. Era hijo de Anu y dios del viento y la tormenta aunque más tarde perdió el carácter de "señor de los vientos" para ser sustituido por Adad representado de pie sobre un toro teniendo en la mano a los rayos, pues era el dios del relámpago. El es quien ordena un diluvio para acabar con la humanidad y Adad fue su ejecutor. Pero, al igual que la lluvia, no siempre tenia un carácter negativo y podía traer vientos favorables y abundancia, como Adad su símbolo era el rayo en zigzag y su animal el toro, que bramaba como el trueno. Sustituyó a Anu (su padre), dios del cielo, como deidad suprema, al ser un dios más "cercano" para la gente. Como Enlil reemplazó a su padre y se convirtió en rey de los dioses, perteneciéndole las tabletas Me de los destinos. Su esposa era Muliltu o Mylitta (Ninlil). Como sabemos fue sustituido por Marduk como rey de los dioses con el ascenso del dominio cassita. Astronómicamente era asociado con el "Camino de Enlil", región del cielo al norte del ecuador celeste, a veces coincidente con el Trópico de Cáncer. También se le relacionó con las Pléyades (Mul-mul, en sumerio) y con el planeta Júpiter. En la tradición acadia era conocido como Ellil. A partir de la época Cassita era representado mediante la corona con siete pares de cuernos sobre un altar o por siete estrellas (las Pléyades). Su número era el 50. La tradición babilónica lo unía a la diosa Ninlil. Muchos grandes dioses son hijos suyos: Adad, Nergal, Ninurta, Pabilsag o Zababa. Tradicionalmente, el centro de su culto era Nippur, donde estaba el E-kur (en sumerio, "la casa de la montaña"), el principal templo a él dedicado.

ENMESHARRA
Dios menor del Inframundo. Según una tradición, él y su esposa, Ninmesharra, eran parte de una serie de dioses antepasados de Enlil. Un tipo de paloma, el suššuru, aparecía asociada a este dios. Suele aparecer como el padre de siete dioses menores. La constelación de Shugi "el antepasado" (Perseo), está dedicada a él.

ERESHKIGA
Diosa sumeria, llamada la "Señora de la Gran Tierra", era la diosa del infierno y de las tinieblas. Se la consideraba como hermana de Ishtar. Ella había engendrado a Namtar, su visir, ministro y mensajero, que a su vez era hijo de Enlil y cuyo nombre significa "destino" (un personaje similar al fatum latino y la moira griega). Toma como esposo a Nergal.

GATUMDUG
Junto con los dioses Dumsaga y Bau, propinaba la vida a cada ser humano. Era una diosa protectora.

GESHTIN
Diosa del vino. Similar a Dionisio de los Griegos.

GIBIL
Dios de carácter ígneo, llamado el hijo de Anú.

GULA
Diosa de la medicina. Era una divinidad que podía voluntariamente inflingir tanto enfermedad como salud. Gozaba de gran popularidad y contaba con muchos centros de culto, aunque el principal era el E-galmah de la ciudad sumeria de Isin. A veces se la consideraba esposa de Pabilsag o Ninurta. Madre de los dioses relacionados con la medicina Damu y Ninazu, su nombre significa "la Grande" y era conocida como "La Gran Doctora", su emblema era un perro.

ISHARA
Diosa del amor semita, fue asimilada posteriormente por Ishtar. Išhara también aparece como diosa guerrera en otras tradiciones. A veces aparece como esposa del dios Dagan, dios semita agricultor inventor del arado. Su culto tuvo una gran importancia en la región de Anatolia y entre los hurritas. En un principio, parece que era representada por serpientes, pero a partir de la época Cassita su símbolo sería el escorpión. Precisamente, figuraba en el firmamento gracias a la constelación Girtab ("el escorpión"), de donde procede nuestro Escorpio.

ISHTAR O INANA
Es la divinidad femenina de mayor importancia de todo el panteón tanto sumerio como semita. Es también conocida en otros lugares como Anat, Astarté o Teshub. Hija de Sin o de Anu, pero otras versiones la hacen hija de Enlil o Enki. Su hermana es la diosa del Inframundo, Ereshkigal. Su nombre sumerio es Inanna o Irnini. Es la diosa del amor, de la atracción sexual, la belleza, la fertilidad y de la guerra; los dos primeros atributos se resaltaban cuando se la mostraba como hija de Anu y el tercero lo recibía más a menudo como hija de Sin. Se la ha situado como esposa de Ashur al que acompañaba en las campañas militares. Se la representaba mediante una estrella de 8 o 16 puntas, una flor, un león (su animal sagrado) o una mujer, a veces desnuda y llevando un arco en la mano. Sus amantes eran múltiples y era implacable con ellos. Como diosa guerrera se la adoraba en Nínive, sin embargo en Erech era adorada como diosa del amor y de la voluptuosidad, apareciéndose con un cortejo de "cortesanas, muchachas de placer y prostitutas", también se le rendía culto en Uruk, Agade, Kish y Arbail. Astronómicamente se la identificaba con el planeta Venus, relación que fue traspasada a la mitología grecolatina. Sin un lugar de culto central, destacaba el E-ana ("Casa del Cielo") de Uruk. Su número era el 15, .Diosa que controlaba la mortalidad, su atributo era una serpiente.

LATARAK
La personalidad de este dios aparece entremezclada con la de Lulal. Solía ser un dios protector de las entradas, para lo cual se colocaban figurillas en templos y hogares. Aparecía representado mediante una figura humana vestida con una piel de león sosteniendo un látigo, o bien como un león. La constelación de Urgula, "el León" (Leo) está dedicada a este dios.

LEON ALADO
Así aparecía uno de los dioses astrales, figurativo de los cuatro ángulos del mundo denominados: Marduk (animal alado); Nebo (hombre); Nergal (león alado) y Ninurta (Águila).

LUGALGIRRA Y MESLAMTEA
Considerados dioses del Inframundo, del cual aparentemente guardaban sus entradas. Era habitual colocar estatuillas o representaciones de estos dioses en las entradas de templos y palacios. Su centro de culto principal era la ciudad de Kisiga, Babilonia. Muchos de los atributos de Lugalgirra sería asimilados por Nergal. También son conocidos como Lugal-irra y Meslamta-ea. Estaban representados en el firmamento por la constelación de Mashtabbagalgal, "los Grandes Gemelos", nuestro Géminis.

MAMI
Diosa primitiva protectora de los partos y creadora de la nueva raza humana, tras el diluvio dispuesto por Bel.

MAMMITU
Diosa quien determinaba el destino de los niños al nacer.

MAMMON
Ídolo protector de las riquezas y minas en general.

MARDUK
"El Gran Señor", hijo mayor de Ea y de Damkina y que fuera engendrado en el Apsu, esposo de Sarpanitu (Zarpanit), quien regía el crecimiento de los vegetales y el poder fecundante de las aguas al igual que Enki, y su hijo era el dios Nabu. Es el poseedor de las Tabletas del Destino y el que determina el destino de los hombres. Es el organizador del universo, constructor de la morada de los dioses, Maestro de la Vida, el gran curandero y el que acabó sustituyendo a Ea en todo lo relativo a encantamientos mágicos. Era el dios supremo de los Babilonios, en el Esagila, desde que se tiene noticia, teniendo como animal sagrado al fabuloso dragón Sirrusch vencedor de la diosa Tiamat. Su templo, el Esagila, era un zigurat que sirvió de base para la leyenda bíblica de la Torre de Babel en tiempos neobabilónicos (siglos VII-VI a.C.). También era conocido bajo el epíteto de Bel-Marduk o simplemente, Bel ("señor"). Tomó como prerrogativa cincuenta atributos y pasó a descollar entre todos los demás dioses (al menos a partir de la ascensión del pueblo Cassita). Su figura aparece blandiendo un Marru (la azada) y domando un dragón-serpiente, que eran criaturas muy populares en Babilonia. Astronómicamente se le asociaba con el planeta Júpiter, al haber asumido las competencias de Enlil. Esta relación entre Júpiter y el dios principal del panteón sería traspasada a los griegos.

NABUI
Hijo del dios Bel, quien recibía las decisiones de éste sobre la suerte anual de cada mortal, dándola a conocer como portavoz a todos los dioses que asistían a esa ceremonia celestial. Regía las actividades intelectuales y literarias, y su templo se hayaba en Borsipa, cerca de Babilonia. Con su esposa, Tashmetun inventaron la escritura.

NABU
Dios de la escritura, el conocimiento y patrón de los escribas en época Babilónica. Originalmente era un dios local de Borsippa, ciudad vecina de Babilonia. Posteriormente fue presentado como ministro de Marduk y, a partir de la época Cassita, como su hijo. A la larga desplazará a su padre en importancia, en especial durante el periodo neobabilónico. Asumió un papel preponderante en el panteón mesopotámico, adquiriendo algunas características de Ninurta. Se le representaba mediante un cáñamo o estilo para escribir sobre un altar o mediante una figura humana sobre un dragón-serpiente sosteniendo un estilo. Aparece en la Biblia como Nabo, y en época helenística sería igualado al dios Apolo. Su centro de culto era el templo de Ezida en Borsippa. Astronómicamente solía ser asociado con Mercurio.

NAMTARU
Nombre del demonio de las plagas y enfermedades.

NANSHE
Diosa interpretadora de los sueños, hermana de Misaba.

NERGAL
Dios del Inframundo y de las plagas. Conocido como el señor (o la potencia) de la Gran Morada. Hijo de Enlil. Como Nergal, era el dios de los infiernos, la destrucción y de la guerra, más tarde fue identificado con Erra (o Irra), que era originariamente un dios sumerio y a esto se añadió el atributo de dios de la plaga. En principio era un dios celeste, pero tras su matrimonio con Ereshkigal se transformó en rey de los infiernos. Solía ser representado mediante una figura humana, a veces con las piernas envueltas en una especie de mortaja, portando una espada y/o un cetro con dos cabezas de león. Astronómicamente se le suele asociar con Marte. El centro de culto principal era el templo Emeslam, en Kutu, Babilonia.

NINGIRSU O NIGIRSU
Dios supremo de la ciudad-estado sumeria de Lagash, donde residía su templo, el E-ninnu. Se trata de un dios guerrero y agricultor que posteriormente sería asimilado por Ninurta. En la época Cassita su símbolo era el arado.

NINGISHZIDA
Dios del Inframundo bajo la forma de una serpiente con cuernos (dragón bašmu). Hijo de Ninazu, aparece en el relato sumerio de Gilgamesh, en el cual el héroe se encuentra con Ningishzidda y Dumuzi en el Inframundo. En la época babilónica aparece como guardián de los demonios del Inframundo. En el mito de Adapa aparece con el nombre de Gishzida custodiando la entrada al cielo de Anu. Es asociado a la constelación Mush, "la serpiente" (Hydra).

NIN-HURSAG
Conocida también como Araru o Mammi, Ninhursaga, Ninmah o Nintur era la Gran Madre que representa la fertilidad, diosa sumeria de la Tierra. A veces aparecía con otros nombres como Bau o Guoba (esposas de Ninurta). Era una divinidad muy antigua. En el mito sumerio de Ninhursaga y Enki, éste último tiene una hija con la diosa, hija que luego viola en repetidas ocasiones para concebir nuevos dioses. Se representaba mediante el llamado "símbolo omega", símbolo compartido con otras diosas de la fertilidad y el sexo, como Ishtar. Existe otro mito, en la que incluso se le atribuye la creación del hombre con arcilla mezclada con la sangre de un dios al que Ea había hecho morir (cuando hace esto lo hace con el nombre de Mammi), esta era una creencia extendida en Eridu.

NIN-KARRAK
Diosa que vela por la salud del hombre.

NINLIL
Diosa esposa de Enlil introducida según la tradición babilónica que asignaba una diosa femenina a cada dios del panteón con características idénticas a su pareja. En Asiria aparece como esposa del dios Ashur bajo el nombre de Mullissu. En el cielo está representada por la constelación Margidda, "el Carro", nuestra Osa Mayor.

NINMAH
Diosa de la fertilidad posteriormente asimilada con Ninhursag. En la mitología sumeria es protagonista de la creación de la humanidad, junto con Enki. Estaba representada en el firmamento por la constelación que lleva su nombre, actualmente parte de la constelación de Vela.

NINURTA
Normalmente aparece como hijo de Enlil y Ninhursag. Es un dios Sumerio-Babilonio agrícola, de la lluvia, fertilidad, tormentas, fuentes, canales, vientos del sur y guerrero. Se le representa portando un arco y flechas o un arado. En épocas posteriores asimilaría la personalidad y mitos del dios Ningirsu. Es el protagonista de la famosa historia del "Pájaro Anzu", criatura que roba la tablilla de los destinos a Enlil y que es muerto por Ninurta. En la época neoasiria (siglos IX-VII a.C.), su culto volvió a ser muy popular debido a su carácter guerrero. En ocasiones se le emparejaba con la diosa Gula. En esta época aparecería representado con alas, como muchos otros genios y demonios mesopotámicos. En la época Cassita, aparecía representado por un cetro con cabeza de felino. Astronómicamente aparecía en épocas tempranas asociado con Saturno. Su centro de culto estaba en el E-shumesha, en Nippur (a 100 Km. al sur de Babilonia). Su nombre significa "Señor de la tierra".

NUSKU
Dios del fuego, llamado "El Sublime Mensajero de Bel".

OB
Dios que pronunciaba los oráculos pero en voz tan queda que el consultante debía adivinar muchos aspectos de cada respuesta. A sus sacerdotes se les atribuían dotes de ventrílocuos.

PABILSAG
Dios guerrero originario de las ciudades sumerias de Isin y Nippur. Posteriormente sería asimilado por Ninurta/Ningirsu. Se le solía dibujar con un arco y una flecha. En ocasiones se le emparejaba con la diosa Gula. Estaba representado en el firmamento por la constelación que lleva su nombre, actualmente correspondiente a nuestro Sagitario.

SEMIRAMIS
Reina semi-legendaria diosificada que emprendió vuelo con una bandada de palomas cuando estaba asomada a la ventana de un palacio.

SHALA
Diosa madre de probable origen Hurrita, fue muy importante en Anatolia y Siria, donde aparece como esposa del dios Dagan, agricultor e inventor del arado. En Mesopotamia sería también popular la tradición que la hace esposa de Adad. Como deidad asociada a la fertilidad y a la agricultura, su símbolo era la espiga de cebada. La constelación de Virgo procede precisamente de la constelación mesopotámica Absin, "el surco de la siembra". La estrella principal de esta constelación, todavía hoy retiene su nombre original: Spica, en latín "la espiga".

SHAMASH O UTU

Dios del Sol. Su nombre sumerio era Utu. Era el dios de la justicia, del orden y de la Ley. Es él quien entrega a Hammurabi el primer código de leyes conocido de la humanidad. Junto con Sin e Ishtar, miembro de la "Tríada semita" de dioses con relaciones celestes que se incorporó al panteón mesopotámico desde el Periodo Acadio. Lo veía todo y sus rayos eran la red en la que quedaban presos aquellos que hacían el mal. Cada mañana los hombres-escorpión que habitaban en los montes del este abrían una pesada puerta en el flanco de la montaña por la que salía Shamash para recorrer su camino diario, por la tarde dirigía su carro hacia la montaña del oeste donde otra puerta se abría para que el dios pudiese descender a las profundidades de la tierra, continuando este camino durante la noche para poder salir a la mañana siguiente. También era dios de la adivinación, aspecto muy importante en la vida mesopotámica. Su esposa era Aia (Aya para los semitas) o Sherida y sus hijos Kettu, la Justicia y Mesharú, el Derecho. Se le rendía culto en Sippar y Larsa, y también tenia un templo en Babilonia cuyo nombre significaba "la casa del Juez del Mundo". Su número era el 20. Se le representaba con un disco solar de ocho puntas o mediante una figura masculina de la que emanaban llamas de los hombros. Su símbolo también fue en época posterior la balanza, con el cual aparece representado en la constelación de Libra (Zibanitu).

SIN
Dios Luna, hijo de Enlil y padre de Shamash y de Ishtar (aunque esta también aparecía como hija de Anu) así como de Nusku, dios del fuego. Su nombre sumerio era Nannar o Nanna. También aparece bajo el nombre de Zuen o Nanna-Suen. Gobernaba el paso de los meses, con sus cambios de fase resultaba un dios misterioso y era aquel "cuyo corazón profundísimo ningún dios podía penetrar", al final del mes los demás dioses venían a consultarle y escuchar sus decisiones y consejos. Se le representaba como un anciano de larga barba color lapis-lázuli y cubierto con un turbante, su símbolo era la luna creciente. Junto con Shamash e Ishtar, miembro de la "Tríada semita" de dioses con relaciones celestes que se incorporó al panteón mesopotámico desde el Periodo Acadio. Se le asimilaba con Ningal o Nigal (la gran señora). Se le rendía culto en Harran y especialmente en Ur, en el templo de Egishnugal. Junto con sus hijos Shamash e Ishtar forma una triada astral babilónica. Se le representaba mediante un creciente lunar y su número era el 30 (número aproximado de días en un mes lunar ideal).

TAMMUZ O DUMUZI

Dios de la vegetación, la primavera, la fertilidad, la regeneración y el grano, llamado "Señor del la Madera de la Vida", originalmente un árbol-dios. Se lo relaciona con Ishtar y con el Adonis Fenicio. Dumuzi es el esposo de Inanna, y muere en su viaje al Inframundo. Su centro de culto principal fue en un principio la ciudad sumeria de Uruk. Tammuz es la forma semita de su nombre, con la cual es mencionado en la Biblia. El cuarto mes del calendario babilónico, Du'uzu o Duzu (junio-julio), lleva su nombre. La constelación Luhunga ("el aparcero", "el campesino", equivalente a nuestro Aries) aparentemente representa a este dios en el firmamento.


TIAMAT

El principio femenino, el mar, el agua salada que en unión con Apsú (el principio masculino, el agua dulce) dieron nacimiento a dioses, hombres y animales. Así mismo era la representación de las potencialidades del caos prístino. Monstruo hembra, maléfico en las leyendas babilónicas, a quien el dios Marduk venció en le origen del mundo, encadenándolo en los posos del abismo.

Lucha de Marduk contra Tiamat

URA
Dios generador de enfermedades. Generalmente actuaba bajo las órdenes de Ereshkigal o Erra.

UTNAPISHTIM
Ser legendario que al producirse el diluvio dispuso la construcción de una gran nave de 120 codos de altura en el que se refugiaron su familia, todo su ganado, diversas especies animales, guardando allí todos sus tesoros. La precipitación de las aguas dispuesta por los dioses duró seis días y seis noches, quedando la humanidad reducida al barro. La nave de Utanapishtin se detuvo en la cima del monte Misir y allí el soltó una paloma y luego una golondrina que regresaron a la nave al no poder posarse en tierra. Cuando soltó un cuervo, este no volvió y entonces Utanapishtin el oriundo de Suripak, abandonó el refugio y sacrificó a los dioses en acción de gracias. Es hijo de Ubara-Tutu y su nombre significa "El que siembra vida".

ZABABA
Dios local de la ciudad-estado sumeria de Kish. Era un dios de la guerra que aparecía como esposo de Inanna/Ishtar. Posteriormente sería asimilado por el dios ninurta/Ningirsu. Su templo principal era el E-meteursag, en Kish. Su símbolo era el águila o un cetro con la cabeza de este animal. La constelación de Ti, "el águila", de donde procede la constelación actual del mismo nombre, estaba dedicada a Zababa.
 

BIBLIOGRAFÍA

LA RELIGIÓN DE BABILONIA Y ASIRIA
S.H. Hooke.
Historia de las religiones. Ed. Vergara.Barcelona. 1963

HISTORIA DEL MUNDO
José Pijoan.
Salvat.

LOS IMPERIOS DEL ANTIGUO ORIENTE
Cassin, Bottero y Vercoutter.
Historia Universal siglo XXI. México, España.

SUMMER
André Parrot.
Aguilar.

LA HISTORIA DE ISRAEL
John Bright.
Desclèe de Brouwer.
 

Manolillo_Bilbao
Imagen de Manolillo_Bilbao
Desconectado
Patricio
ExstaffRedactor MHM
Desde: 15 Ago 2009

NOTA: El autor de este trabajo es también el autor de mis días. Se encuentra registrado como Reikio, y espero que se anime a participar de vez en cuando (por ejemplo, sobre dudas que puedan surgir sobre este informe).

Reikio es un "joven" estudiante de 1º de Teología, pero yo creo que ha errado su vocación. O tal vez la ha "herrado", no sé; espero que él nos lo aclare. Mientras tanto, los excelentes trabajos que vaya preparando para diferentes asignaturas (como éste, de Historia de las Religiones) pueden ser excelente combustible para nuestra web.

Por cierto, el apéndice listado de dioses, no es original suyo. Dice que no se acuerda de dónde lo ha calcado, pero comenta que es excelente, lo ha contrastado con varios libros y, salvo por algún retoque, lo considera una herramienta interesante.

Por cierto, os animo a que le critiquéis; así, mejorará.

Filiko
Imagen de Filiko
Desconectado
Centurion
Exstaff
Desde: 15 Ago 2009

Pues poca crítica se le puede hacer a este artículo, la verdad. Quizá que sea un poco corto, ya que uno se queda con ganas de leer más.

Didáctico y a la vez ameno, se lee fácilmente de una tirada.

Este canoso joven promete (je, je)

Enhorabuena Reikio

gutierfa
Imagen de gutierfa
Desconectado
Ciudadano
Desde: 13 Oct 2009

La imagen que acompaña la descripción de la diosa Ishtar en este artículo la he visto en otras páginas de la Internet representando a la deidad llamada Lilith (Lilit o Lilitu), del folclore judío, pero de origen mesopotámico.

Flavius Stilicho
Imagen de Flavius Stilicho
Desconectado
General
Redactor MHMSocio MH
Desde: 23 Ene 2011
La imagen que acompaña la descripción de la diosa Ishtar en este artículo la he visto en otras páginas de la Internet representando a la deidad llamada Lilith (Lilit o Lilitu), del folclore judío, pero de origen mesopotámico.

 Pongo un "corta y pega" de la wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/La_Reina_de_la_Noche_%28relieve%29):

       Se desconoce exactamente a que divinidad representa el relieve, se barajan tres posibilidades:

  • Lilitu, la demonia conocida en la Biblia como Lilith y que los judíos exiliados en Babilonia llevaron a su tierra de origen la creencia en esta criatura maligna, cuyo nombre, adaptado a la fonética del hebreo como לילית (Lilith), se puso en relación con la palabra parónima hebrea ליל, lil, ‘noche’.

La versión anglosajona (http://en.wikipedia.org/wiki/Burney_Relief) aporta bastante más información acerca del relieve y sus posibles atribuciones.

Galland
Imagen de Galland
Desconectado
Tribuno
ColaboradorRedactor MHM
Desde: 13 Sep 2009

Hola Gutierfa tu te estas refiriendo al famoso Chotocabras del que hace mencion en las escrituras

Isaías 34:14 lugar de que hace mención se le consideraba.

 los frecuentadores de regiones áridas tienen que encontrarse con animales aulladores, y hasta el demonio de forma de cabra llamará a su compañero. Sí, allí la chotacabras ciertamente tendrá su reposo y hallará para sí un lugar de descanso.

Yo entiendo que ese bicho es como una especie de ave (algunos pensaron en murcielagos).

La controversia sobre si Lilith es o no Ishtar viene de largo, se remonta a muchos eruditos dicen que el hebreo tomó prestado el término del antiguo sumerio y acadio, y que dicho término se deriva del nombre de un demonio mitológico femenino del aire (Lilitu). No obstante, el profesor G. R. Driver opina que la palabra hebrea (li‧líth) se deriva de una raíz que denota “toda clase de movimiento de torsión u objeto retorcido”, tal como la palabra relacionada lái‧lah (o lá‧yil), que significa “noche”, da a entender un “envolver o rodear la tierra”. Esta derivación de li‧líth —indica él— encaja con el “chotacabras”, pues esta es un ave que se alimenta por la noche y que se destaca por su vuelo rápido y de gran maniobrabilidad cuando persigue a las polillas, escarabajos u otros insectos voladores nocturnos. Según Driver, el naturalista Tristram dijo que el chotacabras era “muy activo hacia el crepúsculo, cuando se lanza al vuelo tras su alimento a gran velocidad y con giros intrincados”. (Palestine Exploration Quarterly, Londres, 1959, págs. 55, 56.)

En cuanto a la probabilidad de que esta ave viviera en la árida región de Edom, hay que decir que ciertas variedades del chotacabras habitan en lugares baldíos. El chotacabras egipcio (Caprimulgus aegyptius) vive casi exclusivamente en el desierto, en zonas de acacias y tamariscos, y busca su alimento en el crepúsculo. El chotacabras núbico (Caprimulgus nubicus) se encuentra en los bordes del desierto que separa Jericó del mar Rojo, por lo tanto, en regiones parecidas a Edom.

 

Tambien quiero aprovechar para felicitar y agradecer el articulo. Coincido con filiko en que se hace corto y deja ganas de mas, pero siendo un tema amplio y profundo con tantas derivaciones tampoco es cuestion de abarcarlo todo en un solo articulo, espero que pronto podamos delitarnos con algun buen articulo mas.

 

Un saludo.
 

Manolillo_Bilbao
Imagen de Manolillo_Bilbao
Desconectado
Patricio
ExstaffRedactor MHM
Desde: 15 Ago 2009

Pues intentaré que el "Estudiante" se anime a participar y comentar vuestras interesantes observaciones. Me dice que está muy estresado, con Curro Jiménez y el Algarrobo, pero que hará lo que pueda. ;)

Tito
Imagen de Tito
Desconectado
Consul-Coordinador
CoordinadorResponsable MHMRedactor MHMSocio MH
Desde: 15 Ago 2009

Resulta curioso casi como en la mayoría de estas religiones antiguas, un dios o diosa gobierna sobre el resto, con un confuso equilibrio entre el bien y el mal. No tienden a ser un dios bondadoso como en la religión cristiana, sino algo que está por encima del bien y el mal, el jing y el jang aunados en la divinidad suprema, muchas veces representando al propio creador. Sin embargo siempre aparecen en el panteón dos dioses poderosos, habitualmente considerados hijos del primero, enfrentados entre sí y que definen el enfrentamiento entre el bien y el mal. Seguramente un residuo aún conservado en el cristianismo en las figuras de Dios y el demonio.

Hay muchos nombres que se pueden asociar. Tal vez el más claro y más conocido sea el mito egipcio de Osiris y Seth, que presenta casos análogos en las religiones mesopotámicas.

Interesante tema.

Saludos

Galland
Imagen de Galland
Desconectado
Tribuno
ColaboradorRedactor MHM
Desde: 13 Sep 2009

Curiosa teoria Tito, pero no olvides que Dios es padre tambien del demonio (Satanas), de hecho en la biblia me parece que en el libro de sofonias lo llama hijo caido de Dios.

En el caso biblico seria un hijo que le ha salido rebelde.

Ann
Imagen de Ann
Desconectado
Legionario
Desde: 23 Dic 2010

Que curioso, justo en el mismo centro del primer mapa mostrado esta Göbleki Tepe, el primer santuario - templo conocido, que ha revolucionado el concepto de antiguedad y prehistoria humana, desplazandolo muchos años atras, y donde aparentemente se desarrollo una religion truculenta y dramatica, aunque otros indican la zona como un lugar biblico mitico: El Eden, el Paraiso.